Lampedusa y el estrecho de La Florida

Dariela Aquique

Inmigrantes africanos hacia Lampedusa.
Inmigrantes africanos hacia Lampedusa.

HAVANA TIMES — En el post titulado Como emigran los cubanos, les prometí a los lectores continuar con el tema. Esta vez vamos a tomar como punto de partida, algo que hace poco menos de dos meses fue motivo de titulares en todo el mundo. Dos accidentes con víctimas fatales se registraron en las costas italianas.

El primero y más trágico de los eventos fue en Lampedusa, la más grande de las islas del archipiélago de las Pelagias en el mar Mediterráneo.

Murieron 354 personas provenientes de Libia lo que generó indignación y consternación internacional, incluido el Vaticano, desde donde el Papa Francisco expresó: … su vergüenza por el salvaje sistema que obliga a las personas a dejar sus casas en busca de una vida mejor.

Ocho días después la tragedia volvió a repetirse en el canal de Sicilia, donde según varios analistas los muertos suman 6200 en los últimos diez años. En la barcaza que se averió antes de alcanzar las costas viajaban casi 250 personas, de las cuales fueron encontrados 34 cuerpos y los otros se reportaron desaparecidos.

Según la Agencia para la Gestión y Cooperación de las fronteras exteriores de la Fronteras de la Unión Europea (Frontex), sólo en el primer semestre del 2013 fueron registrados 34 522 inmigrantes que ingresaron ilegalmente a los países de la UE.

Inmediatamente después de analizar estos datos pensé en cuanto de similitud hay entre el éxodo de africanos a Europa, y el de los cubanos a EE.UU.

En el espacio periodístico Cuba dice, que se trasmite en el Noticiero Nacional, recientemente se abordó el tema de la migración y por supuesto que no faltó el asunto del éxodo de forma ilegal.

Se ofreció un dato interesante: que hasta la fecha de editado ese material, a causa de los acuerdos migratorios de Cuba y Estados Unidos, habían sido intersectadas en alta mar, varias embarcaciones. Y se habían hecho más de 1000 devoluciones. Se dijo más de mil, pero no se precisaron cuantas.

Inmigrantes cubanos hacia la Florida
Inmigrantes cubanos hacia la Florida

El enfoque que se dio a esta problemática se centró en criticar a la Oficina de Intereses de Estados Unidos en Cuba y las pocas visas anuales que ofrece a los cubanos y también de culpar a la Ley de Ajuste Cubano, como la causa de que muchos opten por la vía de salida clandestina del país. Sin embargo, desde mi opinión, no se profundizó en el fenómeno de tráfico de persona.

Y es que actualmente en Cuba este un asunto serio y casi cotidiano. El transporte ilegal de personas es un negocio lucrativo, que muchos inescrupulosos llevan a cabo.

Yo misma, he tenido testimonio de primera mano de personas que han sido devueltos por la guardia costera norteamericana cuando los han detenido a pocos kilómetros de los cayos de la Florida. El motivo fue que las embarcaciones dejaron de funcionar y no pudieron alcanzar las costas.

Los libios que se dedican a la transportación ilegal hacia Europa meten a enormes cantidades de personas en pequeñas embarcaciones que no son aptas para la navegación, que con frecuencia se averían en medio de las travesías.

Los cubanos que hacen lo mismo aquí fabrican las embarcaciones en mangles y playas solitarias, con piezas restauradas o fabricadas artesanalmente.

De acuerdo a fuentes de la Agencia de la ONU para Refugiados (ACNUR), los viajeros que intentaban llegar a Lampedusa en la primera embarcación que salió de Libia habían pagado 1600 euros por persona, a una mafia encargada del tráfico de personas.

María Jesús Vega, vocera del organismo en España, dijo: (…) considerando que allí viajaban familias enteras, uno puede calcular que estas personas han vendido todo lo que tenían para hacer esta travesía (…)

Pues sepan ustedes que las cifran que cobran por personas para salir de forma ilegal de Cuba, oscila entre los 1000 y 1500 dólares. Teniendo en cuenta los bajos ingresos de los cubanos, deben imaginarse, que igual, a como lo analizó la señora Vega, acá también la gente en muchas ocasiones vende todo lo que tiene para pagarse estos viajes.

De cuántos africanos han muertos en las cercanías de Lampedusa, no sé la cifra exacta. De cuántos  cubanos, desde el éxodo de los balseros en la década de los 90, han muerto en las cercanías de la Florida, tampoco sé.

En ambos casos es sumamente triste comprometer todo por ir detrás de una (a veces utópica) vida mejor. No obstante muchos siguen y seguirán corriendo estos riegos.

Continuará…

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


4 thoughts on “Lampedusa y el estrecho de La Florida

  • el 14 noviembre, 2013 a las 4:06 am
    Permalink

    La culpa es de la Ley de Ajuste Cubano en Estados Unidos y la Ley de Ajuste Africano en Europa, ajajajajaj reflexion de un Fidelista…. La culpa es de la miseria que se vive en Cuba que ya esta a la par de la miseria africana… reflexion de un ser equanime

  • el 13 noviembre, 2013 a las 10:57 am
    Permalink

    Detrás de todo hay un sistema perverso que hace que si un inmigrante intenta entrar con seguridad por un aeropuerto con un pasaporte en regla lo puedan devolver inmediatamente al país de origen. Sin embargo, si ese inmigrante entra ilegalmente y con gran peligro en una de esas embarcaciones sin ningún pasaporte, entonces no existe ningún mecanismo sencillo para devolverlo a su país de origen, porque, para empezar, las autoridades no saben cuál es el país de origen.

    De ese modo se fomenta la inmigración peligrosa e ilegal porque técnicamente es la que dificulta más la devolución a los países de origen.

  • el 13 noviembre, 2013 a las 9:56 am
    Permalink

    hay algo evidente: es posible que sea “utopica” la vida mejor en “otros lugares”, lo que si es claro es que las personas huyen de la mala vida, las promesas incumplidas por años, y de la desesperanza(al menos en Cuba). Como buenos pastores los PADRES prometieron “villas y castillas”, a la buena usanza de la religión que practican: El comunismo, y que conste que ya esa ideología esta calificada como una PSEUDORELIGION, y no hicieron realmente otra cosa que repartirse durante décadas las riquezas(las que “recibian” regaladas, y las que tenia el pais), vamos; la gente se obstina de adorar a DIOSES de piedra, a oir sus predicas hipocritas, y prefieren morir en el mar a seguir viviendo las vidas de perros que estan llevando.

  • el 13 noviembre, 2013 a las 9:34 am
    Permalink

    Tengo una parienta que pagó 8000.00 dólares por ella y otros 8000.00 por su hija, para irse de Cuba en una lancha Cigarrette.

    Mi padre y hermanos se fueron por México. Tuvieron que pagar una fianza a México, que la devuelven en caso de regresar a Cuba y de otra manera se pierde. Creo que fueron 4000.00 por persona. Luego pagaron 1000.00 por cabeza al coyote y otro tanto al guardia mexicano. Sí vendieron todo lo que tenían. Pero hoy se sienten muy bien allá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *