Control obrero, ¿Necesidad o prudencia?

Daisy Valera

Foto: Caridad

El comentario de E. González Cruz estaba allí, en la sección Cartas a la dirección, del periódico Granma.

Cartas a la dirección surgió no hace más de tres años para que los cubanos hicieran públicas sus quejas y sugerencias.

El pasado viernes apareció la opinión del ya mencionado compañero, esta llevaba el título: La empresa, los cuadros y los trabajadores.

Aclaro para continuar: cuadros se le llama a los dirigentes -de empresas y otros centros de trabajo- que pertenecen al Partido Comunista de Cuba.

El trabajo de E. González mencionaba la falta de profundidad en los Lineamientos del tema relacionado con la política de cuadros, es decir, en como se designarán los dirigentes de todos los centros de trabajo con los nuevos cambios económicos.

Ciertamente en los Lineamientos que se están discutiendo en vista al VI Congreso del PCC, a partir del cual cambiará la situación política, económica y social de la isla, el tema se sita escuetamente en solo dos puntos: Lineamiento 66 y 202

Ninguna otra línea menciona quienes son, deben ser, o serán,  los que dirigirán los futuros cambios.

Y fue justo después de notar esta situación en los Lineamientos que a E. González se le ocurrió una brillante idea, expresada por él así:

“A mi juicio sería prudente concebir la participación de los trabajadores en la dirección de la empresa estatal socialista a través de la elección, ratificación o renovación de los cuadros…”

Otra sugerencia del compañero es la siguiente:

…”Por su parte los núcleos o comités del Partido cumplirían con el artículo 41 de los Reglamentos para las Organizaciones de Base del Partido, emitiendo su valoración sobre los posibles candidatos a ser elegidos como cuadros y recaería la responsabilidad de la elección en el colectivo de trabajadores…”

Los dos apuntes del compañero nos podrían sugerir que no son los colectivos de trabajadores los que eligen a sus representantes y también que son los órganos del partido los que se apropian de este derecho.

Pero esto serían solo suposiciones, lo que es un hecho es que González Cruz utiliza la frase “…sería prudente……”

La idea del E. González, aunque brillante, no es nueva, ha sido del conocimiento de todos los que han luchado por un sistema más justo que el capitalismo.

Lenin en su Proyecto de decreto sobre el control obrero (1917), por citar solo un trabajo, lo expresa  muy claramente:

1. Queda establecido el control obrero sobre la producción, conservación y compraventa de todos los productos y materias primas en todas las empresas industriales, comerciales, bancarias, agrícolas …

2. Ejercerán el control todos los obreros y empleados de la empresa, ya directamente, si la empresa es tan pequeña que lo hace posible, ya por medio de sus representantes, cuya elección tendrá lugar inmediatamente en asambleas generales…

Entonces sugeriría al compañero sustituir la palabra prudente por otras como: necesario, imprescindibles, si al control de los trabajadores se refiere y a la elección por estos de sus representantes.

Esta idea es ratificada por todos los clásicos del marxismo, y en Cuba, donde se cuenta con una constitución leninista está más que justificado que el poder debe estar en mano de los trabajadores.

Daisy Valera

Daisy Valera: Edafóloga y Blogger. Escribo desde la Ciudad de México, donde La Habana a veces se hace tan pequeña que llega a desaparecer; pero en otras, la capital cubana es una ciudad tan pasado y presente que te roba la respiración.


2 thoughts on “Control obrero, ¿Necesidad o prudencia?

  • el 21 enero, 2011 a las 10:18 pm
    Permalink

    Saludos Daisy, me agrada mas tu esfuerzo en el trabajo…

  • el 19 enero, 2011 a las 9:49 am
    Permalink

    Daisy es interesante que se haya dado eso en la prensa del partido, me pregunto como se llego a filtrar ese criterio en el Granma.
    Que trampa habra detras de todo esto?
    Te imaginas control obrero, pero a lo cubano, por los jefes, que se les ponga el nombre de obreros jefes, esto no tiene solucion, eres una soñadora como muchos por tu juventud, solo el capitalismo pondra las cosas en su lugar.
    No digo que sera facil, pero un estado de derecho en Cuba es imposible construirlo desde el sistema actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *