La televisión cubana en tiempo de reformas

Daisy Valera

Insensato corazon. foto:simplementenovelas.blogspot.com

HAVANA TIMES — Cubavisión comenzará a trasmitir próximamente una nueva novela Brasileña: Insensato Corazón.

Mi abuela se lamentará por las desgracias de la protagonista y maldecirá a los sinvergüenzas que le hacen la vida imposible.

Mis vecinas no entenderán como el tinte de la línea de producción nacional, Natural, no les deja el pelo del color que luce una da las chicas de la historia.

En el Cerro, Guanabacoa, Alamar, las estrenadas madres comenzarán a llamar Luciana y Pedro (nombres de los personajes protagónicos) a sus hijos.

Los jóvenes de Miramar y el Vedado imitarán, con buena disposición y mayor facilidad, la forma de vestir de las actrices y actores de la telenovela.

Es que la pelota no es el pasatiempo nacional, los novelones (140 capítulos y en aumento), sí.

Miles de cubanos, hombres y mujeres, se pegan a la pantalla y son felices por 45 minutos o un poco más. La telenovela es a un tiempo analgésico y relajante muscular.

Ante el envejecimiento poblacional, la escasez de guaguas y el montón de CUCs que hay que tener para hacer vida nocturna, la televisión se erige cómo principal opción recreativa.

La de Cuba cumple el próximo mes 62 años. Para la fecha se planea el VII Festival de la Televisión que pretende ser el más importante hasta la fecha con las exposiciones de múltiples televisoras públicas de más de 20 países.

Ha rodado por la prensa las promesas del tránsito a la televisión digital y la apertura de un estudio con tecnología de alta definición.

Pero; ¿Qué es la televisión cubana hoy?

Salvo la transmisión de documentales, programas sobre salud y medicina y algún que otro espacio musical o humorístico de aceptable calidad, la televisión isleña es una ensalada indigesta de: Mesas Cuadradas, espacios noticiosos desinformantes, más de 5 novelas enajenantes (las novelas cubanas donde todos viven felices en cómodas casas acaban con la paciencia [1]).

En el humor los mismos chistes con tintes machistas o racistas [2], espectáculos de baile donde la vulgaridad compite con el ridículo.

A lo anterior se suman horarios prohibitivos: los trabajadores tienen que esperar casi hasta la madrugada para ver una película.

Diferencias territoriales: No hay comparación entre el Canal Habana y Centrovisión Yayabo de mi provincia de Sancti Spiritus, con la imposibilidad de acceder a información actualizada y mejores técnicas para producir audiovisuales.

Por suerte aun no nos bombardean con comerciales de productos Ciego Montero, Nestlé o Red Bull.

¿Se puede esperar mucho de la cacareada Expo-Feria Internacional de Televisión? Quién sabe.

Tenemos como desagradable precedente el experimento Telesur, el gobierno cubano participó en la financiación y el pueblo de la isla ha terminado viendo una selección magra a pesar de la participación de Venezuela en el asunto.

Esperemos que los beneficios sean más que la obtención de esos asombrosos programas de cocina china demasiado plagados de camarón, pulpo y ternera o los de la televisión mexicana que te invitan a hacer manualidades con materiales imposibles de conseguir hasta en la calle Obispo.

Crucemos los dedos, deseemos empleos en televisoras extranjeras a los trabajadores disponibles de los medios cubanos.

Un soplo de modernidad en la técnica, la aparición de programas de producción independiente (profesionales no faltan y supervisores en el ICRT sobran) y la necesaria información que aparecería en producciones nacidas en el barrio o en un colectivo de trabajadores.

La televisión cubana debe ser pública pero sobre todo: inclusiva.
—–
[1] Un ejemplo de este tipo de novela cubana es: Con palabras propias

[2] Dentro de este estilo de humorísticos se encuentra: A otro con ese cuento

Daisy Valera

Daisy Valera: Edafóloga y Blogger. Escribo desde la Ciudad de México, donde La Habana a veces se hace tan pequeña que llega a desaparecer; pero en otras, la capital cubana es una ciudad tan pasado y presente que te roba la respiración.


One thought on “La televisión cubana en tiempo de reformas

  • el 28 septiembre, 2012 a las 11:33 am
    Permalink

    felicidades daysi por ser tan frontal, saludos desde mexico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *