La inocencia de los musulmanes, un chiste de mal gusto

Dariela Aquique

Foto: impre.com

HAVANA TIMES — Como apunta una célebre frase: El respeto al derecho ajeno, es la paz. Y parece estarse olvidando por muchos, quienes todo el tiempo no hacen más que irrespetar a los otros desencadenando así las discrepancias.

El pasado 21 de septiembre, fecha declarada por la Organización de Naciones Unidas el día internacional de la paz, transcurrió en medio de acciones violentas.

Muchos países del extremo Oriente, Asia Central, Oriente Medio y África, como Marruecos, Nigeria, Argelia, la India, Afganistán, Jordania, Palestina, Pakistán, Irak, Bangladesh, y Turkmenistán¸ están indignados por la película La inocencia de los musulmanes, producida en Estados Unidos, la que ha desatado grandes olas de manifestaciones de ira en el mundo musulmán.

Millares de manifestantes expresan su rechazo al filme, al que consideran una blasfemia. Los fundamentalistas del Islam, obviamente no han recibido para nada bien, las sátiras hechas a Mahoma, el predicador de Alá.

Miles de simpatizantes del movimiento Hezbolá en el Líbano han recorrido las calles para denunciar el filme estadounidense. En Yemen, fueron hace unos días incendiados cines que proyectaban la película, lo mismo pasó en Pakistán y otras regiones. Pero ha sido frente a las delegaciones diplomáticas de Estados Unidos en estos países donde más se ha hecho sentir la cólera de los islamitas.

Los militantes del movimiento chiíta, en sus marchas organizadas entonan los cánticos de Muerte a América, Francia e Israel enemigo de los musulmanes. Los franceses también son maldecidos, a causa de las caricaturas del profeta publicadas esta semana en el periódico satírico francés Charlie Hebdo.

Sudán, Túnez, Teherán, Ankara, Estambul, Yakarta, Trípoli, incluso Atenas, cualquier ciudad que tenga musulmanes será escenario de protestas, acciones de violencia y resentimientos que a la larga pueden provocar desenlaces nada felices para ciertas poblaciones, donde siempre habrá un saldo grande de vidas inocentes.

Gases lacrimógenos, heridos, muertos, es la estera de hechos desagradables que viene dejando este chiste de mal gusto de esos incognitos realizadores de la película que tanto ha molestado a los practicantes del Islam.

Profesar y practicar cualquier religión es un derecho. El absoluto respeto a las creencias, normas morales y prácticas rituales de los otros, es un buen punto de partida para lograr un poco de paz en este mundo. Y esperemos estos incidentes no tengan futuras repercusiones lamentables.

Seguir y compartir:
Pin Share


Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.

Dariela Aquique has 266 posts and counting. See all posts by Dariela Aquique

9 thoughts on “La inocencia de los musulmanes, un chiste de mal gusto

  • Existe una enorme desproporción entre la arbitraria violencia incitada y ejercida so pretexto religioso y una intrascendente película entre las miles que se producen dignas de ser catalogadas de irreverentes, irrespetuosas, blasfemas, etc, etc.
    Aceptar que una cosa tiene relación con la otra es someterse a preceptos medievales, intolerantes, sin ningún respeto por la vida. Fue solo un pretexto rebuscado para ejercer la violencia.
    Hoy es una religión mañana es una patria, a matarnos unos a los otros, pan nuestro de cada día…

  • Hola Sra. Aquique.
    Su afirmación de que la razón de los ataques son un vídeo o unas caricaturas es una falacia non sequitur -y no uso el término como ofensa, si no en su sentido literal, porque Ud. atribuye una causa desconectada al efecto.
    Primero: Vídeos y caricaturas no explotan ni queman, tampoco asesinan; esa gente es quien lo hace, con sus cerebritos lavados e inflamados por dogmas y una cultura milenaria de intolerancia violenta, y el actual antiamericanismo epidémico del tercer mundo.
    Segundo: Los islamistas planificaron este ataque para celebrar otra matanza, la del 9-11-01 -o sea ya pensaron hacerlo antes de la publicación del vídeo y las caricaturas… a menos que que Alá y Mahoma les revelaron el futuro, era imposible que ellos preparasen un “contra-ataque” de algo que no había sucedido aún.
    Tercero (y más importante): Esto ni es un hecho aislado y mucho menos espontáneo, es otro incidente de la guerra de civilizaciones, del oscurantismo contra el progreso, del salvajismo islámico contra la cultura occidental; de usar el terror para hacernos renunciar al derecho de libre expresión y todos los demás.
    ————————-
    El 11 de Septiembre de 1683, en la Batalla de Viena, los soldados de la cristiandad derrotaron a las tropas otomanas y salvaron a Europa, hasta hoy los chicos de turbante y chaleco-bomba no lo han olvidado; no es asunto de videítos o muñequitos, es odio, deseos de destruir e imponernos su oscurantismo medieval.

  • Por si no lo saben, los que están contra la religión musulmana y los que defienden sus derechos, casi 70% de los musulmanes participó en la “Revolución de los jazmines” para luchar por el progreso social. Solo un 0,01% manifestó de manera violenta debido a la llegada de la “película” (de muy mal gusto) contra Mahoma. Las cifras mienten. Cuidado con la manipulación mediática. No todos están a favor de la guerra y de las bombas (eso nos hacen creer). El mundo árabe no es tan retrasado como nos lo pintan.

  • Torcuato lo celebro… sus palabras muy sabias son…
    srta. Dariela, una cosa no puede permitir la otra,
    se comportan como salvajes matando inocentes por una moral (religiosa)
    eso no es respeto a la altísima dignidad de una religión, al dios que sea,
    además, existe algo que solo el sentido común datado a todos indica, que es la proporcionalidad.
    sabe que mataron a un embajador, y otros inocentes que nada tenían que ver con la película,
    usted no menciona eso en su artículo, su artículo que justamente podemos leer en Cuba, aquí en la patria, gracias al poquísimo y extraviado internet que aun nos queda, que gracias a DIOS si srta. es libre, para decir , para decir mas o menos lo que a todos se nos pegue la gana. INTERNET es libre.
    mire, si se dijera claramente (como a dicho un ministro en funciones paquistaní) que van a matar al realizador, y esta dando 100 000 a quien lo realice, bueno, ese es un problema a resolver entre ellos, pero no puede andar de barbaros incendiando lugares, disparando a los individuos, matando a personas protegidas internacionalmente por la inmunidad diplomática, e irrespetando los derechos humanos elementales de todas las demás personas.
    mire señorita, ninguna religión debe tener ese poder sobre la humanidad libre, libre como el internet, donde lo que si no HACE el gobierno norteamericano es censurarlo, entiende eso! y de eso se trata, de eso se trata la libertad, una religión así, o más bien, los que usan así una religión deben ser exterminados de la FAZ DE LA TIERRA en un apocalipsis forzado, si usted piensa de esa manera, y cree que están justificados, yo me permito pensar y justificarme de esta: que Israel lance toda su fuerza militar sobre estos locos, antes que estos traigan al mundo el pesar de una guerra mundial.
    usted no recuerda las torres señorita, cayendo… usted lo borró, eso paso… es un hecho. los que hicieron algo así, solo quieren traernos el mal a occidente, quieren que señoritas como usted, no puedan escribir así, ni goce de los derechos de los que disfruta en nuestras sociedades occidentales, por que Cuba, aunque tiránicamente loca, es occidental y los derechos de la mujer están bastante bien representados.
    Una anécdota, hace unos días leí un artículo de Yusimì, que también escribe para este Times, y entrevistaba a una mujer rastafarì que había ido presa por entrar desde Londres semillas de canabis para sus comunidades aquí, bueno, el punto en cuestión es que esta otra srta. decía que la iglesia católica era el mal mismo, el peor mal de la humanidad. Eso en el Medioevo le hubiera costado la hoguera, a yusimì, a la mujer rasta, y al periódico entero Habana Times, exactamente como le digo.
    Y eso, esos derechos son los que estamos defendiendo, y los que valen la pena. En cualquier país occidental podemos criticar a nuestras iglesias, ya católicas o protestante, satirizarlas, y condenar a esos curas abusadores toca niños, pedófilos verdaderos y barbaros, eso gracias a DIOS y al progreso humano, podemos hacerlo y es nuestro derecho.
    Por lo tanto, yo me siento con todo el derecho a denigrar a todas esas sectas fanáticas y abusadoras de la fe, a la política de la tierra arrasada. Como en la segunda guerra mundial se combatió contra el fascismo, hasta el final, hasta la rendición o destrucción física total del enemigo, (ver batalla de berlin), pues la vida propia (alidos, rusos también) estuvo seriamente en juego, así defiendo ahora que se haga contra este grupo de locos, y lo digo de verdad, pienso que sería sabio atacar las instalaciones de Irán, por ejemplo, ahora, a tiempo, como hicieron a Irak en su momento los israelíes, o después sería un apocalipsis. Después el riesgo de la apuesta será u apocalipsis.

    en fin, el conejito le invita a pensar seriamente en esto. O a discutirlo en cualesquiera de los foros que usted disponga.

    sin mas.
    el conejo blanco.

  • La blasfemia solo está en la mente del creyente.

    Es imposible ofender a Mahoma porque está muerto. Solo es posible ofender a los seguidores de Mahoma, que se sienten ofendidos cuando piensan que se ha ofendido a Mahoma.

    A un creyente ofendido se le hace daño; pero es un daño que solo afecta a su cerebro. Simplemente se siente mal. Pero cuando ese creyente mata a alguien para aplacar su sensación de ofensa, hace un daño mil veces mayor del que ha recibido. Porque el daño que se hace al quitar la vida es mil veces mayor del que se hace al ofender a alguien.

    Es una desproporción horrorosa asesinar al embajador del país donde se grabó la película blasfema. Ese embajador posiblemente ni siquiera sabía que esa película existía.

  • Se trata de una observación magnífica. Solo una pequeñísima minoría de musulmanes está dispuesta a usar la violencia o incluso matar cuando se sienten ofendidos por una blasfemia.

    Se trata, sin embargo, de un número muchísimo mayor del de cristianos, budistas o hinduistas dispuestos a usar la violencia o incluso matar cuando se sienten ofendidos por una blasfemia.

    Posiblemente la causa está en que el Islam, a diferencia del Cristianismo, Budismo e Hinduismo, en sus primeros años se extendió mediante la violencia; y su líder fue un caudillo militar. Nada que ver con Buda o Jesús.

  • Coincido con los que piensan que le reaccion ha sido exagerada. Coincido tambien que esta no es mas que una pelicula de muy mal gusto, de factura barrata y de ningun valor artistico, historico o cultural. Tengo colegas y amigos mususlmanes. Ellos son de la la opinion de que la pelicula, por mucho intrasendente desde todo punto de vista, ha sido usada para incendiar los sentimientos anti amiericanos. Los hechos de excesos que se han llevado a cabo no estan justificados de ninguna manera. En muchos paises musulmanes la poblacion es tambien manipulada por algunos gobiernos y por castas eclesiasticos que se sirven de su ignorancia para sacar provechos de todo tipo, economico, politico y religioso. El acseso a internet en la mayoria de esos paises es bien limitado y en otros existen tantas restricciones como en Cuba.

  • La violencia no tiene justificacion, mucho menos en respuesta a una pelicula hecha desde la libertad de expresion y que representa solamente las opiniones de los que la hicieron, no de toda una sociedad.
    A mi me parece que esos musulmanes que matan y protestan por que ofendieron a su profeta son unos extremistas y fanaticos que no entienden la libertad.
    Ya ha pasado otras veces.

  • Pienso que el derecho a la libertad de expresión debe estar por encima de la llamada “corrección política”, si hoy permitimos que se censure esa libertad por considerar blasfemo u ofensivo a una determinada religión un libro, una película o cualquier tipo de expresión, mañana tendremos que aceptar que se impida llamar a los tiranos por su nombre, pues ellos se consideran a si mismos “sagrados” e “intocables”. No en balde el gobierno cubano ha apoyado esa posición, disfrazada de “respeto a la religión musulmana” obviando que ellos mismos no respetan ningún tipo de ideas que no compartan o al menos les haga el juego, como ahora sucede con la jerarquía de la iglesia católica cubana y algunos otros “líderes” religiosos.

    Si les ofende la película, pues que no la vean, que nadie los obliga… y lo de retrógrados, intolerantes y salvajes, lo tienen bien ganado, pues una religión (o sistema de valores) basada en el asesinato del “infiel”, la práctica esclavitud de la mujer, los matrimonios de niñas de 9 o 10 años con hombres hechos y derechos, no merece otro calificativo. Si esa es la “civilización” que promueven, se entiende lo bien entonces que resulte imposible que en pleno siglo XXI podamos aceptarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.