Banderas de principio de año

Daisy Valera

HAVANA TIMES, 6 ene — No participé esta vez de los tradicionales rituales propios de cada 31 de diciembre.

Tirar agua a la calle es para muchos como un hechizo, uno que busca purgar los males del año que concluye y alejar las desgracias del que recién comienza. Preferí dormir.

Llegué al 2012 y lo primero que me impresionó en este año fueron las banderas.

La del Movimiento 26 de julio, esa que me enseñaron que era roja y negra por la sangre derramada y por el luto de los cubanos. Nunca mencionaron mis educadores la similitud de esta con la bandera de los anarcosindicalistas.

La otra es la bandera nacional, que sirve también para recordar el triunfo de la revolución de 1959 el primer día de enero.

La bandera cuelga por estos días en muchos lugares, quizás por indicaciones de instancias superiores.

Podemos verla ondear en edificios donde se albergan los estudiantes universitarios, esos que tienen que lidiar con una mala alimentación y no mejores condiciones higiénicas.

En el club de computación más grande de la isla, en una clínica especializada y costosa para tratar extranjeros.

En todos los establecimientos donde acicaladas empleadas venden al pueblo productos imprescindibles en CUC.

En algunos balcones de casas donde posiblemente viva el presidente del Comités de Defensa de la Revolución o algún negociante del barrio.

Y también acompañando algunos árboles de navidad en hogares que aún por estos días celebran al ritmo de Willy Chirino.

Miro la bandera cubana y no siento nada.

Indiferencia casi total antes las barras blancas y azules, ante el triángulo rojo y la estrella (dicen que de plata).

Imagino a Martí o a Mella, prefiriendo nuestra bandera ante el colonialismo que representaba la bandera española o la política imperial que revelaba el izamiento de la norteamericana.

Pero mi historia es otra.

Doce años saludándola y diciendo que sería como el Che, otros tantos desfilando (por Elián, por los cinco, por el 27 de noviembre, por el primero de mayo…) con esa misma bandera pero de papel y pegada a un pedazo de madera maloliente.

No me conmueve, me cuestiono si la quiero con toda mi alma, como rezaba aquel poema aprendido en la infancia.

De alguna manera me recuerda demasiadas decisiones tomadas desde arriba y de espaldas al pueblo.

La bandera me mira desde los balcones, y cuando  la miro, solo alcanzo a descubrir un símbolo saboteado.

Daisy Valera

Daisy Valera: Edafóloga y Blogger. Escribo desde la Ciudad de México, donde La Habana a veces se hace tan pequeña que llega a desaparecer; pero en otras, la capital cubana es una ciudad tan pasado y presente que te roba la respiración.

Daisy Valera has 187 posts and counting. See all posts by Daisy Valera

5 thoughts on “Banderas de principio de año

  • Daysi,

    Pienso que no hay que echarle la culpa a la bandera, es como si el hombre o la mujer que descubre una infidelidad, hechara a la calle el sofa donde encontro al amante y siguiera con su conyugue infiel.

    La bandera Cubana es hermosa, representa la Cubanidad definida claramente por el autententico pensamiento martiano. La bandera no representa a aquellos (el 1%) que se valen de ella para seguir tratando de engañar al 99% de la poblacion (aunque el pueblo no les cree) no tiene otra opcion, dado que no cuentan con la suficiente conciensia ciudadana para exigir los mas elementares derechos.

    Cuba es un excelente lugar para invertir grandes capitales, a parte de la belleza natural de la isla, los trabajadores no pueden oponerse publicamente a ninguna medida que dicte el gobierno, no hay sindicatos independientes defendiendo los intereses de los trabajadores, prensa libre, los estudiantes Cubanos tampoco se indignan o protestan publicamente, en fin es un paraiso para los inversionistas foraneos y sus socios nacionales que cuentan con pueblo “bien comporatado” o ovejitas obedientes.

    Las diferencias sociales van a seguir creciendo, posiblemente Cuba sea uno de los paises con mayor desigualdad, dada la distorcion especial que provoca la dualidad monetaria. En ningun pais del mundo que yo conozca existes 2 monedas en un mismo pais, una moneda para los ricos (CUC) y la otra moneda “Nacional” para la mayoria de la poblacion, es una especie de “apartheid” economico y lo trizte es que no hay solucion a largo plazo.

    He seguido de cerca tus articulos y me alegra ver como poco a poco vas despertando al entorno que te rodea. Las diferencias sociales y los privilegios en Cuba van a seguir creciendo, estas viviendo una transicion (solapada), hacia una era post…..y sabes cual es el final ? La transferencia de los mayores grupos empresariales y negocios a los militares, ese libreto se conoce muy bien en otros lugares. La era de la ideologia (subsidiada) se acabo, ahora es la lucha por los recursos la que prevalece, la poblacion no tiene ni un chance de reverter la situacion desafortunadamente y por eso opta por salir del pais y ariesgar sus vidas en el estrecho.

  • Disculpame pero mi libertad nada tiene que ver con la bandera, si pudiera hacer una nueva bandera la haria igual y mi partenza nada tiene que ver con los simbolos patrios

  • Daisy, entermanete de acuerdo contigo, el amor a las gentes y cosas (y a las cosas que representan gentes) solo debe partir del individuo, ya que es enteramente una decisión personal, los poderosos de cualquier calaña siempre obligan a las minorías a identificar símbolos con ellos, y por tanto a profesarles respeto, devoción y castigo para el que no se incline ante el gorro del duque, por eso me gusta que hagas como hizo Guillermo, el héroe de la ballesta.
    La Giraldilla, la libertad nada tiene que ver con amor a ningún símbolo, quizá es la forma que tienes de guardar en un fetiche tu añoranza por Cuba Imagina que pudieses hacer una nueva bandera cubana, si eso fuera posible, quizá no hubieras tenido que partir, pero por ahora no se puede, saludos fraternales desde el infierno.

  • Miro la bandera cubana y no siento nada. apretastes Daisy, como se puede mirar la bandera del pais y no sentir nada, es la bandera de todos los cubanos, es la que nos representa en todas partes, es verdad que en todos estos anos la han cojido como simbolo de revolucion y de doctrinas politicas pero es la nuestra bandera, hay que mirarla por lo que es y no por lo quieran ellos, yo cuando la veo se me eriza la piel p’q representa a nosotros, al pueblo cubano, cuando la veo me recuerda a todos los que murieron defendiendola, no representa a los hnos Castro y a todos esos politicos que en todos estos anos lo que han echo es limpiarse el culo con la bandera, representa a nosotros, a los que viven en Cuba y a los que viven afuera, a los que murieron en el mar con las barsas y a los que llegaron donde querian llegar , a los cubanos que pasan trabajos en Cuba y a los cubanos que se fueron que no ven la hora de regresar, a los blogueros que desde Cuba escriben contando la verdad como tu y a los presos politicos, esto es la bandera cubana para mi y creeme moriria para defenderla

  • un simbolo saboteado… ufffff, que duro… muy bueno eso. muchisimas veces he pensado lo mismo, gracias, Daysi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *