Habana Bicolor

Daisy Valera

Foto: Caridad

HAVANA TIMES — La Habana se me antoja bicolor: Gris y Verde. Capital camaleónica, ciudad donde el de rojo y el azul son colores secundarios sólo útiles para la propaganda.

Lo mismo de las ineludibles marchas por el primero de mayo que de los pocos uniformes olímpicos de los atletas del patio.

El gris es el color de los días de lluvia (estos días), cuando los habaneros caminan por los portales, se refugian en sus casas y no tienden ropa en los balcones.

La urbe mojada resulta kilómetros de asfalto y edificios que se destiñes hasta múltiples tonos grisáceos.

Tras los aguaceros aparecen los baches inundados, el dengue y las huestes de fumigadores con sus uniformes gris ratón.

Asfixiando la ciudad con un espeso humo también gris.

El resto del tiempo La Habana se vive en verde, aunque tenga mucho más de ladrillos carcomidos que de ceibas y palmas.

Se promociona un turismo ecológico y las hojas de tabaco brillan en carteles y hoteles.

Desde Revolico se vende un Lada Verde y alguien quiere comprar una tabla de mármol cubano verde para hacer una mesita.

En el barrio se abren latas de cerveza Cristal (“La preferida de Cuba”) y son moda los Ide de Orula y los collares de Oggún.

Tenemos una Editorial Verde Olivo que desde el 2005 viene gastando papel en libros militaristas para ingenuos y trasnochados.

La película cubana que más ha escandalizado a los homofóbicos y machista de la isla se llama “Verde, verde” de Enrique Pineda Barnet.

Las chapas de los últimos autos Geely y motos Suzuki importados,

Los uniformes de los incontables (¿Si no aparecen en el Censo, dónde?) miembros del MININT y las FAR,

Las tarjetas que vende ETECSA para llamadas internacionales por 5 o 10 CUCs.

Todo es verde: botella, hierba, oliva…

Finalmente los tanques plásticos donde se arrojan los desechos (orgánicos o no) de esta ciudad (metrópoli inmadura al borde del colapso).

Daisy Valera

Daisy Valera: Edafóloga y Blogger. Escribo desde la Ciudad de México, donde La Habana a veces se hace tan pequeña que llega a desaparecer; pero en otras, la capital cubana es una ciudad tan pasado y presente que te roba la respiración.


2 thoughts on “Habana Bicolor

  • el 17 octubre, 2012 a las 9:22 am
    Permalink

    Los grises de derecha o izquierda que no hacen nada por salir del gris, y los verdes de derecha o izquierda pensando cada día un mundo mejor desde el poder o contra el.

  • el 16 octubre, 2012 a las 11:08 am
    Permalink

    Melancolica para tu joven edad a tu edad se ven tambien otros colores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *