El Estado corta amarras

Daisy Valera

El bulevar San Rafael de La Habana.

HAVANA TIMES — Cada desplome de una dinámica del poder totalitario revela la comunidad ilusoria que lo apoyaba unánimemente.

El arrendamiento por los trabajadores de los locales gastronómicos del Estado, es el derrumbe conceptual de último momento.

¿Quiénes apoyaron la estatización de hasta el minúsculo quiosco de la esquina antes?

¿Los mismos que ahora somos indiferentes o aplaudimos con este proceso de reciclaje?

Mi abuela se enterará de aquí a unos meses del asunto y se asombrará con cansancio.

Yo no conocí a Pablo, su tío (casi padre), pero la historia del suicidio recorría de vez en cuando las conversaciones de familia: -nunca se recuperó de que le quitaran su bodeguita, se deprimió.

Pablo vendía granos, manteca y un poco de carne y así mantenía a la familia. Ni sombra de enriquecimiento o explotación.

¡Voalá!: se ha hecho la magia Estatal y aunque lo piensen algunos no hemos retrocedido o avanzado 50 años. No es tan sencillo

El reordenamiento en este sector de los servicios nos sugiere no pocas cosas:

Una migración forzosa del trabajo para el Estado al trabajo por cuenta propia que muchos no podrán enfrentar tras décadas de salarios simbólicos.

No creo que los trabajadores de los más de mil establecimientos abocados a la transformación puedan enfrentar al unísono primero la carga impositiva que demanda el trabajo privado y segundo los gastos en reparación y rediseño de lugares en su mayoría seriamente deteriorados.

Además de la franca desventaja en la competencia con aquellos que decidieron, por voluntad propia, comenzar negocios gastronómicos y por tanto se supone tengan un capital inicial para invertir.

Si productos tan básicos como la leche y el huevo parecen estar jugando a las escondidas. ¿Cómo los nuevos “dueños” podrán abastecerse de materias primas si el Estado todopoderoso casi lo único que podía ofrecer era ron y tabaco?

Las cuestiones anteriores implican un seguro aumento se los niveles desempleo, el acaparamiento de mercancías que empeorará aun más la situación de la población en general y una lucha subterránea entre aquellos que están económicamente acomodados por conseguir locales “estratégicos” que antes controlaba el Estado.

Finalmente creo que la nueva medida tiene un pequeño matiz positivo:

El arrendamiento de espacios, el pago en conjunto de impuestos por agua, electricidad y otros servicios puede ser el catalizador de relaciones cooperativas de trabajo.

Puede también significar la transición de una conducta de acatar órdenes y cumplir normas redactadas en ministerios al empoderamiento en el puesto de trabajo.

Seamos un poco optimistas y bastante objetivos. El Estado ha cortado amarras y se avecinan tiempos críticos para muchas familias de la isla.

Daisy Valera

Daisy Valera: Edafóloga y Blogger. Escribo desde la Ciudad de México, donde La Habana a veces se hace tan pequeña que llega a desaparecer; pero en otras, la capital cubana es una ciudad tan pasado y presente que te roba la respiración.

Daisy Valera has 187 posts and counting. See all posts by Daisy Valera

4 thoughts on “El Estado corta amarras

  • El problema no solo esta en la entrega de locales en arrendamiento, sino de lo que sucedera dentro de estos locales. El comercio cubano debe recibir una mejora integral, debe ser liberalizado en muchos aspectos de la cadena. Hay mas preguntas que respuestas en las nuevas medidas
    ¿donde podran adquirir los equipos e insumos para realizar las actividades productivas y de servicios?
    ¿se permitira la importacion directa de insumos a estas nuevas asociaciones con personalidad juridica?
    ¿recibiran creditos financieros que acompañen las nuevas iniciativas economicas no estatales?.
    Esta medida de arrendar locales se complementa con la nueva ley de cooperativas, que es un paso positivo hacia la economia verdaderamente socialista, pues fomenta la participacion de los cubanos en la economia pero de forma asociada y no solo con el individualismo del cuentapropismo capitalista.
    Solo espero que el PCC-Gobierno le ponga ganas en serio a todo esto, no vaya ser que pase lo mismo que cuando se crearon las UBPC que lo hicieron con tan pocas ganas que todo parecia que deseaban que fracasaran desde su misma creacion, como ocurrio en la practica.

  • levanta ese ánimo, esta medida es de las mejores que están por venir.

  • Chica, esto de novedoso no tiene nada, sabes que casi todo va siendo ciclico? en cientos de paises esta ha sido la cantaleta de siempre, enajenar lo deteriorado, sanearlo, revitalizarlo, cederlo al capital particular, cederle la iniciativa, desprenderse de compromisos, ir tras una cierta tajadita, recuperar en cuanto el particular haya caido en desgracia por factores diversos, sanearle el negocio, inyectarle recursos y volverlo a ceder… no pasa nada, y ese es el grave problema, nada pasa, todo parece haber quedado aqui, como si solo se hubieran empedrado aquellos lodazales y esta agüita les trajera nueva vida a esos antiquisimos fangos. Asi va.

  • daisy daisy daisy no entendi ni tolete, debe de ser que me estoy volviendo bruto. o que has mejorado tanto que ya no eres la muchachita reclacintrante-trotskista de antes y tienes un nuevo nivel fenomenologico. si asi tendre q empezar a adanr de neuvo contigo. en cualquier caso felicidades por el articulo, ya no son tan simples como los q escribias antes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *