Lo nuestro está primero

Dariela Aquique

Foto: Jorge Luis Baños

Por estos días hubo gran expectación en los cubanos.  Se celebró en La Habana el 6to.  Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), allí sus delegados puntualizarían con sus alocuciones el futuro social y económico del país.

O sea, que el mañana de los nacionales se definió por un grupo de militantes que como la reunión de los antiguos druidas, decidía que era mejor para las hordas.

Este Congreso tuvo algo distintivo con respecto a los que le antecedieron.  Y es realmente la estrategia política del actual jefe de gobierno.  Desde que asumiera el poder Raúl Castro ha manifestado reiteradas ocasiones su grandísima preocupación por regenerar (o por lo menos intentarlo) las precarias condiciones de la economía en la isla.

Es notable que nuestro presidente no se detenga en analizar, cuestionar, sugerir…, (ni ningún otro verbo), la política internacional, está definitivamente volcado en hacer política nacional y la principal manera es priorizar el sector económico y su estado emergente.

Algo sin precedente en la historia de la Revolución cubana: el gobernante asume plena y absolutamente la responsabilidad del Estado respecto a la decadencia de nuestra base económica a causa de erradas tácticas y  malas tomas de decisiones…..Aquí el bloqueo económico (que conste el que es realmente existente), fue un factor más entre tantos, no la única causa de todos nuestros males.

Hago esta paréntesis respecto al embargo económico porque se hizo una costumbre en el pasado reciente que cada cosa que andaba mal en el país tenía su origen en el dichoso bloqueo, no importaba la índole del problema podría ser social, cultural, el hecho es que la culpa estaba siempre en el mismo lugar.  Al punto que fue objeto de burla por parte  de la población.

Conferencias de economia efectuadas por todo el país.

El actual mandatario es de parcos discursos (lo que el pueblo le agradece infinitamente), más siempre se centra en las problemáticas imperiosas de la sociedad.  Convoca a todos: dirigentes y pueblos a trabajar en función de instaurar una política económica, de hacer la economía sin la que paradójicamente hemos estado viviendo todos estos años.

Un fenómeno interesante se ha estado produciendo en los últimos tiempos, un grupo de academicistas y especialistas en materia de macroeconomía han estado impartiendo conferencias en un sin número de empresas, centros y universidades para informar a la población del estado real de nuestro triste peculio.  Hacer participe de los detalles, dar cifras publicas, pero explicitadas, es algo que considero vale destacar.

¿Qué será de nuestro futuro incierto?, no sé.  Lograr rehacer nuestra economía es una titánica labor, que costará además unos cuantos años.  Lo que cuenta es la intención de intentarlo, nuevos lineamientos, búsqueda desenfrenada de alternativas son por las que apuesta la nueva dirección del Estado.

El propósito es plausible, nos resta cooperar con este empeño, concluido el Congreso.  Al menos estamos sintiendo que: lo nuestro está primero.

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.

Dariela Aquique has 266 posts and counting. See all posts by Dariela Aquique

2 thoughts on “Lo nuestro está primero

  • ver para creer!!!!!.

  • Lo importante es que de las palabras se salte a los hechos y que la cosa no se quede solo en las bonitas palabras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *