Agradecidos como un perro

Dariela Aquique

Rafael Alcides Pérez es un escritor matancero de cuyos excelentes textos suelo acordarme con frecuencia por lo sugerente de los mismos. Llamó mucho mi atención el título de uno de sus poemarios: “Agradecido como un perro” y fue exactamente este el que acudió a mi memoria al escuchar:

– ¡Ya te leíste las nuevas resoluciones de Vivienda!
– ¡Oye ya puedes vender tu casa!
– ¡Vender las casas ya no es ilegal…!

Son estas entre tantas las expresiones de la población cubana en la calle, por estos días donde nuevas normativas y resoluciones a la ley de la Vivienda, salen a la luz pública.

Después de acuerdos tomados en el pasado 6to. Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), celebrado en La Habana en el mes de abril, por fin van a poder los nacionales disponer de sus propiedades sin que con esto incurran en infracciones legales.

Lo notable del caso es que la gente se muestra gratificada con el hecho de que sus legados les sean reconocidos, después de un inmenso periodo donde estos sin razón lógica les habían sido negados. A fuerza de la costumbre como han vivido bajo la ignorancia absoluta de sus derechos, ahora de pronto que el Estado decida permitirles lo que les es propio como un obsequio..

Acápites absurdos han regido el derecho civil en Cuba, por ejemplo: alquilar o vender el domicilio de su propiedad, el primero fue legalizado hace algunos años, para nacionales y extranjeros, el segundo empieza a hacerse posible. Otros tan irracionales como la entrada a Hoteles y Centros destinados al turismo extranjero, lo que también hace algún tiempo han sido permisibles.

Restan aún muchos derechos por ser retribuidos como la venta y traspaso de propiedades de autos, motos, contratos de telefonía, acceso a internet o el derecho a viajar a cualquier parte del mundo si se cuenta con los presupuestos económicos, sin que medien cartas de invitación, matrimonios falsos u otro tipo de trámite burocrático obsoleto. Menos crueles, claro, que tener que recurrir como muchos a la salida ilegal, que tantas vidas humanas ya costó a la nación.

Es bueno sin embargo que el gobierno suprima tantas prohibiciones, aunque demoradas en el tiempo, el que ha sido largo para muchos. Como me diría un buen amigo hace unos días: …son prudentes los cambios para mejorar la vida de los cubanos, medio siglo para un país es poco tiempo, pero en la vida de los hombres, es demasiado, a veces toda su vida…

Aceptemos entonces con consentimiento estas nuevas medidas, pero con refrendo, no con gracias. Ante el derecho propio no hay gratitudes, podríamos parecer agradecidos como un perro.

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


4 thoughts on “Agradecidos como un perro

  • el 26 julio, 2011 a las 6:52 am
    Permalink

    Dariela “las Prohibiciones”?siempre existen,es igual en que pais…..en muchos Foros,los Cubanos “reclaman” el “derecho de viajar”,es posible que tenga el dinero,para “cubrirse” el viaje??…pero te preguntas,si te daran una “visa”…para Europa …quizas EEUU??…..como?? saludos!!

    Paseas por Berlin!…hay un semaforo para Peatones,tienes que “esperar”?….creo que te “prohiben”…seguir caminando!!…no me gusta …Espera!? a veces cruzo la calle con el Semaforo en Rojo…los autos se “paran”
    Solo levanto la mano derecha..!! signo de Gracias!!?…
    ….bueno me voy a la calle,tengo como hambre….Luismi no te conozco,como te escribia,pero eres como un “maja” eres,!…siempre te cmabias el “nombre”….un saludo …y abrazo con “sabor” a Cuba!!

  • el 26 julio, 2011 a las 6:39 am
    Permalink

    A mi amigo Luismi….siempre me rio,cuando te “cambias” el nombre,ayer era El “Burocrata”,pero eres,Genial!..te felicito!!….bueno tu comentario!!……..me gusto!…a Charlene…….creo que la vida ,es una “pesadilla”….de sencilla no tiene nada!!….no se le puede hacer “mas sencilla”? porque no cabe!!
    Dariela,aunque viva en el “primer mundo”? la gente por “naturaleza”….se “deja” llevar”” Medios de Comunicacion,teoria de lo “subliminal”…radio ,TV…internet…..las noticias,que a veces son “falsas”,
    Hace unos dias lei en internert,que Maradona habia “muerto” en un accidente,leyendo Cubadebate,
    Me entero que estaba en Cuba,”visitando” a Chavez…salieron Fotos…….a quien creer??

  • el 25 julio, 2011 a las 1:25 pm
    Permalink

    Leed esto: -Esto estaba desde mucho antes que se “permitiera” la entrada a los hoteles-

    “artículo 43o.- El Estado consagra el derecho conquistado por la Revolución de que los ciudadanos, sin distinción de raza, color de la piel, sexo, creencias religiosas, origen nacional y cualquier otra lesiva a la dignidad humana:

    tienen acceso, según méritos y capacidades, a todos los cargos y empleos del Estado, de la Administración Pública y de la producción y prestación de servicios;
    ascienden a todas las jerarquías de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y de la seguridad y orden interior, según méritos y capacidades;
    perciben salario igual por trabajo igual;
    disfrutan de la enseñanza en todas las instituciones docentes del país, desde la escuela primaria hasta las universidades, que son las mismas para todos;
    reciben asistencia en todas las instituciones de salud;
    se domicilian en cualquier sector, zona o barrio de las ciudades y se alojan en cualquier hotel;
    son atendidos en todos los restaurantes y demás establecimientos de servicio público;
    usan, sin separaciones, los transportes marítimos, ferroviarios, aéreos y automotores;
    disfrutan de los mismos balnearios, playas, parques, círculos sociales y demás centros de cultura, deportes, recreación y descanso.”

    No sé que hubiera pasado si se hubiese denunciado este violación constituciónal. O si se le hubiera enseñado la constitución a algún agente de seguridad que nos impidiera la entrada a un Hotel.
    De todas formas creo que el Estado Cubano se ha equivocado pocas veces y si decidió -pasando por arriba a la constitución- prohibir la entrada a estos establecimientos habrá sido por algo: Se me ocurre por ser consecuente con sus propias tesis de igualdad y socialismo.

    No se puede implantar un socialismo sin este tipo de cosas porque es más difícil subir al que está abajo que lo contrario, si no, véase: Tarda más una herida en curarse que en hacerse. Es más trabajoso arreglar algo que romperlo. etc ¿Por qué será, eh?

  • el 25 julio, 2011 a las 7:36 am
    Permalink

    Tienes razón Dariela. Pareciera como una suerte de Sindrome de Estocolmo. De cualquier forma, es bueno que se la vida se haga más sencilla. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *