Universidad: siempre gratuita y al alcance de todos

Daisy Valera

La Universidad de La Habana. Foto: Danae Suárez

El pasado mes de enero la palabra Universidad apareció más de lo normal en las páginas de los diarios, no pude dejar de sentir escalofríos.

Algunos hablaban de que la universidad en Cuba debe ser científica, tecnológica y humanista, otros de la necesidad de formar campesinos y constructores.

El artículo que encabezó la lista, el pasado 14 de enero llevaba el siguiente título: Formación de profesionales, inversión que no todos cuidamos.

En este el periodista Pastor Batista Valdés desata una sarta de regaños contra todos los estudiantes que abandonan sus carreras o después no las ejercen, también se molesta con los padres que no les exigen a sus hijos que se gradúen.

El compañero Batista tiene todo el derecho de enojarse, escribirlo y hacerlo público en todos los periódicos que le plazca.

Así como yo tengo el derecho de encontrar sus argumentos demasiado pueriles.

Pastor se queja de que los padres no saben cuánto cuestan al país las carreras universitarias que estudian sus hijos.

Le diría que esos padres deben preocuparse día a día de otros gastos como las ropas que se pondrán sus hijos para ir a esa universidad, tarea difícil si se sabe que un par de tenis cuesta aproximadamente 20 CUC y muchos salarios cubanos no alcanzan mensualmente esa cifra.

Y claro, no estaba hablando de los muchos padres que tienen estudiando a sus hijos en otras provincias, en becas donde la alimentación, en el mejor de los casos: desayuno; almuerzo y cena no es suficiente.

Batista se queja de los millones que se pierden cuando estudiantes “abandonan tranquila e injustificadamente el recinto universitario.”

Le diría a este compañero que las aulas universitarias se dejan en la mayoría de los casos con tristeza por no sentirte capaz o porque la carrera no satisface necesidades y gustos, o en otros muchos casos necesidades económicas que se ponen en una balanza y terminan pesando más que la necesidad de lograr el título universitario.

Problema que se solucionaría no justamente con el conociendo de cuantos miles cuesta la educación sino con una mejor formación vocacional, comunicando a los estudiantes preuniversitarios en qué consisten las carreras y el trabajo que luego realizarán.

El abandono de las aulas universitarias con seguridad disminuiría si fueran los estudiantes junto con los profesores los que elaboran los programas de las carreras y estos no salieran de las oficinas climatizadas de algún ministerio.

Batista llama a que el ingreso a la educación superior se ajuste mejor a las urgencias [en sus lugares de origen].

No me imagino que urgencia tendrá el municipio de Sagua de Tánamo donde no hay prácticamente ni industrias de un radioquímico pero mi amigo, que allí nació, realizó su sueño de ser científico.

Espero que los cubanos de todos los rincones de la isla puedan soñar y realizar sus sueños universitarios aunque tengan que salir de sus provincias.

Pastor Batista se viste de defensor de los fondos del Estado y nos invita a ser agradecidos.

Acaso no percibe este compañero que todo el dinero del que dispone el Estado no es más que el fruto del trabajo de los cubanos.

Desde aquí mi agradecimiento a todos los trabajadores anónimos de Cuba que cada día se esfuerzan porque en este país la educación sea siempre mejor y gratuita, renunciando sin duda alguna a beneficios personales.

Daisy Valera

Daisy Valera: Edafóloga y Blogger. Escribo desde la Ciudad de México, donde La Habana a veces se hace tan pequeña que llega a desaparecer; pero en otras, la capital cubana es una ciudad tan pasado y presente que te roba la respiración.

Daisy Valera has 187 posts and counting. See all posts by Daisy Valera

2 thoughts on “Universidad: siempre gratuita y al alcance de todos

  • Daisy, muy buen tema, de seguro ya muchos burócratas han pensado ya como privatizar la educación superior sin que parezca que las cosas se están yendo por el camino del neo-liberalismo, pero descuida creo que solo están sondeando el terreno, la izquierda mundial revolucionaria no dejara que esto pase, el pueblo de Cuba ahora necesita ademas de nuevas organizaciones sindicales que representen mejor a los trabajadores es organizarse, para cuando todo se valla a la mierda no terminen como los rusos, que de tantos años de desentrenamiento por la burocracia no supieron como hacerle frente a la mafia y al poder del capital.

  • Para mi la Universidad la tienen que hacer nada mas los estudiantes que de verdad quieren hacerla, no para acontentar a los padres y empezar a cobrar, cobrar todos los anos las inscripciones y los libros y dar borsas de estudio a los estudiantes mejores, que quieren hacerla pero no se pueden permitir el gasto universitario, como en todos los paises, ahora si que no se gastarian millones para la Universidad al contrario entrarian mucho mas dinero y ese dinero serviria para mejorar las aulas, tener computadoras y tecnologias avanzadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *