El mundo anda indignado

Dariela Aquique

Occupy Wall Street. Foto: Allison Herbert

HAVANA TIMES, 8 dic — Resulta alarmante el número de protestas, paradas, marchas de indignado y de ocupas que se suceden en diferentes partes del mundo. Obviamente el descontento de las masas adquiere dimensiones insospechadas.

Las noticias nacionales parecen tener intensión de enfatizar que estos fenómenos son exclusivos de las sociedades por ellos llamados con modelos –neoliberales-.

En cambio el caso de los marchistas en Bolivia, no puede decirse que sea de este tipo, ya que la práctica política-social que se lleva a cabo en este país ahora mismo, rechaza estos patrones. Han sido precisamente los indígenas los más favorecidos por las reformas de carácter progresista en la que está enfrascada la administración del también indígena Evo Morales.

Se viven momentos históricos en los que parecen no bastar a la voraces apetencias de los pueblos, de que sus voces sean oídas, más allá del desacuerdo o no que tengan con sus gobernantes.

Por años las poblaciones estuvieron sometidas a las voluntades de los regímenes, fueran de izquierda o de derecha. Pero una acentuada tendencia a protestar por todo aquello que afecte las condiciones de vida y sobre todo los derechos ciudadanos de las clases obreras empieza a hacerse sentir.

Las llamadas clases medias, que es la gran mayoría en el mundo, (porque ricos son unos pocos y sumidos en la extrema pobreza, unos pocos también si se compara con la gran cifra que no es ni una cosa, ni la otra).

Ese gran grupo de hombres y mujeres parecían haber vivido hasta hoy una vida calmada, donde bastaba llevar algo decente de comer a la mesa, calzarse, vestirse, pagar sus seguros e impuesto e ir de vacaciones a algún sitio.

La mayoría de los seres humano, vivían al margen de las políticas, de los extremos de las ideologías. Solo algunas agrupaciones progresistas convocaban a marchas o paros en protesta ante este u otro hecho.

Hoy se levantan el estudiantado en Chile por reformas en el Sistema de Educación. Los de más bajos ingresos, por las altas tasas de desempleo y subida de los impuestos en EE.UU. Los egipcios o los libios contra la dictadura que les fue impuesta. Los indígenas bolivianos por una carretera. Los europeos por mejoras sociales.

Todos son diferentes, sus causas son distintas, solo un punto en común, el derecho absoluto a manifestarse si algo no les parece bien. Mucho ha de cambiarse en cuanto a tácticas y estrategias de gobiernos, porque evidentemente el mundo anda indignado.

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


One thought on “El mundo anda indignado

  • el 11 diciembre, 2011 a las 4:11 am
    Permalink

    Pero como se puede decir esto? “Las llamadas clases medias, que es la gran mayoría en el mundo, (porque ricos son unos pocos y sumidos en la extrema pobreza, unos pocos también si se compara con la gran cifra que no es ni una cosa, ni la otra).” que gran mentira, no esciertoque las clasesmedias sean mayoria en el mundo, desde luego esa es una vision muy occidental y liberal.
    Algunas cifras propuestas por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo:
    Más de mil millones de seres humanos viven con menos de un dólar por día.
    2.800 millones de personas, es decir, cerca de la mitad de la población mundial, viven con menos de 2 dólares por día.
    448 millones de niños sufren de bajo peso.
    876 millones de adultos son analfabetos, de los cuales dos terceras partes son mujeres.
    Cada día, 30.000 niños menores de cinco años mueren de enfermedades que podrían haber sido evitadas.
    Más de mil millones de personas no tienen acceso al agua potable.
    El 20% de la población mundial posee el 90% de las riquezas.

    Esto noes clase media, la mayoria en el planeta es esta en la precariedadmas absoluta,a nivelde supervivencia, por debajo de la linea de la pobreza, no confundas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *