Chinitas Comerciantes

Daisy Valera

Del barrio chino de La Habana. foto: Caridad

Muchas veces escuche decir que los chinos eran unos excelentes comerciantes.

Muchos amigos y conocidos de varios países me han dicho que donde viven hay siempre comercios de chinos donde los productos que se venden son relativamente baratos.

Esta información coincidía con la que me habían aportado algunas clases de historia; los chinos han viajado a muchos lugares del mundo y han establecido sus negocios en estos.

En muchos países existen los llamados barrios chinos y Cuba no esta fuera de estos.

A lo que se le llama barrio chino en La Habana es a unas cuantas cuadras donde hay establecimientos que venden comida china (o una mala imitación).

Este barrio tiene de chino, un poco el estilo de algunas construcciones y varios nombres de calles como dragones y zanja.

Yo, que soy de otra provincia, al conocer el famoso barrio, no tuve más remedio que preguntarme donde estaban los chinos.

Por más que los busque no aparecieron, a pesar de pasar casi semanalmente por el lugar.

Pero la situación de no ver chinos se solucionó aproximadamente hace tres años.

Chinos, no cubanos, de China, comenzaron a caminar por las calles de La Habana Vieja.

Llegaron a la isla miles de chinos a estudiar español y ahora los encontramos por todas partes.

Los estudiantes chinos muestran a simple vista una mejor situación económica que una buena parte de la población habanera por la calidad de sus ropas y porque consumen en la tiendas por CUC (1 CUC equivale a 25 pesos cubanos).

Pero esta es solo la primera impresión, porque con el paso del tiempo, he podido notar como no la totalidad de los estudiantes asiáticos viven en las mismas condiciones de bienestar.

Han aparecido lo que yo he querido llamar las chinitas comerciantes.

Andan por las calles en grupos de dos o tres con mochilas y bolsas de nylon en las que cargan sus productos.

Ya las personas las identifican como vendedoras ambulantes y las llaman para ver que traen.

De sus bolsas comienzan a salir detergentes, jabones, galletas y hasta bálsamos chinos.

Con sus alegres caritas entran y salen de centros de trabajo en los que tratan de vender sus productos.

Después de conocer esta situación recordé con inmediatez nuestro periódico Granma.

Por los 60 años de la Revolución China, la prensa cubana mostró como el hecho de que sea un país socialista los llevó a avanzar económicamente.

En nuestros diarios se reconoció el papel del PCCh (Partido Comunista de China) en lograr una mejor situación para el gigante asiático.

Pero hay algo que no logro entender, si China es la cuarta economía mundial porque no es capaz de garantizar a sus estudiantes en Cuba, condiciones que no los lleve a convertirse en vendedores ambulantes.

Las diferencias entre los estudiantes podrían ser un indicador de las diferencias de clases existentes en su país.

Pero puedo estarme equivocando y que las muchachas de ojos rasgados que venden en las calles no lo hacen por necesidad y solo sigue esa vieja tradición de los chinos de ser sencillamente comerciantes?

Daisy Valera

Daisy Valera: Edafóloga y Blogger. Escribo desde la Ciudad de México, donde La Habana a veces se hace tan pequeña que llega a desaparecer; pero en otras, la capital cubana es una ciudad tan pasado y presente que te roba la respiración.

Daisy Valera has 187 posts and counting. See all posts by Daisy Valera

One thought on “Chinitas Comerciantes

  • Hola, Daisy:
    Comienzo por felicitar tu buena mano para captar esencias, a través de un aparente ejercicio de mera curiosidad. Creo que escribes partiendo de un asombro descomunal por todo lo que te rodea. Buen inicio.
    Luego de estar viajando entre Cuba y China en los pasados 15 años, puedo decir que algo se me ha pegado de esta nación. Para ir a tu pregunta: China es hoy un pais de inmensos contrastes, como sólo puede serlo un territorio de más de 9 millones de km2, 1.300 millones de personas y 56 etnias, casi todas con lenguas propias, además del idioma nacional. Pero lo que más acentúa hoy las diferencias entre los diversos sectores sociales es su pertenencia a las regiones costeras desarrolladas, o al interior, en su mayor parte ubicado en la zona más pobre y occidental del país. Del total de población, más de 800 millones habitan en zonas rurales y suelen tener los ingresos más bajos, y digo realmente bajos. Con el creciente desarrollo del país, aupado por más de 30 años de reforma y apertura al exterior, muchos chinos, sobre todo en las grandes ciudades, se han hecho millonarios; otros más, viven con cierto desahogo, hacen negocios y viajan fuera del país con frecuencia. Pero cada día se ensancha más la brecha de ingresos, sobre todo entre el campo y las zonas urbanas, algo peligroso a ojos vista, y que tiene al gobierno devanándose los sesos para resolverlo. Tarea dura, pues la Seguridad Social sigue siendo asignatura pendiente para millones de habitantes.
    Esas estudiantes que ves en Cuba, en muchos casos proceden de esas zonas menos bendecidas por la riqueza. En China es casi seguro que no podrían pagarse una carrera universitaria (educación y salud se pagan, y bien caras), así que la beca cubana les ofrece un impulso académico que de seguro les ayudará de por vida y sin costo para sus familias. Pero en lo que a necesidades diarias en Cuba respecta, la alimentación, fuera de la que reciben sin costo en sus becas, les resulta muy cara (hay que ver los precios del Barrio Chino), junto a otras amenidades que suelen desear todos los jóvenes.
    A esto súmale que los chinos, no importa en qué punto del planeta estén, se desviven por hacer negocios, desde vender una latica de unguento, hasta fundar un casino como los de las Vegas. En eso tienes mucha razón. Hay de todo un poco.
    Espero haberte servido de algo
    Saludos y sigue siendo tan “curiosa”
    Isidro, en Pekín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *