Recordando Tiananmen en Cuba

Daisy Valera

La gran mayoria de los buses mas nuevos que circulan en Cuba son de China. Foto: Caridad

Las alabanzas al socialismo chino, presentes con más frecuencia en la prensa nacional de estos últimos años.

La gran mayoría de los ómnibus urbanos capitalinos, las mercancías en las tiendas de recaudación de divisas y los modernos carros que utilizan militares y dirigentes estatales,  son producidos en China.

Nos hablan a los cubanos de a pie de las relaciones que se establecen entre nuestro gobierno  y el asiático.

Estos pequeños detalles bastan para pronosticar la actitud de los medios de prensa nacionales ante los hechos que se conmemoraron este 4 de junio.

Pasados 22 años de los sucesos de Tiananmen, podremos notar en la isla un silencio embarazoso.

El PCC cubano (preferiría equivocarme) secundó la actitud del PCCh tratando a lo acontecido en Tiananmen como un tema inapropiado.

Y de esta manera millones de cubanos seguirán sin conocer la actitud que asumió ante su pueblo, el Estado/Partido de China, devenido socio económico para Cuba.

El de 4 junio de 1989, la plaza celestial fue testigo de una masacre, aun hoy no se logra concluir el verdadero número de muertos y heridos.

El gobierno Chino dio la orden de disolver la manifestación de unos cien mil personas, en su mayoría estudiantes y obreros.

Se encargaron de acabar con la protesta: militares armados y tanques blindados.

En la plaza de Tiananmen el pueblo pedía la destitución de gobernantes corruptos, libertad de prensa, de expresión y de libre asociación, el cese de los despidos en las fábricas y de la inflación; entre otras reivindicaciones.

El método utilizado para protestar fue la huelga de hambre.

Lo único que se obtuvo como respuesta fueron balas.

Los manifestantes fueron tildados de contrarrevolucionarios,  delincuentes o agentes provocadores de los gobiernos capitalistas de occidente.

Los que protestaban entonaron en muchas ocasiones y a viva voz la letra de La Internacional, reconocida como el himno del comunismo.

De este hecho se podía concluir que no se pretendía renunciar al socialismo.

Pero no fue suficiente,  de igual manera se dieron órdenes de apretar los gatillos.

Recordar lo acontecido en Tiananmen es un deber de todo los que combaten desde la izquierda los regímenes burocráticos y totalitarios en el mundo.

Esos que asfixian la participación y protagonismo del pueblo con tal de perpetuarse en el poder al costo que sea necesario.

Daisy Valera

Daisy Valera: Edafóloga y Blogger. Escribo desde la Ciudad de México, donde La Habana a veces se hace tan pequeña que llega a desaparecer; pero en otras, la capital cubana es una ciudad tan pasado y presente que te roba la respiración.

Daisy Valera has 187 posts and counting. See all posts by Daisy Valera

6 thoughts on “Recordando Tiananmen en Cuba

  • isidro, ciertamente, lo de tiananmen le compete solo a los chinos resolverlo. sin embargo, alli se trataron cuestiones relacionadas no solamente con las dinamicas politicas chinas sino tambien con las mismas concepciones de socialismo y participacion popular de forma generica, lo que hace a ese hecho formar parte del legado politico humano y especificamente de la lucha politica izquierdista. por ello, reivindicar y tomar la discusion y posicionamiento desde cuba es una imponderable del momento que vive nuestra patria. por otro lado, relacionar esto, y no solo esto, con la infamia de la razon de estado es estafar a los ciudadanos de su derecho a razonar y tomar desiciones protagonicas y solidarias. gracias a la razon de estado, la venezuela de chavez ha traicionado vilmente al movimiento caamañanista de colombia. gracias a la razon de estado, hemos estado en cuba desplegando miedos y censuras desde hace unos cuantos anos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *