El cubano vive a plazos

Dariela Aquique

Foto: Edwin Wiebe

Cada mensualidad el bendito día del cobro, cuando los trabajadores reciben el pago de sus salarios, los embarga una dualidad de conmociones:

-¡Qué alegría, hemos cobrado nuestros sueldos!

-¡Qué horror, mañana estaré de nuevo sin un céntimo!

Trabajar diariamente por espacio de un mes y cuando llega la fecha esperada, la de la retribución monetaria, saber que hay dos o tres formas de acabar con ella en apenas unas horas.

La primera es si pasas por el agromercado o por los mercados de alimentos variados, allí los precios son tan alarmantes.  Pero impera una ley de prioridad: la sacra alimentación.

Los montos a los que ascienden una libra de carne de cerdo o de ovejo (porque recordemos que acá la res es tan sagrada como en la India) son irrisorios, si la proteína que llevarás a la mesa un día es equivalente a una jornada para muchos; e incluso a veces más que eso para algunos, ¿qué ha de quedar para los también pavorosos importes de viandas y hortalizas?

En estos sitios tendrás que pagar en efectivo y al instante, verás como en apenas unos kilogramos de productos se mutila tu estipendio laboral.  Si la mercancía que necesitas es de otra índole como el aseo personal, la ropa o el calzado, habrá de hacerse la conversión en moneda convertible para comprar en las tiendas en divisas e igualmente cercenas tu paga.

Esa paga que te costó levantarte bien temprano en la mañana, hacer malabares para alcanzar un lugar en el ómnibus o en cualquier transporte que te lleve a tu puesto de trabajo.

Pero se estila ahora como una forma de ayuda a la oferta y la demanda en el mercado negro, el aliviante:

– Te lo pago a plazos.

La gente adquiere asimismo un vestido, un juego de cosméticos, una cartera o un televisor.  Contraer la deuda con el vendedor, el que habrá de aceptar como garantía la palabra empeñada.  Se pagará una entrada de dinero y luego se irá liquidando lo obtenido de cobro en cobro según el precio de la mercancía.

Te lo pago a plazos, es la manera de que muchos padres cubran las necesidades de artículos o prendas personales de ellos o de sus hijos.  Por eso muchas veces escuchas expresiones como:

-Cobré, pero debía el salario entero.

Es así que los trabajadores resuelven el problema inmediato por uno a mediano plazo, el quedarse a penas con dinero para todo un mes que parecerá insoportablemente largo.  Hasta que vuelve a llegar el anhelado día, el cubano de a pie (esa gran mayoría) vive a plazos.

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


7 thoughts on “El cubano vive a plazos

  • el 21 noviembre, 2011 a las 4:49 am
    Permalink

    Revolucion Energetica??? o excecedente “Hecho en China??

  • el 21 noviembre, 2011 a las 2:40 am
    Permalink

    sabias palabras hermano!!….

  • el 11 noviembre, 2011 a las 2:38 pm
    Permalink

    Eso de faltas en lo humano y que Cuba es un paraíso humanitario es un cliché. Estoy seguro que en Canadá hay colegios públicos, que no son pagos. Igual con las Universidades. Yo ahora acá en Brasil conozco mucha gente que estudió en escuelas y Universidades públicas y no son menos por eso. Igual con lo de los plazos. Mucha gente que no tiene cartón de crédito y paga todo en débito, además que cuando compras a plazos en el de crédito muchas veces hay un plan de financiamiento que no pagas intereses. Claro, cuando pagas en menos meses.
    Y recuerden que en Cuba todos esos mecanismos existen, solo que se aplican solamente cuando el gobierno quiere. Mis abuelos pagaron su casa a plazos, se la pagaron al Banco Nacional de Cuba, terminaron de pagar en los ochenta y recibieron su propiedad del Banco, no del gobierno. Es decir, nadie le regaló la casa, como se acostumbra a decir por ahí. Y la electricidad, el agua, teléfono, todo eso es pagado en Cuba también. Claro, nominalmente los preciso son menores, pero también los salarios de los obreros de la Compañía de Electricidad, Agua, Alcantarillado, etc, son menores que en otro país, y los salarios son muchas veces la parte más importante en la formación del precio de costo de un servicio. Ahora compara, si en Cuba pagas digamos 100 pesos de luz de un salario vamos a poner de un Profesor Universitario, 700 pesos, es como el 15%, y ahora imagina la persona que cobra salario mínimo, 250 pesos, y sólo con el refrigerador y el ventilador gasta 50 pesos de luz, 20%. Y que no se te olvide que cuando cambiaron los refrigeradores todas las familias quedaron endeudadas, y con intereses, y no tasó el refrigerados viejo (que se lo llevaron), para descontarlo del precio del nuevo. En Cuba todo es dinero también. En Cuba lo más barato es la fuerza de trabajo.

  • el 6 noviembre, 2011 a las 8:17 am
    Permalink

    En los paises capitalistas esta realidad es peor, todo es una deuda, empesando por tu casa, gente vive una vida pagando y con altos intereses. Yo recien termine de pagar mi carrera universitaria, empeze a pagar en 1998 y recien termine 2011. Yo tengo mellizos, 3 anos, y me cuesta 2,500 dolares Canadienses mandarlos al colegio, eso en Cuba es gratis no? Eso es mi salario, osea si los mando a un colegio infantil, me cuesta todo mi salario completo!!!! Ningun pais es perfecto pero APRECIEN lo q’ tienen en Cuba, los paises desarrollados todo es DINERO, todo cuesta. La gente es mas fria, si somos paises desarrollados, pero en lo humano nos falta mucho, en lo humano Cuba es muy avansado/ Aprecienlo!!!!

  • el 5 noviembre, 2011 a las 6:00 am
    Permalink

    Pero como me “decian” en Cuba,”sociedad de consumo”,un dia me dije ,voy a comprarme una computadora,crei que me “conectaba” al mundo,al lado del edificio,donde vivia ,habai un “lotto”,es decir la loteria,y la senora me conocia,sabia que era cubano,pero ella tenia un servicio con OTTO,es decir “catalogo”
    Le pedi la computadora,costaba 800 euros,le dije a “plazo”,me dijo es OK!..al final me costo casi 1000 euros,
    Ya sabes los “intereses”del credito y de pagar a “plazos”….ya tiempo,pero fijate que te estoy escribiendo!
    Besos !con sabor a Cuba”

  • el 4 noviembre, 2011 a las 7:41 pm
    Permalink

    La giraldilla tiene razon,los “catalogos” de ropas,zapatos,electrodomesticos,etc etc,los puedes “pagar” a plazos,claro si te lo “aceptan”,tambien el “status”que tienes,en tu “pasaporte”,,hace unos dias una amiga queria comprarse una “computadora”,es africana,y me pidio que le serviera como “traductor”,le pidieron el “pasaporte”,le faltaba 6 meses para que su “residencia”en Alemania,caducara,le negaron,la compra,,no habia

    Pero pienso,que la vida es como a “plazo”,hoy estas aca manana en otro lado,,y asi !!

  • el 4 noviembre, 2011 a las 10:51 am
    Permalink

    En el “rico ” occidente pasa igual, se vive a plazos, no cuando compras ropa o comida pero si cuando compras un electrodomestico y los salarios no duran para nada como lo cojes se te van sin contar que todos los meses hay que pagar luz, agua y demas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *