La despedida de Chávez

Dariela Aquique

Hugo Chávez. Foto: La presidencia de Venezuela.

HAVANA TIMES — Fue sábado en la noche, y mucha gente estaba frente a los televisores viendo la telenovela brasileña. De súbito, un locutor interrumpe el capítulo y anuncia que se trasladará la señal, para transmitir en vivo una importante información desde el Palacio de Miraflores en Caracas, Venezuela.

Expectantes permanecen todos frente a las pantallas para saber de qué se trata. El presidente Hugo Chávez, junto a un grupo de altos funcionarios de su gobierno, anuncia al pueblo venezolano y al mundo que se retirará un tiempo de sus labores presidenciales por razones de salud.

Con la voz entrecortada y los ojos hinchados, da vueltas y vueltas al asunto (que evidentemente le cuesta decir).

Con esa retórica densa a la que él acostumbra. El más notable de los actuales líderes populistas latinoamericano, con el mayor pesar del mundo asume que su estado de salud no le permite ya llevar la gran responsabilidad de dirigir un país.

Dice que se asuntará por un tiempo, hasta estar restablecido. Sin embargo el subtexto, no es eso lo que indica.

Chávez le ganó al golpe de Estado, a las campañas mediática, a la oposición, pero tiene un contrincante más fuerte, al que evidentemente no le puede vencer.

La penosa enfermedad del cáncer, una de las principales causa de muerte en el mundo, está golpeando fuerte al mandatario.

Dijo que nuevas células cancerosas reaparecieron en las zonas de su cuerpo, donde habían sido extirpadas. Y que tiene que ser intervenido quirúrgicamente una vez más. Chávez regresa a Cuba, donde ha estado siendo atendido su padecimiento.

Cantó el himno y su comunicado de retiro transitorio, pareció más una despedida. Quizás su salud esté mucho más afectada, que lo que deja saber (lo que ha de ser estrategia de gobierno).

Miles de venezolanos, junto a otros miles latinoamericanos y de otros lares, hacen paradas y vigilias para orar por la salud del presidente.

Chávez, el más aventajado pupilo de Fidel Castro, a quien siempre quiso parecerse, parece que la vida le propicia seguirle los pasos a su maestro; y decirle a Dios al poder sencillamente porque su cuerpo no se lo permite.

Como dije una vez anterior, aunque no es Santo de mi devoción. Si considero que ha impulsado obras y proyectos sociales para las clases más desposeídas, que deben ser reconocidas. Y su despedida no dejó de conmoverme un poco.

 

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.

Dariela Aquique has 266 posts and counting. See all posts by Dariela Aquique

2 thoughts on “La despedida de Chávez

  • Antes que todo es un ser humano y nadie debiera alegrarse por su enfermedad,politicamente no simpatizo con el porque es eminentemente antidemocratico,pero es muy cierto,lo que UD afirma de que”Si considero que ha impulsado obras y proyectos sociales para las clases más desposeídas, que deben ser reconocidas. Y su despedida no dejó de conmoverme un poco”.Por eso gano las elecciones y las ganarias aun sin las semi-dictatoriales leyes y su contol casi absoluto sobre los poderes y los medios,porque los pobres son mucho mas que los ricios y estos ultimno sauqearon las riquezas del pais por decenios

  • hay días que pienso que cuba es una provincia de Venezuela,por que cortar la programación para poner el presidente de Venezuela dando un comunicado es algo que a mi en particular no me interesa .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *