Positividad inalámbrica

Chantico Borgia

HAVANA TIMES – A veces resulta difícil enfocarse en las cosas  buenas. Cuando las personas piden una retroalimentación, la mayoría de las veces obtienen una lista de las cosas que deben mejorar. Vivir en Cuba y experimentar la vida del cubano cotidiano puede tener las mismas consecuencias.

Sin embargo, de alguna manera, en este blog me gustaría mantener siempre una actitud positiva. La negatividad es contagiosa y, como futura trabajadora de la Salud, tengo que evitar que esa enfermedad infecciosa se propague.

Cuba es conocida por sus automóviles viejos, el comunismo, los cigarros, pero ¿qué hay de la tecnología? Lo más probable es que no esté en la parte de arriba de la lista. Para comprender cómo ha sido la tecnología revolucionaria para los cubanos, primero debemos conocer un poco de historia.

Desde la década de 1960, los Estados Unidos de América han mantenido un embargo sobre la Isla. Los simpatizantes con el Gobierno cubano argumentan que el término correcto debería ser bloqueo, ya que dicen que los Estados Unidos han impedido que cualquier comercio se realice desde o hacia la Isla.

Por esa causa, los cubanos han tenido un crecimiento económico limitado, debido a la falta de socios comerciales y al flujo de capital en efectivo para mantener su infraestructura en funcionamiento (por favor, tengan en cuenta que esta es una versión muy corta y simplificada del embargo cubano).

Por lo tanto, durante aproximadamente cinco décadas, la rezagada economía cubana no se había permitido avances tecnológicos significativos. En el 2015 se crearon los primeros sitios  públicos de Wi-Fi, a un costo de 2 CUC (2 USD) la hora y los precios permanecieron fuera del alcance de la mayoría de la población, hasta hace poco.

El año pasado se implementaron puntos públicos de Wi-Fi en varias universidades y centros investigativos a 1 CUC la  hora, el mismo precio establecido ahora en parques y otros lugares.

Ese alcance y disminución de las tarifas en un lapso menor de cinco años ha sido impresionante. Además, este verano, Etecsa (la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, única además) comenzó a implementar periodos de prueba gratuitos, de 48 horas, para el servicio de Internet de telefonía 3G en los móviles, dando a entender que en un futuro cercano uno puede esperar poder realizar un video chat desde la comodidad de su propio hogar.

Esta revolución también ha dado pasos importantes en un nivel educativo. Cuba ha creado un portal intraweb al que las universidades pueden acceder sin costo. Ese portal es un circuito cerrado de información, similar a una pizarra en cualquier universidad de los Estados Unidos. Sin embargo, ha transformado la forma en que los estudiantes y los profesores se comunican.

La intraweb permite a los profesores publicar materiales relacionados con la clase, administrar exámenes de opción múltiple y tener acceso regular al correo electrónico de la escuela. Eso es algo sorprendente, teniendo en cuenta que antes para encontrar materiales de clase, tenías que ir a tomar fotografías de la única copia impresa que había. Las aplicaciones telefónicas como Zapya han hecho que la transferencia de archivos, aplicaciones, imágenes, etc. sea fácil y accesible en un país que carece de los materiales y recursos para imprimir.

En este siglo, Internet ya no es solo una mercancía, sino una necesidad. La revolución de Internet pudo haber llegado tarde al país, pero lo hizo en un momento en que Cuba está comenzando a labrarse su reputación en este nuevo siglo. Con las formas innovadoras en que los cubanos han usado sus recursos limitados, solo se puede imaginar que serán algunos años interesantes.

Chantico Borgia

"Nací aquí y crecí allá. Estudié aún más, al lado de los lagartos en el pantano. Trabajé para desmantelar la tubería que envía a los jóvenes de la escuela hacía la prisión. Me fui, resultó que nunca fue mi vocación. Me mudé a Cuba para aprender sobre la atención médica. Terminé descubriendo que nunca se trataba de salud, era la otra palabra que comienza con “h”. Actualmente tratando activamente de convertirme en un humano luchando por un futuro mejor".


2 thoughts on “Positividad inalámbrica

  • el 8 octubre, 2018 a las 5:37 pm
    Permalink

    “Por esa causa [el bloqueo], los cubanos han tenido un crecimiento económico limitado, debido a la falta de socios comerciales y al flujo de capital en efectivo para mantener su infraestructura en funcionamiento”

    Ahí dejé de leer. Paupérrimo el nivel, no sé a dónde se dirige este medio con semejantes incorporaciones.

    ¡Gracias Fidel!

  • el 4 octubre, 2018 a las 12:11 am
    Permalink

    ¡Bienvenida! a la “hija emigrada” de Elio -éramos pocos y parió la perra-. Pero ¿No habían dicho que el programa infantil “Tía Tata cuenta cuentos” ya hace mucho se había ido del aire? ¡Cómo hay que escribir basura a costa de una carrera médica regalada! ¡Por favor! señorita. Vaya a hacerles esas historias infantiles de 7ma categoría a los amiguitos “progres” de Robert De Niro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *