VI Congreso del PCC… por fin

Daisy Valera

View from Manazanillo, Cuba

Hace aproximadamente dos meses escribí en este blog sobre la ausencia del tan esperado y necesario VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Pero parece que por fin, luego de 13 años, se realizará el evento más importante del único partido que existente en la isla.

Apareció en los estanquillos del país, el día 1 de noviembre, un documento con el título: Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social.

El título mencionado aparecía en grandes letras blancas, pero lo que realmente nos avisó del congreso fueron las pequeñas letras azules,  sobre el fondo también azul, que acompañaba a las letras mayores.

Estas decían: IV Congreso del Partido Comunista de Cuba. ¡Asombroso!

Pues sí, se prepara el Congreso para el próximo mes de abril, y  será realizado sobre la base de esos lineamientos económicos y sociales.

Después de leerlos no puedo decir que quedé satisfecha, para nada.

El proceso cubano es de una importancia considerable, no solo para los que aquí vivimos, sino también para los pueblos de Latinoamérica que ven en la experiencia cubana un camino a seguir.

De esto derivo que el Congreso debe tocar con profundidad, temas que están ausentes en las páginas de los Lineamientos.

El congreso de un partido comunista no se puede limitarse a hablar sobre que se irá eliminando progresivamente productos de la libreta de abastecimiento o que aumentará la propiedad privada y se podrá disponer de trabajadores asalariados.

Aunque los temas anteriores son escabrosos para un país que pretenda construir el socialismo, hay otros que si se pasan por alto cualquier análisis carecería de sentido.

Y es la no existencia como punto de discusión de la situación actual de la economía mundial y de lo perjudicial de una mayor apertura al mercado mundial.

Tampoco en el texto de los lineamientos se recalca el protagonismo que deben tener los trabajadores cubanos en el proceso de cambios  pero sí se  habla del fortalecimiento de la institucionalidad y  de cambios en el Estado.

Por ahora solo resta esperar, seguir con celo cada paso previo al Congreso, porque si hay algo claro es que el mismo traerá consigo profundos cambios en la sociedad cubana.

Daisy Valera

Daisy Valera: Edafóloga y Blogger. Escribo desde la Ciudad de México, donde La Habana a veces se hace tan pequeña que llega a desaparecer; pero en otras, la capital cubana es una ciudad tan pasado y presente que te roba la respiración.


2 thoughts on “VI Congreso del PCC… por fin

  • el 2 diciembre, 2010 a las 7:53 pm
    Permalink

    Luis, pude leer tu comentario a mi trabajo VI Congreso del PCC….por fin, como consecuencia me sentí motivada a escribirte mis impresiones.
    Primero, es una lástima que alguien como usted, que sin dudas, hace comentarios con respeto y sin ánimos de ofender, decida no hacer más comentarios a mis textos. Espero que no comentarlos, no implique necesariamente no leerlos.
    Segundo, coincido totalmente con usted en cuanto al hecho de que para nada América Latina o NUESTRA AMERICA es un ente homogéneo. No paso por alto las diferencias que existen entre países como Argentina y Bolivia o Brasil y Perú, por solo poner dos ejemplos que hablan de la aparente inmiscibilidad de las sociedades americanas. Entiendo que estos países sufren profundas crisis internas, que influyen sobre las posibilidades de desarrollo de un potencial que contribuya a la formación de sociedades con menores índices de explotación.
    Creo entender de tus palabras que no te satisfizo mi comentario acerca de la importancia del futuro político de nuestro país que se definirá en el próximo congreso, quiero que sepa que este punto de vista mío no proviene de la apropiación por mi parte de discursos vacíos e insensatos, ni de que crea o pretenda que los países de Latinoamérica copien el modelo cubano. Mi comentario más bien se deriva de hechos como que existen muchas organizaciones de izquierda en países del Centro y Sur América que alzan la bandera del socialismo y junto con esta la de Cuba. He conocido jóvenes de muchos de estos países que consideran que se debe seguir el camino de Cuba y también en los discursos oficiales de países como Venezuela, Bolivia y Ecuador aparece el ejemplo cubano en muchas ocasiones como una meta.
    Considero además que definitivamente NUESTRA AMERICA debe ir en pos de que se conformen sociedades de individuos capaces, cultos, esforzados, esmerados en las labores honradas; ciudadanos libres, informados y ajenos a las prácticas corruptas.
    Pero creo que dado el atraso actual esto solo será posible con la integración, el apoyo y el intercambio, NO entre gobiernos que mostrarían una aparente unidad solo favorable para ellos, si no en la unión que podría establece entre los trabajadores, verdaderos protagonistas de las realidades sociales.

  • el 30 noviembre, 2010 a las 8:01 am
    Permalink

    “El proceso cubano es de una importancia considerable, no solo para los que aquí vivimos, sino también para los pueblos de Latinoamérica que ven en la experiencia cubana un camino a seguir.”

    No haré más comentarios a tus textos luego de este que ahora escribo. Quiero aprovechar esta última aventura con las letras para señalarte un sólo punto, con el mayor de los respetos y sin afán de ofenderte.
    Eso que tú consideras Lationamérica no es un ente consolidado, monolítico, homogéneo, dotado de poderes supremos y cargado de inocencia. Eso que tú llamas Latinoamérica y que yo denomino NUESTRA AMÉRICA, es un conglomerado que no se consolida, que es disímil a veces al grado de parecer aceite y agua; es tan diverso y tan corrido por la sangre, las crísis políticas, económicas, ecológicas y educativas que los poderes que aún le restan parecen estar enmohecidos. Esa América no tiene absolutamente nada qué pisar sobre las huellas de la Cuba de hoy día. No tiene absolutamente nada qué envidiarle ni qué mirarle como loable a esta Cuba que escupe sobre sus FINOS TRIUNFOS DEL PASADO… La AMÉRICA NUESTRA, despojada, violada, defraudada, saqueada, está para crearse un porvenir en la sociedad civil: no en la sectorizada y sectaria, no en la agrupada como instituciones de fácil manejo por los gobiernos en turno, sino una sociedad civil que se conforme de individuos capaces, cultos, esforzados, esmerados en las labores honradas; ciudadanos libres, informados y ajenos a las prácticas corruptas. La América que nos corresponde debe distar mucho de los BARBAJANES que(EN VENEZUELA, BOLIVIA, COLOMBIA, ECUADOR, EL SALVADOR, NICARAGUA, MÉXICO, ARGENTINA, CUBA y DOMINICANA) roban, asumen con descaro su impericia, su incultura y su carencia de tamaños para ser lo que UN ESTADISTA DEBE SER. La AMÉRICA NUESTRA no tiene nada que copiar de una simulación de pluralismo, libertad y apertura mas que la manera de no caer en esa misma estafa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *