Con lo que nada nos cuesta…

Dariela Aquique

Calle de Santiago de Cuba. Foto: sierramaestra.cu

Cuando escribí la entrada Nada es perfecto,  el objetivo solo era reseñar ciertas actitudes recriminables de jóvenes con el cuidado de lugares creados para el disfrute y esparcimiento públicos.  Un amigo me hacía la recomendación de no dejarlo en nada más referir el hecho localista y me decía cosas como estas:

…una juventud sin oportunidades concretas en el presente, ni en el futuro, (…) en cualquier ciudad del mundo, no se sienten identificados con tales renovaciones.   Su protesta no organizada, en la mayoría de los casos, es hacer grafiti y otros vandalismos que de una forma u otra demuestra que ellos no fueron consultados ni tomados en cuenta en las decisiones de cómo invertir la plata…

Vi aquí de inmediato el tema para un nuevo comentario.  La juventud cubana tiene características muy puntuales, que le hacen diferenciarse del resto de las juventudes del mundo.  A contraste de otras sociedades donde los jóvenes o cualquier otro grupo se manifiesta vandálicamente en forma de reprobación ante un o algunos hechos concretos.

No creo que los móviles nacionales transiten por estos niveles de concientización.  Por el contrario, podría traducirse más bien en una expresión de distanciamiento.  No puede decirse que la juventud no tenga oportunidades, las tiene en términos de posibilidad y acceso a la enseñanza, la juventud cubana carece de posibilidades económicas.

Aunque ahora mismo estemos en presencia de un naciente grupo con mejores niveles de vida que otros.  Lo que marca determinadas diferencias sociales, pero esto no es un fenómeno a gran escala, como para que estas disparidades sean absolutamente notables.

No creo que exista acá un nivel de exclusión tal, como para que hayan lugares que sean vistos solo para unos y otros no.  Creo que este tipo de actitudes son el resultado de un desapego a lo que ellos consideran no les pertenece.  Si alguien les llama la atención, tendría por respuesta: …esto no es tuyo, ni mío tampoco…

La gran mayoría de los lugares aquí no son privados, la propiedad social hace que sea de todos y finalmente de nadie.  Esto puede constatarse muy bien en la preservación de los locales privados, donde el dueño velará celosamente por el cuidado de estos y no permitirá el acceso a los pillos mal portados.

Considero que es ausencia de leyes y reglamentos que puestos en práctica prohíban o sancionen estas acciones.  Que es mala educación formal que empieza en la casa y termina en la escuela.  Opino que es huella de manifestaciones de incultura, resultados de la vagancia, de las no existentes reglas de urbanidad, a las que he hecho referencia en más de una ocasión.

La educación cubana instruye, pero no educa, hace gentes con cierta información cultural, pero no cultas.  Lograr esto es una decisión personal, la que depende del contexto, claro está, y de las que yo al menos no tengo las respuestas.  O como diría mi abuela: con lo que nada nos cuesta…

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


One thought on “Con lo que nada nos cuesta…

  • el 15 agosto, 2011 a las 10:14 pm
    Permalink

    Por aca se le llaman “cultura subterranea”,los jovenes pintan las paredes,de cualquier edificio,y como te decia los trenes,guaguas metros…todo lo que pueda ser pintado ..con graftis,pero me pregunto,si tienen o no oportunidades?creo que si la tienen,pero es el “inconformismo”,es lo mismo en las escuelas de Berlin,se debate el uso del uniforme ,porque hay niños que usan ropas de marcas,adidas nike,etc..otros no ,lo que conlleva la “burla”..ese niño que no puede usar ropas y zapatos de “marca” crece con ese “sentimiento” de “inconformidad”que son las mayorias,la juventud cubana carece de posibilidades economicas? creo que casi en todo el mundo tambien..pero aqui en alemania ..pueden trabajar..hay una regulacion de 5 o 6 horas,principalmente en la gastronomia..muchos lo ejercen,tambien tiene que ver con la “voluntad” de los jovenes..y la cultura en sus casas…la educacion que le han dado sus padres o la familia..pero la juventud..mira “las diferencias”no de clases ..pero si de “oportunidades”..unos llegan a la Universidades otros no..sin saber que todos no tienen la misma “capacidad” intelectual…y eso marca la diferencia….

    La educacion Cubana !! Dariela..es reconocida, principalmente en Latinoamerica,sabias que en Alemania,hay 4,millones de analfabetos??o que tienen dificultades para leer y escribir?segun un comercial en la TV..es el primer mundo,pero es peor cuando eres un Joven emigrado….sin saber el idioma,sin saber de la cultura del pais,es posible que en su pais de origen sea ingeniero,al llegar al nuevo tenga que lavar platos en un restaurante..o limpiar escaleras de ahi viene el “incoformismo”..hay muchos que para “olvidar” se vuelven drogadictos o alcoholicos…por lo menos veo programas que tiene el Estado aleman para los jovenes..hay muchos..de ahi ,viene que si los jovenes la tomen o no…que falla??El “bienestar social”?…es algo “incomprensible! la verdad..saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *