Internet vs. Nacionalismo

Daisy Valera

Foto: Caridad

Desde mis primeras experiencias escolares recuerdo a los profesores enseñando en clases el amor a la patria, a la cultura nacional y a cuanta cosa que se dijera 100% cubana.

¿Quién no sintió en la escuela primaria ese orgullo por ser de esta isla?

Yo era de las que en el matutino recitaba a viva voz no pocos poemas de José Martí.

Ahora que lo veo en el pasado, con la cabeza fría, lejos de las consignas, me doy cuenta de que, entre otras cosas, el nacionalismo es uno de los factores que han servido para que los cubanos no se relacionen demasiado con personas de otras culturas.

En nuestros días, gracias al uso de internet un infante puede seguir el quehacer diario de un barrio en pleno Tokio.

Las personas pueden compartir muchas de sus experiencias: la belleza de un lugar que visitan, sus costumbres, las problemáticas en su puesto de trabajo, las soluciones que le dan a sus problemas cotidianos, por poner algunos ejemplos.

Con todo este intercambio, muchos podrían llegar a sentirse más identificados con modos de vida foráneos que con los que les ha tocado vivir.

Es lógico entonces que se pongan a pensar como cambiar su realidad usando la experiencia de un mundo que esta allá afuera.

Los cubanos, como no tenemos prácticamente acceso a internet (mucho menos viajamos por el mundo) estamos aislados, desconociendo en gran medida como es la vida más allá de nuestras fronteras.

Así es como el nacionalismo y la desinformación se convierte en herramientas muy útiles para dictar privilegios y cercenar derechos.

Son los que se declaran a todo pulmón que son anti-imperialistas y patriotas los primeros que están dispuestos a venderles a los ricachones de los campos de golf propiedades y tierras de por vida.

Mientras les niegan a los campesinos aceptar tractores donados solidariamente por amigos allende los mares y le entregan la tierra por unos míseros 10 años.

Igualmente, apoyan las nuevas disposiciones para la venta de automóviles, bajo cuales solamente los extranjeros y un privilegiado número de cubanos tendrán la opción de comprar uno nuevo.

Que se malograra la inversión en el cable de fibra óptica para el mejor acceso a internet no debiera extrañarnos, fue muy oportuno.

De esta forma, por un poco más de tiempo, los nacionalistas a ultranza pueden seguir haciendo y deshaciendo a su antojo.

Daisy Valera

Daisy Valera: Edafóloga y Blogger. Escribo desde la Ciudad de México, donde La Habana a veces se hace tan pequeña que llega a desaparecer; pero en otras, la capital cubana es una ciudad tan pasado y presente que te roba la respiración.


7 thoughts on “Internet vs. Nacionalismo

  • el 31 octubre, 2011 a las 1:35 am
    Permalink

    acere yo no se recuerda….”se imcrenta en 10 kg las raciones de chocolate” “La produccion de hortalizas crece en un 10%” “La guerra es ahora contra eurasia, eurasia siempre ha sido nuestra aliada” “Empieza la semana de oidio” jajajaajajaj 1984, acere ese tipo era un salvaje, cuando yo leí ese libro brother vi una cantidad de similitudes con las tallas cubanas. yo no se compadre lo del cable, hay que preguntarle al comandante de la revolucion ramiro. mira deja un comentraio en el granma digital preguntando a ver si te contestan.

  • el 30 octubre, 2011 a las 11:58 am
    Permalink

    Hacemos una “reunion”amigo!!??..saludos!

  • el 30 octubre, 2011 a las 11:18 am
    Permalink

    A Luismi,tu “crees” que solo “fue muela”?y yo que contaba para “enviar “fotos a mi hijo en Cuba”,le envio ,y no “llegan”,estaba “alegre” con el “cable submarino”!pensaba que era una “posibilidad”,como escribes..hay que “preguntarles” a los “caciques” de la Gran Tribu!!..abrazo!

  • el 29 octubre, 2011 a las 5:43 am
    Permalink

    acere y yo que sé!!! jajaaj. sólo el gran hermano que todo lo ve lo sabe jajajaja. pa mi acere que eso siempre fue muela visca oiste. es decir, panem et circenses jajja ciao.

  • el 28 octubre, 2011 a las 11:44 pm
    Permalink

    Amigo luismi(la culebra) siempre te “cambia” el nombre,es como “cambiar de piel”,pero te queria preguntar que paso con el Cable Submarino? y el acceso a internet?en Cuba..leia que desde Venezuela hasta Siboney,(Stgo de Cuba),a veces en esa playa,me sentaba,y “miraba” el horizonte,,solo miraba,donde se “unia” el cielo y el mar!..me preguntaba..??solo me preguntaba!!?

  • el 28 octubre, 2011 a las 6:43 am
    Permalink

    Son las mismas personas que odian el capitalismo.. pero trabajan en funcion de el… porque ese capitalismo es el que les sostiene…. lo dice un socialista convencido.. pero no convencido del socialismo cubano..

  • el 28 octubre, 2011 a las 6:00 am
    Permalink

    Brillante análisis Daisy, la verdad que ni a Hegel se le hubiera ocurrido. Gracias por iluminarnos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *