Espaguetis a la “gusanara”

Danae Suarez

Comprando en una tienda que vende en divisas.

Hace unos días recibí una visita de una amiga que se encontraba trabajando en Italia.  Como sabe que adoro el queso parmesano me traía de regalo un pomito de queso rallado y yo para retribuirla, enseguida pensé en invitarla a comer con su esposo, para festejar su llegada: Espaguetis a la carbonara – le dije frotándome las manos; claro que me faltaba el espaguetis, pero podía darle gracias al cielo porque tenia los huevos así que recolecté algo de dinero en CUC y me dirigí al supermercado mas cercano.

En los supermercados en Moneda convertible del país podemos encontrar, cuando tenemos mucha suerte, dos a tres marcas de espaguetis pero la que prefiere la población porque “trae más y es mas barato” es el espagueti de producción nacional Vitta Nouva.  Por supuesto que ese fue el compré.  Dos paquetes pedí, porque se trataba de una celebración y no había que andarse con cicaterías.

Al llegar a la casa, casi brincando de emoción  por la artera que nos íbamos a dar, puse a calentar el agua y entonces, cuando fui a abrir los paqueticos, fue que me detuve a observarlos bien por primera vez.  Estaban repleticos, repleticos de gorgojos.

Enseguida miré la fecha de fabricación pensando que no era correcto vender un producto vencido, por lo menos al mismo precio ( a veces cuando están a punto de vencerse los “sacan” mas baratos y la gente “aprovecha”) pero para asombro – y es que no paro de asombrarme- la fecha de fabricación era agosto del 2010 y quedaba bien claro abajo que podían consumirse hasta un año después de la fecha de fabricación.  ¡Quedaría sabrosa una sopa de gusanos!

Pues bien terminamos comiendo huevo frito con arroz y platanito, típica comida cubana, mientras debatíamos que podría haber sucedido para que estos espaguetis recién empacados estuvieran en ese estado.

Una voz casi olvidada -la de mi suegra- sugirió que seguramente en la fábrica habían empacado primero los espaguetis más viejos que tal ves se habían quedado retrasados en la producción por falta de envoltura.

“Ya saben, en el infierno, cuando no falta el martillo falta la tabla”- decía mi suegra- mientras mI’miga, aun montada en el avión proponía “demandar a la compañía.”

Yo permanecí callada toda la velada –tal vez por la pena del arroz con huevo frito- pero dentro de mi resonaba la voz de Los aldeanos diciendo: “buenos tiempos volverán.”

Danae Suarez

Danae Suárez: Siempre me he sentido en la responsabilidad de defender valores que son eternos y que por desgracia han quedado olvidados en un mundo que tiende más a la despersonalización del ser humano y ¿Qué mejor lugar que mi país para hacer la tarea que debería asumir cada ciudadano consciente? : Trabajar por una sociedad mejor. Nunca olvido la famosa frase de la Madre Teresa de Calcuta: “Todo lo que hacemos no es mas que una gota en el océano, pero si no lo hacemos, esa gota faltará para siempre” y yo, estoy comprometida -desde mi convicción- a que mi gota no falte.


One thought on “Espaguetis a la “gusanara”

  • el 1 noviembre, 2010 a las 5:30 am
    Permalink

    Bueno,como cubano,y cocinero que soy aqui en Berlin,es mi espaguetti preferido…me encanta cocinarlo,…crema de Leche ..janon o Bacon(speck) en aleman y su queso parmesano!!…pero a veces !!? me como un arroz Blanco con un Huevo frito…y aguacate!! una de mis comidas “preferidas”…..lo que pasa que no hay “control” de las autoridades sanitarias…yo que trabajo en la gastronomia aqui….yo me quedo “asombrado” de los controles sanitarios…en los restaurantes ,supermercados o tiendas!! por muy pequeñas que sean!! ponen Multas Fuertes!! al dueño,pero en si…..Casos y cosas de CASA:::::::SALUDOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *