Mi trabajo me va a matar (II)

Daisy Valera

Foto: Caridad

El mes pasado estuve cojeando de un pie, y hace una semana que la espalda sufre los efectos de mi escoliosis.

El pupitre plástico que me sirve de silla de trabajo no ayuda demasiado.

Como no quiero perder las tres horas que me paso viajando todos los días, leo en la guagua y ha terminado doliéndome la cabeza más de lo habitual.

El aire frío de las 6 de la mañana me ha provocado un catarro que ha resultado ser súper resistente a los remedios caseros que creía infalibles: miel de abejas y vitamina C.

Pero en mi corta experiencia de asalariada los padecimientos físicos no han sido ni por asomo lo peor.

Los problemas que más han logrado sobrecogerme son psicológicos.

El mal humor a la hora de despertarme.

La presencia de un pensamiento recurrentedurante todo el día: terminar la jornada laboral.

La incertidumbre de si tendré o no dinero para comer hasta el próximo cobro me ha provocado un estado de ansiedad tal que he terminado mordiéndome las uñas. Las artesanías serían la solución pero no me alcanza el tiempo.

Los insomnios, cuando quiero dormir y descansar para la próxima jornada.

Por último, las pesadillas y los gritos de terror a mitad de la madrugada. Ese anciano de pelo gris que me trata de sacar de la cama halándome las piernas. Personaje que permanece incluso después de haber abierto los ojos.

Me he lanzado a buscar soluciones para mi situación física y mental, por el momento solo he encontrado una, a través de un libro del español Ramiro Calle.

El yoga, con su unión entre concentración y prácticas corporales me ha comenzado a ayudar por estos días.

Mientras me focalizo en las posturas, en la inhalación y exhalación olvido los calderos y las dificultades que vendrán mañana.

Por lo pronto no me han vuelto a doler las piernas.

Y sufro menos, al menos un poco menos, por mi pequeña pizca de des enajenación.

Daisy Valera

Daisy Valera: Edafóloga y Blogger. Escribo desde la Ciudad de México, donde La Habana a veces se hace tan pequeña que llega a desaparecer; pero en otras, la capital cubana es una ciudad tan pasado y presente que te roba la respiración.


13 thoughts on “Mi trabajo me va a matar (II)

  • el 6 noviembre, 2011 a las 6:28 pm
    Permalink

    Creo que los “dioses” lo dejastes en Cuba”tu mama y la gente que te “quieren” o te querian?el barrio y los vecinos!!,los “huecos” de la calle..,quizas un amor?…un “salidero de agua” que nadie “resuelve”?…pero es Cuba!

  • el 6 noviembre, 2011 a las 6:06 pm
    Permalink

    Sabes amigo,la primera vez que entre en “una iglesia” fue aqui en Alemania,y fui por un amigo colombiano,que queria a travez del “cura”,que le dieran un curso de idioma aleman,por “desgracia”,lo “deportaron”! pero fijate como es la “vida”…en una de mis incursiones a Colombia,lo volvi a ver….. fue increible!!tienes razon no se “puede creer en terminos absolutos”….no “tengo” Dios….un abrazo desde lejos”

  • el 6 noviembre, 2011 a las 5:34 pm
    Permalink

    Sigue el consejo del Mickey Mouse que te escribió en el artículo anterior: “VUÉLVETE HOTELERA(¿O ERA EMPRESARIA DEL SECTOR TURÍSTICO?)”, la cosa es que amases fortunas dentro de poco, a la voz de ya, imprime las tarjeticas, no olvides el logo de disney world, y peléale de tú a tú a los Meliá y esa runfla de comemierdas que han destrozado los ecosistemas en tantos países latinoamericanos… si eso no resulta entonces prueba volverte “comunista”, pero de esos de verdad, de los que pueden viajar, vestir bien, montar en audi de vez en vez y vivir por lo menos en Miramar: demuestra de esa forma con toda fiereza tu tremendo rechazo a ese “capitalismo” del que tanta mención haces cada vez.

  • el 6 noviembre, 2011 a las 6:44 am
    Permalink

    ajajaj… porque todo se deriva necesariamente de la existencia de dios en cuanto considerada en terminos absolutos.

  • el 6 noviembre, 2011 a las 5:18 am
    Permalink

    con lo joven que eres y con esos problemas!!!!!,cambia de trabajo, de aires,busca otro transporte alternativo,Esta pagina supuestamente la escriben jovenes que aportan soluciones,si supuestamente estas en un pais que quieres lo mejor para el,empieza por ti misma y muevete!!

  • el 5 noviembre, 2011 a las 7:13 pm
    Permalink

    Ahhhh! Luismi “indignado”…? y porque en Europa?…y no en otra parte?

  • el 5 noviembre, 2011 a las 8:15 am
    Permalink

    ñoooooooooooooooooooo pero ven aca daisy tu no me criticabas a mí por místico jajajaja, la verdad que como decia heráclito la gente termina siendo lo contrario a lo que era jajajaja. yo voy a terminar de indignado en las calles de europa y tu de budista .

  • el 5 noviembre, 2011 a las 6:52 am
    Permalink

    Cambia trabajo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *