Asperezas de la compra/venta de autos en Cuba

Daisy Valera

Moskovich en la Calle Zanja de La Habana. Foto: Caridad

La compra/venta de medios automotores entre particulares generó antes del pasado congreso del PCC más de 13 816 opiniones en el debate de los lineamientos que fueron aprobados.

En el lineamiento 286 quedó plasmada la decisión de establecer la compraventa de vehículos  y el pasado 27 de septiembre muchos ya tenían en sus manos la Gaceta Oficial No. 031, donde varios ministerios fijaban las nuevas leyes para la compraventa y el traspaso de estos bienes materiales.

La nueva legislación parece librarnos de muchos años de prohibiciones y negocios ilegales.

A partir de este momento podrán negociarse entre propietarios nacionales y residentes  extranjeros vehículos obtenidos después del Triunfo de la Revolución.

Entre ellos los Ladas y Moskovich  (marcas rusas) obtenidos durante décadas por profesionales así como los que han adquirido deportistas, artistas y médicos en la última década. Para la transacción solo tendrá que mediar un notario.

Un punto interesante de este Decreto No. 292 es que en el proceso de transacción, aunque se exige que el comprador presente una relación de los vehículos de motor que posea, no queda fijado el número de vehículos que se podrá adquirir.

Por otra parte está la compra de vehículos en entidades comercializadoras mediante una autorización.

Esta opción (la de comprar carros modernos nuevos o parcialmente nuevos) la tendrán solamente aquellas personas que por su trabajo en funciones asignadas por el por el Estado o en interés de este hayan sido remuneradas en CUC.

A estas personas no se les pedirá  la entrega de vehículos que hayan adquirido anteriormente y las autorizaciones para compras se harán cada 5 años.

Otro punto a resaltar de los nuevos decretos y resoluciones es que los que saldrán definitivamente del país podrán donar sus vehículos a los familiares próximos siempre y cuando el Ministerio del Trasporte  no deniegue la trasmisión de la propiedad por “considerarla de utilidad pública o interés social.”

Hasta aquí las principales leyes que por estos días alegran al pueblo de mi país, por supuesto que yo me sumo al buen humor de todos,  ya que de cierta manera han visto cumplido un reclamo que existe hace muchos años.

Pero no está de más reflexionar.

Espero que con las nuevas compras de autos por particulares no se creen redes de trasporte privado que hagan pensar al Estado que debe desentenderse de este renglón tradicionalmente aciago. Actitud que dejaría al pueblo a merced de los cuentapropistas.

No estoy totalmente de acuerdo con que se vendan los mejores vehículos a funcionarios estatales, mucho en los últimos tiempos han demostrado ser no más que mantenidos que se dan chapuzones en las mieles del poder.

Los robos en ministerios y las purgas de los últimos tiempos debían haber bastado para evitar la actual legalización de este privilegio.

Por otro lado están los burócratas del Ministerio de Transporte que podrán decidir a sus anchas que auto se quedará en poder del estado por su supuesta utilidad. Por desgracia este acápite se presta para ilegalidades y malversaciones que a ningún cubano le sería difícil imaginar.

Por el momento solo nos queda esperar los resultados de le puesta en práctica de esta nueva política.

Daisy Valera

Daisy Valera: Edafóloga y Blogger. Escribo desde la Ciudad de México, donde La Habana a veces se hace tan pequeña que llega a desaparecer; pero en otras, la capital cubana es una ciudad tan pasado y presente que te roba la respiración.


3 thoughts on “Asperezas de la compra/venta de autos en Cuba

  • el 19 enero, 2012 a las 10:12 am
    Permalink

    senores hasta cuando seremos tratados asiiiii hasta cuando seremos libres de hacer de decir de pensar lo que se nos pegue lagana hasta cuando aguanaremos mieeeerrrrdaaaaaaa
    para los trabajadores para los que estan en primera fila en las tribunas para los que se rompen el lomo nunca hay nada nada nada siempre mas jodidos

  • el 11 octubre, 2011 a las 8:01 am
    Permalink

    Totalmente de acuerdo con el comentario anterior, o sea que en Cuba a partir de ahora solo tendran acceso libre a la compra de carros en las agencias son los extranjeros residentes en la isla de forma temporal o permantente, asi como los derechos para exportar carros… esto me recuerda los tiempos en los que solo los extranjeros podian obtener linea de telefonos celulares.. porque se le da un tratamiento diferenciado pero no solo diferenciado.. sino de ventajas en un pais que no es el de ellos.. ??? tratamos mejor en Cuba a los entranjeros que a cualquier de origen nacional… creo que habra negocios al final, donde los residentes van a las agencias y compran carros y despues los revenden a los cubanos.. seguimos cocinandonos en las sopas de la corrupcion…

  • el 9 octubre, 2011 a las 9:45 am
    Permalink

    Se dice que quien se acontenta es feliz, es verdad que con estas nuevas leyes muchos que tienen carros los podran legitimizar y otros podran regalarlos a un familiar sin esperar la muerte pero p’q un gob me tiene que dar el permiso para comprar o no un carro, cambiamentos de leyes o no sigue siendo el gob quien da la ultima palabra, sigue siendo el unico que dice a los ciudadanos los carros que pueden comprar y los que no pueden comprar, comprar en MN o en CUC, como pueden dar permiso de comprar en CUC cuando los salarios no son en CUC, es una contradiccion y quien le dijo a ellos que solo los que se comportan bien pueden comprar los carros nuevos como si fueran ninos, comportate bien p’q si no no te compro tu juguete preferido, en ningun pais un ciudadano tiene que pedir permiso para comprar un carro, basta ir a una concecionaria y comprarla pero como ya escribi al inizio si usd se acontentan con poco, somos felices todos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *