Era de esperar

Dariela Aquique

Foto: Caridad

HAVANA TIMES, 31 ene — Expectantes, aunque escépticos, estábamos los cubanos. Se creía que en consecuencia con la política de “cambios” que se lleva a cabo en el país, la Primera Conferencia Nacional del Partido Comunista de Cuba, iba a traer propuestas reales que apuntaran a reformulaciones en la vida político-social de nuestra isla.

Después de, según ellos:… amplios debates desde la base para trazar los objetivos y las tareas que den cumplimiento a los acuerdos del VI Congreso y, especialmente, a los Lineamientos de la Política Económica y Social… Las conclusiones de la primera jornada, estuvieron a cargo del Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente del país Raúl Castro Ruz.

Decepcionante para mí, creo que para muchos, incluso de los que estaban allí alzando sus manos en señal de aprobación y completando así el pintoresco cuadro de unanimidad al que nuestros ojos están acostumbrados, fue escuchar su discurso, donde emergía desde la retórica el tono de: ¿qué esperaban?, ¡olvídenlo!

Acentuar el carácter irrevocable del modelo socialista como única opción de práctica para nuestra nación, recordar que fue la inmensa mayoría del pueblo la que votó en Referéndum para que esto quedara plasmado en nuestra Constitución (suceso este que merecería él solo un comentario y en el que no me quiero detener), hablar a estas alturas de los postulados marxista-leninistas. Y decir que el pluripartidismo hace parte de la demagógica democracia representativa, donde solo unos pocos toman las decisiones de los destinos de muchos.

Y yo me pregunto, en este último tópico, dónde está la diferencia o todavía vamos a estar argumentado nuestro curioso sistema electoral.

En sus palabras, el presidente hizo mucho hincapié en la campaña mediática y mercenaria de la llamada prensa libre, al servicio de los enemigos de la revolución, y su intención de divulgar una tergiversada imagen de la realidad nacional.

Me pregunto, ¿qué vendrá después de esto?, ¿qué métodos para combatir a la prensa alternativa, se usaran?

Por qué expresar con valentía y sin tapujos nuestra ideas, siempre en primera persona, aunque sabiendo que somos sin quererlo voz de muchos. Por qué si no arengamos a nadie a nada. Por qué si solo pedimos cambios lógicos, donde el derecho ciudadano a la libre expresión prevalezca. Por qué entonces se nos llama crápula mercenaria.

Sé bien que sí existen determinados grupos directamente financiados desde Miami, que en ocasiones promueven noticias que no le hacen justicia a la verdad y pueden colindar con lo difamatorio.

Pero no por eso el que haga prensa libre debe caer en el mismo saco. Siempre los términos usados para con todo aquel que no está de acuerdo parcial o totalmente con lo que impone el gobierno, serán agraviantes, irrespetuosos, vilipendiantes, estarán siempre cargados de animadversión.

Esto es bien palpable en los comentaristas pro-revolucionarios del sitio que nunca expresan su desacuerdo con respeto y fundamentación de su porqué, sino con imperativos, ejemplos ajenos, siempre traídos por los pelos y frases ofensivas.

Ese dogmatismo insuperable del que padecen los fundamentalistas del comunismo, da al traste con toda posibilidad de diálogo. Anulado el derecho a la réplica. Un solo Partido, un solo criterio. Una propuesta de nueva duración de los periodos de mandatos, dos consecutivos de cinco años cada uno.

Se sabe desde ya, quienes serán los elegidos y reelegidos y es más o menos el tiempo exacto que les queda de vida o de lucidez. Como diría mi abuela: Era de esperar.

 

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


21 thoughts on “Era de esperar

  • el 5 febrero, 2012 a las 12:52 pm
    Permalink

    Oye Jadiel, yo no me considero radical. En realidad si as leído lo que he escrito acá soy bastante tolerante y trato de escuchar y entender opiniones ajenas especialmente de aquellos que no están de acuerdo con lo que pienso. Luis y yo siempre estamos debatiendo. Si el que escribe acá es el mismo que escribe en el lado en Ingles.

    Hay algo de tu post que me confunde. Dices que eres inmigrante económico.
    Que deseabas algo diferente en cuba que te diera por lo menos ilusiones con que vivir etc.
    En la practica deseabas cambios políticos verdad?
    No creo que exista el verdadero inmigrante económico. Si quieres tener tu propio negocio entonces eso no es compatible con lo que se llamaba socialismo y por tanto eres también un inmigrante político.
    Si emigraste para tener tu carro y tu celular también esas cosas eran imposibles en el socialismo a menos que fueras de los de ellos.

    Yo sencillamente emigre por que quería cambios grandes en Cuba.
    Quería un sistema diferente. Donde todos podíamos expresar lo que quisiéramos aunque no estuviéramos de acuerdo. Especialmente expresar mi desacuerdo y no tener problemas. Es mucho pedir?
    Es mucho pedir decir cuando vez las cosas mal hechas?
    Es mucho pedir que no se persigan a aquellos que disienten como yo?
    No quería un gobierno que me diera ordenes pero uno que escuchara.
    Creo que los gobiernos son electos para escuchar y resolver problemas no para dar ordenes ni convencer a la gente. La mentalidad de ellos es la de que cada ciudadano es un soldado y están equivocados.
    La mentalidad de ellos es que uno tiene que ejecutar sus ordenes y en eso están también equivocados.
    Los ciudadanos deben poder escoger que destino cada uno quiere para si mismo y su familia. Eso es parte de las libertades individuales. Eso es lo que ellos no logran entender. Que los ciudadanos deben ser libres.
    Todo lo demás sale de esa libertad.

  • el 4 febrero, 2012 a las 10:35 pm
    Permalink

    Luis aunque no soy tan radical como Julio tengo que decirte algo. Yo estoy en desacuerdo con cosas de los dos sistemas sociales {socialismo – capitalismo} , y otra cosa soy del 99% tambien.
    Te digo esto porque en Cuba se nesecitan cambiar muchas cosas que son indefendibles las cuales decirlas abiertamente no te hacen traidor , ni gusano , ni vendepatrias como se a dicho en el pasado, las cuales son secretos a voces durante anos.
    En mi caso soy un emigrante economico que se fue de Cuba porque yo deseaba un espacio en el cual mi iniciativa privada se respetara y en ese tiempo no habia forma de concretarlo. Mi caso creo es el de miles de cubanos.Yo vivo en USA y como parta del 99% he pasado mis trabajos y tengo mis limitaciones, pues soy pobre en este pais, pero puedo darme lujo como pobre de tener el ultimo celular de la moda , el cual estoy pagando a plazos pero lo tengo, tengo un carro de pobre pero esta pagado ya, tengo abundante ropa para ponerme, solo gano el salario mínimo que es alrededor de los 8 dolares la hora. Con esto te digo Luis que al cubano que vive en Cuba se le debiera habrir mas el espacio en la sociedad ampliar sus ilusiones, buscar que cada dia se motive con algo que pueda alcanzar para mejorar su vida, cuando esto suceda el cubano lo pensara mil veses para dejar atras familia, hijos, iluciones en fin la vida que hasta ese momento vivio.Tal vez creas que soy un mal cubano pero no lo creo, soy un realista, pues desde la antiguedad el ser humano se a movido de lugar para mejorar su situacion economica, y el cubano Luis no es la excepción. Es hora de que en Cuba se haga algo para que los cubanos de todas la latitudes sin espiritu de revanchismo, sin resentimientos, mirando unicamente al futuro construyamos un pais prospero y con inclusión para todos, yo creo Luis que para entonces ya sin llamarnos vendepetrias ni traidores emigrara un diminuto %.

  • el 3 febrero, 2012 a las 12:39 am
    Permalink

    Era de esperar pues no sé quien de alto poder en el estado dijo que los bien intencionados, como dariela, o son ingenuos, o desinformados o confundidos.

  • el 2 febrero, 2012 a las 11:22 am
    Permalink

    Gabriel,

    Esta es una discusión un poco más compleja. Estoy de acuerdo con su definición de la legitimidad de un régimen, sin embargo no creo que sea la única. Por ejemplo, los EEUU llegó a su independencia por medios violentos y estabeleceran un régimen legítimo, a pesar de las elecciones a principio no cumplieran con el sufragio universal.

    Saludos

  • el 2 febrero, 2012 a las 4:13 am
    Permalink

    Luis,

    En ese caso Cuba es un país ultra-elitista, ya que una persona, Fidel Castro, —es decir, el 0,001% de la población— tiene mas poder que el 99,999% restante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *