Cuna de la Revolución (II)

Francisco Castro

Y todo sigue en su lugar
Los adoquines y el pasado
[…]

William Vivanco.

Santiago de Cuba-- Photo: zz77
Santiago de Cuba-- fhoto: zz77

Santiago duele.  Y duele sobre todo la inmovilidad de sus gentes.  Y de sus organismos y organizaciones.  Y de su gobierno y su mente.  Siento miedo al caminar por las calles de esta ciudad, porque siento que viajo en una máquina del tiempo que me lleva a décadas grises de la vida en Cuba.

Cierto que históricamente Santiago, a pesar de ser la segunda ciudad en importancia en el país, después de la Capital, ha estado a la saga de lo que pasa en La Habana.

Al principio, cuando éramos colonia española, por un problema de distancia.  Todas las disposiciones reales llegaban primero a La Habana, y varias semanas o meses después, a Santiago.

Esto trajo como consecuencia que se creara una especie de distanciamiento entre estas ciudades, distanciamientos que arrastramos hasta nuestros días, y que se ve en la rivalidad entre los equipos de béisbol de ambas ciudades.

Esto llega a tonos oscuros en los finales de las series nacionales; en la oponencia absurda entre los habitantes de las ciudades, y las ofensas de unos hacia los otros -los habaneros llaman a los orientales, especialmente a los santiagueros, palestinos-, la intolerancia entre una cultura y otra -existen diferencias entre las culturas de las ciudades que quizás pasen desapercibidas para el visitante ocasional, pero que se ve en la forma de vestir, hablar y caminar, la música y los bailes, la comida…, a pesar de ser Cuba un país pequeño-, y en muchos otros detalles, como por ejemplo, cuando alguien dice que es santiaguero, u oriental, siempre lo miran como de soslayo, o sueltan algún tipo de imprecación, aunque ese santiaguero u oriental sea atípico como yo.

Esa constante desvalorización de esta porción del territorio cubano ha influido en la autoestima de buena parte de sus habitantes.  Las nefastas consecuencias que este fenómeno puede acarrear no creo que estén previstas por los encargados de la organización social del país. Sin pretensiones apocalípticas, creo que algo habría que hacer para evitar males mayores que los que se viven actualmente.

Estos días en la ciudad santiaguera me han mostrado a un pueblo que más que un grupo humano parece un rebaño de corderos.  Ojo con el cordero, puede ser un lobo disfrazado, y no uno que se acoge a la moda de travestismo que puja por establecerse en la isla, sino uno con intensión de mostrar sus colmillos cuando menos el pastor se lo espere.

2 comentarios sobre “Cuna de la Revolución (II)

  • Ese comentario de Francisco Castro me parece un poco superficial y poco serio. Esa no es la realidad. Los santiagueros no sienten baja su autoestima, sono todo lo contrario, se siente orgullosos de serlo, y los que somos de otra parte del país les reconocemos muchos valores. Que haya diferencias culturales y formales? Las hay también en otras provincias como Pinar del Río y nadie se siente disminuido por eso. Considero además que Santiago ha recibido y está recibiendo la mayor atención que las condiciones del país permiten. Ahora mismo, las mayores obras hidráulicas que se hayan hecho nunca en el país se están haciendo en las provincias orientales, incluido el acueducto de Santiago de Cuba, que históricamente había tenido dificultades, porque era muy viejo y ya no respondía al crecimiento poblacional. La foto que se muestra no es representativa de Santiago. Muchas casas peores que esa hay en La Habana esperando por su reparación, pero todas no se pueden reparar de una vez.

    Respuesta
  • No somos un país rico y además de tener que soportar un bloqueo económico que dura ya casi 50 años, tenemos que soportar todos los años fenómenos naturales que nos obligan a construir o reparar miles de viviendas, lo cual retrasa los demás planes de reconstrucción de las ciudades. Me parece por lo tanto injusta la observación que se hace al gobierno de la provincia y del país en relación con la atención a la ciudad de Santiago de Cuba.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Compañeros, Varadero, Cuba. Por Cheril, LeBlanc (Nova Scotia, Canadá). Cámera: Nikon D 3400

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com