Allá también pasa

Dariela Aquique

Aquí comenzó y terminó mi viaje de 3 meses a EE.UU.  Foto: wikipedia.org
Aquí comenzó y terminó mi viaje de 3 meses a EE.UU. Foto: wikipedia.org

HAVANA TIMES — Les confieso a mis lectores habituales que tenía muchas ganas de volver a escribir. Después de tres meses de unas casi involuntarias vacaciones, extrañaba las frecuentes polémicas entre los comentaristas, sean fanes o detractores.

Hace apenas tres días regresé de los Estados Unidos, “la tierra de la oportunidades” y “el sueño americano”. Allá llegué invitada por Ted Henken a presentar mi ponencia en la 24ta Conferencia de la Asociación de Estudios de la Economía Cubana (ASCE).

Expectante iba yo de muchas cosas, pero en primer lugar del mega-aeropuerto internacional de Miami del que tanto me habían hablado. Aquel recinto inmenso, lleno de terminales, pasillos, salas de estar, restaurantes, cafeterías, pasarelas y escaleras eléctricas, ascensores y trenes automáticos; saturado de gentes de muchas latitudes tomando diferentes direcciones o inmersos en el delirante ciberespacio, conectados por sus laptops, móviles o tablets, mientras aguardan la salida de un avión.

Por allí comenzó mi visita, y por allí terminó. Pero voy a contarles en capítulos y en retrospectiva.

Mi regreso a casa:

Llegué al aeropuerto a las 3 y tanto de la mañana, porque el boleto aclaraba que debía chequearse el vuelo cuatro horas antes de despegar. La hora consignada para la salida era las 8:00 a.m.

Ya había tenido sorprendentes impresiones durante mi estadía, pero nunca son demasiadas, cuando el que lleva los carritos para equipaje de la puerta de entrada a la mesa de chequeo, te pide la propina de forma desesperada y con una buena dosis de exigencia. Esto se completa cuando te das cuenta que todo el personal que te atiende habla español (muy a lo cubano); y que alguien, no se sabe quién (nunca se supo), dice de pronto que:…el avión no va a estar listo, y por lo tanto su salida queda programada para las 1:00 p.m.

Waiting.
Waiting.

El desconcierto y las quejas no se hacen esperar, para contrarrestar la molestia, a cada pasajero le dan un cheque por valor de 10 dólares para desayunar en el Subway, después de las 8 de la mañana. Algunos que viven cerca deciden irse a casa y regresar una hora antes de volar. Los que como yo, no tenían otra opción, decidimos esperar aquellas nueve horas y pasar a la indicada puerta de salida: F-14.

A la hora y media de estar allí, alguien anunció por el audio, que el vuelo 1751 Miami-Santiago de Cuba, sí saldría a su hora, 8 de la mañana, pero por la puerta F-3.Y contentos con no tener que esperar, allá nos dirigimos los viajantes.

Pero los de la aerolínea tenían que contactar a los que se habían ido porque sin ellos el avión no podía despegar, a riesgo de una demanda. Gestión que no con todos fue lograda, por lo que finalmente el vuelo salió a las 12:00 m, cuando llegaron dos últimos pasajeros que se habían ido a descansar.

Solo unas vagas disculpas mediaron entre la errada información con la que nadie se responsabilizó y nuestro valioso tiempo perdido en una de las tantas salas del mega-aeropuerto internacional de Miami. Nunca nos dieron ni agua y el cheque de comida no sirvió porque solo era para el Subway, que estaba fuera del área de abordar.

Imágenes desoladoras de una sala de espera, y hasta uno que otro comentario, de:…parece mentira, ni que estuviéramos en Cuba…Ahí tienen la foto, allá también pasa.

Continuara…

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


22 thoughts on “Allá también pasa

  • el 29 septiembre, 2014 a las 4:16 pm
    Permalink

    Socita, mira la forma en que tienes a tu público lector, “¡te extrañaban! coño, como si no hubieran jamado en buen rato”…

  • el 29 septiembre, 2014 a las 8:16 am
    Permalink

    No yoyo, peor que uno de cubanos e italianos uno lleno de rusos, jejeje.

  • el 28 septiembre, 2014 a las 3:10 am
    Permalink

    Amigos, hay que tener en cuenta que la esencia humana no cambia con la latitud, pueden cambiar las formas tecnologicamente dependientes, pero el error humano, las formas de comportamiento ante las presiones, los fallos, etc…existen en cualquier sistema con idependencia del desarrollo que tengan. existen muchisimas variables que inciden de una u otra forma en los fallos.
    Sin embargo, recordemos que el hombre piensa como vive, en Cuba, desafortunadamente los fallos son miles de veces más grandes, porque la gente está centrada en resolver sus problemas económicos y como consecuencia, la mayoría de los servicios son malatendidos y los clientes son comunmente maltratados . He ahí la diferencia.

  • el 27 septiembre, 2014 a las 10:46 pm
    Permalink

    Eduardo asere, y cuando me publicaran en Granma digital mis opiniones?

  • el 27 septiembre, 2014 a las 5:23 pm
    Permalink

    Sera que alla tambien pasa porque esta lleno de Cubanos?

  • el 26 septiembre, 2014 a las 6:59 am
    Permalink

    Sucede que en todos los lados “cuecen habas”. Alli también ocurren estos desatinos y sin derecho a reclamación, aunque es raro esto último, salvo que el proceso de abogados y pleitos puede costar más caro que la misma indemnización, si la hubiera!!!
    Pero, y aquí, qué?
    No hay acaso mayor estafa que la que se comete en el aeropuerto a los que van a viajar fuera del país y cobrarles 25.00 CUC sólo por estar dentro del recinto? Esto es como una multa adicional al viaje, porque ademas de los 100 CUC que cuesta el pasaporte, el costo del viaje en cualquier aerolínea, tambien la estafa-impuesto de 25.00 CUC por la estancia en el aeropuerto!!!
    Esos 25.00 CUC equivalen a 625.00 pesos en Moneda Naciona, que es en la que se pagan los sueldos en mi país. Entonces, la sola presencia en el recinto de la Terminal No. 3 cuesta más que el sueldo promedio de un mes de un cubano.
    Si esto no es estafa, entonces y adicionalmente sólo puede ser un ABUSO gubernamental contra la población cubana!!!

  • el 26 septiembre, 2014 a las 6:26 am
    Permalink

    ¡Memorias del subdesarrollo!

    Desde Europa y hacia Cuba, solo he tenido malas experiencias con Iberia. Las azafatas gallegas tienen tan malas pulgas que tal parece que Cuba sea un destino de castigo. Y si protestas poco falta para que te den dos galletas, abran la puerta y te tiren del avión en medio del atlántico.

    Por lo demás, peor que un avión lleno de cubanos, es uno lleno de italianos. Ahí cualquier cosa puede pasar.

    Leyendo estas cosas me doy cuenta que cada vez tengo menos que ver con esa isla.

  • el 25 septiembre, 2014 a las 12:34 am
    Permalink

    Jajaaa, jorgealejandro, mira que tu estas pisándole los talones al mas viajador,,, desde que pisaste tierras de libertad, no te pierdes un chancecito para viajar!. Estas making-up por todo el tiempo perdido. Me alegro.

  • el 25 septiembre, 2014 a las 12:17 am
    Permalink

    Jaaaa, solo quería que le pusieras los punticos a las íes, con tus historias que me encantan.

  • el 24 septiembre, 2014 a las 8:34 pm
    Permalink

    Jajajaaaaaaaajaja ja ja
    Me cogiste pal circulo de estudio, Miranda.

    Bueno en mi caso, una vez yo venia de vuelta y el avion estaba sobrevendido (eso es normal, ellos sobrevenden porque siempre alguien falta y es perdida una silla vacia) Entonces a los que llegabamos nos daban la opcion de dejar la reserva y pasar una noche en la.ciudad con hotel pagado por la aerolinea y tomar el primero del siguiente dia o irnos en el reservado.

  • el 24 septiembre, 2014 a las 5:55 pm
    Permalink

    Efectivamente, aqui pasa; pero pasa con los vuelos charter que contratan para los vuelos a Cuba. En las lineas aereas regulares es una excepcion de la regla. Y el trato a los pasajeros afectados es totalmente distinto. Miranda dice cosas totalmente ciertas que yo, que no he viajado tanto como ella he podido comprobar.

    Es bueno hacer notar que en el aropuerto de Miami, la gente no tiene que esperar fuera a los viajeros que llegan, sino que sobra espacio donde sentarse, comer, comprar y hasta ponerse a beber un cafe o un buen traguito dentro del aeropuerto, no como pasa en Cuba, donde el ganado tiene que esperar a como sea fuera del recinto.

    Me resulta raro que la autora, que se paso meses con su familia, no haya tenido ni para comprarse un sandwich; y tenga que lamentarse de no poder usar el voucher de los 10 dolares, con la cantidad de restauantes y cafeterias que hay en la seccion de salidas, porque realmente hay para escoger. Sin contar las bebidas y golosinas que hay en varias tiendas.

    Nada, parece que la muchacha pasa por alto que muchos, si no todos los que escribimos aqui, hemos salido desde ese aeropuerto, ya sea para Cuba o para donde sea.

  • el 24 septiembre, 2014 a las 5:30 pm
    Permalink

    En primera instancia, la responsabilidad de la mala información corresponde a la linea aérea o a la agencia de viajes y no al gobierno de usa mucho menos a esa nación.
    Ya me imagino a los pasajeros de Cubana del vuelo Habana-Nueva Gerona alegres celebrando el atraso de un vuelo en caso de que esa empresa propiedad del gobierno de Cuba les brindara la asistencia con 10 cuc.

  • el 24 septiembre, 2014 a las 4:20 pm
    Permalink

    Muy bien dicho estimado Pepe Pan.
    Completamente de acuerdo con usted.

  • el 24 septiembre, 2014 a las 12:42 pm
    Permalink

    No es el caso de que sean malagradecidos, sino que son como locos.

    Primero, no me voy a poner a contar ni las veces que he viajado, ni en los aeropuertos que he estado, lo que si puedo contar, es que JAMAS a mi un maletero me ha pedido propina, y mucho menos “desesperadamente”.

    Segundo, si la aerolínea es “rentada” por el gobierno para sus vuelos de “va y viene” a Cuba, todos los inconvenientes que puedan pasar son responsabilidad, de una aerolínea que hace negocios con la dictadura y que sabe que con uds “no hay problem”, o sea a “ese ganado cubano” lo puedes dejar esperando 10hrs que ellos están acostumbrados a eso, y ese avión muy bien pudo darse el lujo de cubrir cualquier emergencia de momento que haya ocurrido con otro vuelo y usar el avión por ejemplo para un vuelo a Méjico lleno de pasajeros y ganarse unos cuantos miles de dólares, sin ningún problema. Porque Dariela cuando se le causa este tipo de “inconveniencias” al pasajero, a no ser por cuestiones meteorologicas, te dan hasta un vuelo gratis de recompensa, y no un voucher para un subway que lo que vale son cinco dólares.

    Por lo demás, creo que es insolente poner “esas foticos”, como para demostrar el agravio de esos pasajeros varados, habrá que preguntarle a mi estimada [email protected] si era mas humano la espera de Ella bajo las estrellas en un terraplén, para poderse montar en un camión y poder llegar a su casa.

    La verdad que uds ya no saben que decir para arrancarle la tira del pellejo a Miami. Espero que además de ese martirio de tres meses que tuviste que pasar involuntariamente, hayas aprendido lo que hay que aprender para poder enderezar la torcida economía de tu país, que ya van por la conferencia numero 24, y lo que se ve es, que No han aprendido Ni-co.

  • el 24 septiembre, 2014 a las 12:18 pm
    Permalink

    Freud lo mismo pasa en los vuelos directos de Quito a La Habana. Son como 4 horas de vuelo y no ofertan bebidas alcohólicas, ni vídeos a pesar que el avión tiene todas las comodidades de un vuelo internacional. Cuando me queje a una aereomosa me dijo sin pudor que habían retirado los servicios porque los cubanos eran unos indisciplinados. Me quede sin habla ante la cruda respuesta.

    Durante el vuelo me di cuenta que tenia razon. Aquello parecía una guagua a las 5 pm, gente gritando, caminando, borrachera y hasta fumando en el baño. A este último lo amenazaron con esposarlo si no apagaba en cigarro. El hombre nuevo haciendo gala de sus valores al máximo. Nunca sentí tanta vergüenza ajena en mi vida.

  • el 24 septiembre, 2014 a las 11:03 am
    Permalink

    Mi comentario no irrespeta, a Vd obviamente le ofende lo que no comparte.

    Cuando Vd tenga un diario podrá convertirlo en otro boletín castrista y censurar según su voluntad, igual le dan jabita. Mientras tanto, este es un medio independiente, así que agua(ntarse), para escuchar papagayos ya está el Granma.

    Y nada de “tal”, Pepe Pan con todas las letras, que no son menos que las de su “EDUARDO”.

    ¡Gracias Fidel!

  • el 24 septiembre, 2014 a las 10:25 am
    Permalink

    …..otro forista que se atreve a cometer el error de escribir algo parecido a una critica sobre el paraiso….porque los cubanos de la isla son tan malagradecidos???…se les da la oportunidad,el privilegio, de viajar al pais de las maravillas y se atreven ,en su ignorancia y primitivismo,a comentar que algo no les gusto???…lo que hay que ver….un tema aparte…como comentarios tan vulgares e irrespetuosos como el del tal “pepe pan” pueden pasar por el “pendiente de moderacion”???…porque unas veces la moderacion es mas relajada y otras veces es mas estricta???…

  • el 24 septiembre, 2014 a las 9:26 am
    Permalink

    ¿La obligaron a entrar a la “sala de abordar” a esa hora? No, Vd entró porque quiso, pudo haberse quedado fuera, en el “área de chequeo” y comerse su bocadito del Subway, o ponerse a llevar maletas y con las propinas comer en un restaurante. O haberse ido a la ciudad a pasear. ¿Y quién le dijo que llevarle las maletas es gratis? Tampoco es obligatorio, puede cargarlas Vd misma. En definitiva, la culpa es de su propia ignorancia, no responsabilice a los demás de sus meteduras de pata.

    Se va tres meses a Miami, primera vez que sale de Cuba y lo más relevante del viaje son sus “aventuras” en el aeropuerto, producto de su propia ignorancia. Como dijo alguien: si se la meten grita, si se la sacan llora.

    ¡Gracias Fidel!

  • el 24 septiembre, 2014 a las 9:16 am
    Permalink

    Lo que no explica Dariela y no se con que intension es que todo eso que escribe es sobre los vuelos a Cuba, controlados por Cuba y las agencias de charters y pasajes, es como decir que hasta el relajo y el desorden lo han traido los cubanos para Miami. Eso es muy raro de ver en uno de los cientos de vuelos regulares que salen a diario de Miami y no se comio el Sub por no querer caminar, pues muy bien podia salir del area de seguridad, comer y volver a entrar. Yo lo que me pregunto: por que tanta fijacion con Todo lo que sea Miami y el exilio?

  • el 24 septiembre, 2014 a las 8:40 am
    Permalink

    Yo he viajado a Cuba desde Europa, desde Centroamerica y suramerica y desde norteamerica…… y los vuelos a Cuba suelen tener frecuentes contratiempos…. no se a que se debe eso….. y si son los vuelos que vienen de Cuba a cualquier lugar de los antes mencionados pues es peor aun…… sin embargo no puedo decir lo mismo de vuelos a otros paises….. vaya no es que nunca haya contratiempos pero no lo seguido que pasa con los vuelos a Cuba…… por otra parte la delicadeza de ofrecer escusas acompañadas de descuentos, comidas y hasta hoteles es responsabilidad de la linea aerea y al parecer las lineas aereas que viajan a Cuba desde USA se han contagiado del desprecio que sienten los funcionarios castristas por los emigrados y comparten la actitud de maltrato que estos asumen con los emigrados……. claro que a veces dentro de esos emigrados se cuela uno que no es emigrado y coge palos tambien…….. cunado eso me ha pasado con alguna linea aerea en viaje desde Europa a Cuba siempre me han enviado un cheque de descuento por correo a casa ….. en una ocacion me hospedaron en un Melia en Varadero por un dia…… pero eso no pasa con las lineas aereas que operan desde Miami a Cuba…………. castigo para apatridas?????….. vaya usted a saber.

  • el 24 septiembre, 2014 a las 7:02 am
    Permalink

    Ya quisiera yo que te pasada eso en Cuba a ver si te iban a dar un cheque para el DiTú…

    Y si otras personas fueron a sus casas, ¿que impedia ir al Subway fauera del area de abordar?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *