El día de la mujer, un día más de lucha

Daisy Valera

Foto: Elio Delgado

Recordé que era 8 de marzo sentada frente un mercado; esperando que dieran las 8 de la mañana y este abriera sus puertas.

Notaba no había casi nada para comprar (solo ají y malanga), sería otra semana sin encontrar frutas, dos señoras que como yo esperaban comenzaron a hablar del día de la mujer.

Te acuerdas que buenas fiestas se hacían en el barrio por el día de la mujer- dijo una de ellas- la otra se limitó a responder que ya nadie estaba para fiesta, que los cubanos estábamos amargados por tantos problemas.

Mientras, yo me preguntaba cuántas cubanas conocen un poco de historia sobre el día de la mujer o por cuantas reivindicaciones tienen que luchar hoy, muchas mujeres en el mundo.

Compré el Granma (órgano oficial del Comité Central del partido Comunista de Cuba) esperando información sobre este importante día.

Ninguna referencia a la historia, referencia que nos mostraría a las mujeres cubanas que el día Internacional de la Mujer Trabajadora no surgió como un día de fiesta sino como una jornada de lucha por los derechos de las mujeres.

Algunos se atreverían a decir que en Cuba este día es festivo porque las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres y son tratadas de la misma forma por la sociedad.

Pero para decir esto habría que cerrar los ojos y no ver que la prostitución en lugar de desaparecer aumenta desde los años más complejos del período especial, donde las encarcelaciones no fueron ni serán la solución.

La mujer sigue llevando el peso del hogar y de los hijos, peso que se acrecentará con la desaparición de los comedores obreros y la escasez de los círculos infantiles.

Foto: Caridad

La nueva política de desempleos empuja a la mujer hacia trabajos con bajo grado de profesionalidad y tradicionalmente ocupados por mujeres como los de empleadas de limpieza y vendedoras de alimentos.

Se están retomando ocupaciones desechadas en los primeros años de la Revolución del 59 que afectan el desarrollo de la mujer y las expone a la explotación como es el caso de las ahora llamadas empleadas domésticas (antes criadas).

Estamos inmersos después de 50 años en una sociedad con fuertes rasgos machistas donde la mujer es tratada en muchos casos solo como objeto sexual.

Véase la actitud de los hombres cubanos, que no tienen miramientos al acosar a las mujeres en las calles no solo con miradas sino también con palabras y gestos.

Aunque Cuba ha realizado avances en cuanto a los derechos de la mujer como el aumento del nivel académico y la legalización del aborto aún queda un largo camino por recorrer que puede volverse más difícil con el aumento de la propiedad privada en la isla.

Hablar solo de los logros de las mujeres sin mostrar los problemas no es una forma de contribuir a un cambio profundo.

Daisy Valera

Daisy Valera: Edafóloga y Blogger. Escribo desde la Ciudad de México, donde La Habana a veces se hace tan pequeña que llega a desaparecer; pero en otras, la capital cubana es una ciudad tan pasado y presente que te roba la respiración.

Daisy Valera has 187 posts and counting. See all posts by Daisy Valera

One thought on “El día de la mujer, un día más de lucha

  • Si fuera una mujer la que se metiera contigo en la calle con gestos y palabras: ¿También te pondrías brava? ¿O la verías como una iluminada?
    Explícame cómo es que con el aumento de la propiedad privada el camino a recorrer se vuelve más dificil.
    ¿Tú sabes que el mundo no se divide en burguesía y proletariado, en trotskismo y capitalismo? ¿Te han dicho que es multicolor? Estás rayando en la sofistería, pero del lado de allá de la frontera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *