¿Prensa libre o utopía?

Dariela Aquique

Guillermo Rodriguez. foto: centroloynaz.cult.cu

Un interesante artículo he recibido de un amigo vuelta e-mail, con el título: Sobre la prensa en Cuba, por Guillermo Rodríguez Rivera y tomado de Espacio Laical: órgano del Consejo arquidiocesano de Laicos de La Habana.

Inmediatamente consideré pertinente hacer un post al respecto y compartir con los lectores algunos tópicos de este escrito.  Copiando ciertos fragmentos donde realmente su autor vierte opiniones válidas de análisis. Por ejemplo:

Si uno hurgaba en una bibliografía al alcance de todos, empezaba a descubrir que las reglas que establecían las coordenadas del periodismo socialista eran las que había establecido Lenin en diversos artículos.  Lo que ocurría es que, si uno miraba los años cuando se escribieron, las fechas de esos artículos de Lenin eran 1910 ó 1911. (…)  Esas fueron las normas que Stalin –gran maestro de la descontextualización– escogió para regir la prensa del socialismo en el poder.

Aquí el periodista nos dice, lo ya archiconocido, la prensa cubana se ha regido y lamentablemente lo sigue haciendo por cánones obsoletos heredados de la sectaria ideología leninista-stalinista. Y que como corolario ha limitado las posibilidades reales del periodismo en Cuba, dejándolo sin la opción de crecer en originalidad y oficio.  El secretismo, característica fundamental de nuestra prensa, ha sido durante más de medio siglo el pilar sobre el que descansa la comunicación social nacional.  Y de esto nos dice:

(…)El “secretismo” crea una ley no escrita mediante la cual las noticias no existen hasta que la instancia pertinente autorice su existencia, si pensaba que la existencia de esa noticia era conveniente a la política del país, o para lo que el censor piensa que son los intereses de la nación.  Cuando la información se publicaba, hacía mucho rato que todo el mundo la sabía, porque en el mundo en que vivimos, el de la Internet y el email, es fácil propagar la mentira, pero casi imposible ocultar la verdad. (…)

Más adelante en sus excelentes deducciones, hace referencia a como toda prensa responderá siempre a los interese de quienes sea propiedad (si es el caso del capitalismo), o de quienes estén en el poder dictaminando las reglas de qué, cómo y cuándo debe decirse (si es el caso del socialismo).

Y nosotros sabemos de sobra que nuestros medios informativos responden absolutamente a un enfoque oficialista que no da margen a estados de opinión ni siquiera conservadores para con la política imperante y esto también lo hace el mundo capitalista, aunque con menos control riguroso, de hecho existen enfoques diametralmente opuestos de un mismo evento o suceso.  Voy a trascribir textualmente lo que al respecto dice el periodista:

(…)No hay casi prensa en el mundo que no este visiblemente manipulada y controlada y no responda a determinados intereses que no son necesariamente los de la legítima información.

La prensa del mundo capitalista es prensa privada y responde a los intereses de sus propietarios, o a los que sus propietarios se alían.

La prensa socialista ha sido manejada por un partido único que se ha fundido con los concretos intereses de los organismos de gobierno actuantes o, más exactamente, con las personas que rigen esos organismos, porque aunque ello no está en  el programa, la mayor parte de las alianzas no son entre las instituciones, sino entre los funcionarios que las dirigen, que se relacionan y se protegen.

Son muchas y variadas las temáticas que aborda este señor en su artículo y detenernos en todas me obligaría a trascribir el material completo, lo que no pretendo, sino tan solo apuntar determinadas entradas, por cierto, magistralmente redactadas y fruto de unas sinceras y rigurosas observaciones. Una de sus partes cuenta un penoso incidente fruto de la incapacidad de recepción que tiene nuestra dirigencia y que también voy a compartir con mis lectores:

Hace apenas unos meses, el Dr. Esteban Morales, eminente politólogo y hombre de probada trayectoria revolucionaria,  escribió un artículo valorando el peso negativo que tiene la corrupción en el país y explicando cómo ello puede ser más dañino para la Revolución que las mismas actividades de la disidencia interna. Invocaba el caso de muchos de los antiguos países socialistas, donde los socialistas corruptos fueron esenciales para la restauración del capitalismo.

El comité del PCC en su municipio sancionó a Esteban a la máxima pena: nada menos que separándolo como militante comunista, lo que nos pareció escandaloso a muchos. Él apeló a las instancias que correspondían y finalmente fue suprimida la sanción y le fue devuelto su carné de militante. Fue una hermosa y necesaria victoria. Pero la página web donde publicó su opinión no ha vuelto a ser la misma. Se ha cargado de una prudencia que está a un paso del temor, porque entre la prudencia y el miedo, media el mismo paso que va de lo sublime a lo ridículo. En este sentido, la sanción surtió efecto.

Quiero invitar a todos a leer este trabajo completo, en él encontraran muchas cosas que son sabidas de memoria, más de una vez moverán sus cabezas en señal de acuerdo y en otras como en este párrafo que acaban de leer experimentaran indignación.

Si a estas altura de partido, padecemos de estos males, ¿qué esperanza de buena salud tiene nuestra prensa? Solo la opción de los blogueros puede estar a salvo del contagio, solo hasta que no nos convirtamos en una piedra en el zapato de la oficialidad. Triste suerte la de los periodistas que “hacen” esa prensa profunda y libre que tanto se proclama, sabiendo que no es más que una utopía.

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


2 thoughts on “¿Prensa libre o utopía?

  • el 13 noviembre, 2011 a las 3:52 pm
    Permalink

    Hola de nuevo,estoy como “aburrido”,hace frio,y me da como “pereza”salir,,queria comer algo afuera,hay niebla,pero en si,queria escribirte algo sobre la pregunta ,que encabeza el articulo,,la “capitulacion” de Alemania fue el 9 de Mayo de 1945,”piensas” ?que ese dia ,algun “medio de comunicacion” habla sobre eso?
    Total silencio,ni una noticia,pero si en Moscu ,hacen una “parada” militar”ahi Si,pero por la “capitulacion” no dicen “nada” ..sino por el “armamento”,por un canal de TV europeo(Euro news)…por ej…aparecio la “era digital”,ya creo que no se “necesitan” los periodicos,ni la TV,ni la radio ,por lo menos en Alemania,se paga la TV,radio,”impuestos”perp tienes un computador,y todo lo encuentras ahi…claro si tienes internet!! abrazo

  • el 11 noviembre, 2011 a las 6:24 am
    Permalink

    Mi amiga creo que es “utopia”porque los periodicos pertenecen a corporaciones,incluyendo radio y TV,Cuba no puede ser la “exclusividad”,solo que pertenece al Estado,le llamamos “corporacion”, a mi concepto,”socialismo “comunismo”unos escriben que es o era una “utopia”,pero se realizo,lo “jodido” es el Poder,y que la gente participe en EL…Lenin ,queria un “socialismo democratico”,incluso escribio una carta,donde advertia sobre la desiganacion de Stalin,como primer secretario del Partido…
    Pero viene lo otro”error de calculos”vino la 2 guerra mundial (creo que parecido) al “periodo especial en Cuba(anos 90),las tropas alemanas “invadieron” la Union Sovietica ,quien sufrio??…habia un ministro de propaganda!!!,me acorde de la guerra de Angola ,Etiopia..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *