El pru oriental, una singular bebida

Dariela Aquique

Venta de pru oriental.  Foto: juventudrebelde.cu
Venta de pru oriental. Foto: juventudrebelde.cu

HAVANA TIMES — Para cualquier foráneo de visita al oriente del país, la palabra pru no significa nada. Pero esto solo será hasta que algún hospitalario morador le brinde un buen vaso de esa singular bebida fermentada que forma parte de las tradiciones de este lado de la isla.

Acá donde la tierra es más caliente, es costumbre atenuar la sofocante temperatura con una pócima espumeante y sabrosa cuyos antecedentes se remontan a la emigración haitiana posterior a la Revolución. Los colonos franceses, sus esclavos y muchos negros libertos que se asentaron al este de Cuba, trajeron con ellos sus costumbres y como un exquisito regalo nos dejaron el pru.

A esta bebida hecha de raíces hay quienes le atribuyen varios poderes. ¡Que si es buena para la hipertensión, que si ayuda a las dolencias estomacales, que si cura los riñones, y hasta que algo de afrodisiaca tiene…! , dicen los más viejos.

Cuánto de cierto hay en esto, no lo sé, pero de que es sana y deliciosa, no cabe duda.

La receta original tiene como ingredientes: la raíz de china, el bejuco Ubí, el bejuco jaboncillo, jengibre, hojas de pimienta dulce, canela en rama y azúcar crudo.

Se prepara raspando la raíz de china y el bejuco Ubí o el Jaboncillo, se desmenuzan las hojas de pimienta, el jengibre, a la que se añade la canela, todo se hierve en agua y se cuela. El brebaje se coloca en un recipiente y cuando está frío se le agrega una madre que se debe dejar de la colada anterior. Se deja reposar de 12 a 24 horas y después de separar un litro para la próxima colada, se embotella y sirve bien frío. )

Como toda regla tiene su excepción, hay más de una fórmula para elaborarlo.

Por ejemplo, hay quienes le agregan el azúcar parda desde la cocción; y quienes dicen que le agrega después. Algunos recomiendan ponerlo a sol y sereno, mientras otros aseguran que al cocimiento se le debe añadir la raíz de la palma y retoños de pino. Dicen también que se puede refrescar el preparado, añadirle aguardiente de caña y bien hermetizado colocarlo bajo tierra reposando durante tres días, luego colarlo y envasarlo en frascos de cristal en los que se introducen hojas de caña santa.

Cuenta la leyenda que los colonos franceses le llamaban champán de bejuco. Otros le dicen cerveza de raíces. Pero más allá de cualquier apelativo, o sea cual sea la receta, el hecho es que el pru oriental es una rica cata que satisface al más exigente paladar.

Carteles que digan: Hay Pru o Se vende Pru, son bastante común en puertas y ventanas de las ciudades, áreas suburbanas y rurales de las provincias Granma, Guantánamo y Santiago de Cuba, principalmente.

Con los éxodos de orientales hacia la capital y a otras localidades, el pru puede ser disfrutado en muchos lugares del país, y hasta más allá. De hecho alguien me comentó en mi vista a Estados Unidos, que en algún sitio de Miami, venden pru.

Pero nunca será lo mismo, el más autóctono y suculento pru es que se hace artesanalmente acá en el Oriente de Cuba. Incluso el que es fabricado de forma industrial y expedida en varios puntos de venta estatales como las llamadas Casas del Pru, aunque tiene una buena acogida por los consumidores, no compite con el pru casero.

Así que si anda por acá por la tierra caliente y ve un cartel en cualquier ventana o en la tablilla de un timbiriche, no dude en probar el pru oriental, que es una singular bebida.

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.



6 comentarios sobre “El pru oriental, una singular bebida

  • Dariela, la primera vez que fui a Sto.Domingo me encontré que tenian este beverage que le llaman Mavi, era un agua turbia con raices fermentadas y de un sabor peculiar, parece ser que es lo mismo, uds por la proximidad a ellos son muy parecidos. El caso es que ya esa bebida la venden también embotelladas de fábricas que se especializan en este “refresco”, aunque los que saben tambien alegan que es mejor el “artesanal”, hay gente que las compra en cajas para tenerlas siempre a mano cada vez que tengan ganas de tomarlo, y si llega visita te preguntan si deseas tomarte un “mavicito”.

    Muy bueno y refrescante tu reportaje Dariela,

    Gracias.

    Respuesta
  • ¡Ah, Dariela, cómo me has hecho revivir los años de infancia que pasé en Holguín! Alli, en la Calle Prado, No. 73, tenía el gallego Pancho Paniagua su bar cafetería. Cada tarde, alrededor de las cinco, me sentaba en su barra y aquel gordo bonachón, siempre de buen humor y delantal blanco, me saludaba con una sonrisa de oreja a oreja y un “¡bienvenido, paisano!” Acto seguido me servía un vaso de pru bien frio y diez galleticas de María. Precio: cinco centavos.

    Respuesta
    • Isidro,
      Me acabo de topar con tu respuesta en el internet. Me has hecho reir y llorar al mismo tiempo. Pancho Paniagua era mi abuelo. Lo captaste en tu descripcion tal y como yo me acuerdo de el. Su nombre verdadero era Agustin Gonzalez Paniagua, nacido en el 1893 en Valladolid, Castilla la Vieja. Todos le decian “Pancho” porque el saludaba a todo el mundo con un “paisano” o “pancho” Gracias por los recuerdos.

      Respuesta
  • En realidad el nombre pru parece ser una corrupción de la palabra root (raiz)

    Respuesta
  • Yo no sé cómo se elabora pero es rico y muy refrescante es mejor comprarlo así en la calle lo pones a enfriar rápido yo enfría y te refresca hasta el alma es divino sabroso mmmmmel champarme exquisito un manjar

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Lluvia en La Habana, Cuba. Por Ana Pérez Arrieta (EUA). Cámera: Nikon D5100

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]