Un problema de índole sexual exclusivo de Cuba

Carlos Fraguela

En las afueras del Cine Payret de La Habana.  Foto: Caridad
En las afueras del Cine Payret de La Habana. Foto: Caridad

HAVANA TIMES — Hace menos de un mes conocí a una muchacha que es la pareja de un amigo que conozco por mi trabajo. Mi amigo está en este momento trabajando en su tesis de restauración. La joven es uruguaya y está de visita en Cuba y se queja de que no puede ir a ningún cine citadino sola sin ser acosada por hombres que se masturban a su lado.

Pensándolo bien es realmente un problema, cualquier persona libre tiene el derecho de ir a un cine de la ciudad a disfrutar una película sin ser interrumpido por alguien que asiste al lugar en función de una actividad que no es para la que fue creado el local del cine.

Nunca había pensado en ese fenómeno porque yo siendo hombre nunca he sido acosado a tal punto. Basta con moverse de lugar en caso de insistencia, pero en el caso de las mujeres se convierte en una experiencia de forcejeo asfixiante, imagino.

La muchacha de la cual les cuento es estudiante de danza y se refiere al fenómeno con indignación como único de Cuba, no lo ha visto en ningún otro lugar del mundo al que ha viajado. A los hombres que practican estos actos de importunación no parece importarles que sus familiares femeninos (hijas, esposa, madre) pudieran ser víctimas de lo mismo.

Mi amigo Rolando me contó que en su viaje a Argentina visitó por curiosidad salas de proyección de cine dirigidas a diferentes tendencias sexuales, donde también existían cuartos y locales, algunos privados con proyecciones específicas y donde los asistentes negocian las condiciones previo acuerdo. Estos son los llamados cinesex, que existen para satisfacer los gustos diversos de adultos, sin necesidad de invadir el derecho ajeno.

También existen unos locales llamados cuartos oscuros en el mundo entero, aledaños a discotecas o bares, donde personas mayores tienen encuentros según sus necesidades de tipo sexual. Creo que está faltando en Cuba este tipo de local, para los que a falta de un espacio propio, invaden el de la población que busca solo ver una película pacíficamente, sin pensar en sexo.

 

Carlos Fraguela

Carlos Fraguela: Soy amante de la libertad, de la naturaleza, las artes decorativas, la música, la tecnología y los seres humanos. Repudio la estupidez humana, aunque comprendo que existe como parte de un todo imperfecto. Rechazo a los abusadores y a los parásitos. Me gusta bucear y compartir con mis amigos. Trabajo en restauración y solo me he aburrido cuando he estado ingresado en un hospital. El sexo y la amistad son mis únicos Dioses.


41 thoughts on “Un problema de índole sexual exclusivo de Cuba

  • el 13 mayo, 2017 a las 7:18 pm
    Permalink

    También me gustaría recalcar q todo depende también de como vayan vestidas las mujeres …ya q hay algunas q van mostrando todo y así les gusta salir a la calle y pues claro nosotros los hombres tenemos pensamiento y deseos también y no somos ciegos….cuiden bien en la forma q vistan al ir al cine por ejemplo or al parque….. saludos

  • el 25 enero, 2017 a las 11:22 am
    Permalink

    Hola, perdona las molestias; me podrías decir la contraseña para ver ese documentala través de Vimeo? estaria muy interesado.
    Muchas gracias, un saludo.

  • el 17 septiembre, 2015 a las 9:18 pm
    Permalink

    Estudie por varios años en cuba en la escuela salvador allende de la Habana y es cierto lo q dice un pana en toda la parada que esta al frente de la ciudad deportiva hay un parque y es hay donde se la pasan un viaje de seres sin oficios y de mente baja que toda persona q este en dicha parada los puede ver y observa a un costado y los ve a “hombres” q se hacen la paja sin importar la hora ni nada eso lo vi yo muchas veces y doy fe de lo que digo en país a ese tipo de gente se le da un solo tiro en la cabezota esa para que jamas lo haga ahh pero si la policía agarra a alguien vendiendo maní o cigarros o lo q sea sin licencia o permiso a ese si se lo llevan preso no digo yo q la ley se la aplican es al pendejo ,,,,saludos amigos cubanos

  • el 28 marzo, 2015 a las 6:15 am
    Permalink

    ATILA la paja no es invento cubano, lo que es exclusivo de cuba son los pajizos.

  • el 24 marzo, 2015 a las 3:38 pm
    Permalink

    No jodan, así que por lo que veo este foro de estudiosos de la sexualidad trastocada han llegado a una sabia conclusión: ¡La paja es un invento cubano!. ¿Será por eso que nos han metido en la lista de paises terroristas? Verdad que cuando uno quiere politizar algo hasta Freud lo convierten en un puñetero filósofo marxista

  • el 22 marzo, 2015 a las 8:22 pm
    Permalink

    Olvidate, que no es ninguna enfermedad, es pura sinvergüenceria en un país donde el gobierno se ha dado la tarea de convertirlo en una selva. Y al paso que vamos lo están logrando. That’s all.

  • el 22 marzo, 2015 a las 3:25 pm
    Permalink

    Toda esa gente es catalogada en Estados Unidos como sexual offenders y tienen que reportarse con la policía donde quiera que estén, una vez hayan cumplido su condena. La verdad es que nunca he visto algo así en los 44 años que llevo en Estados Unidos. ¡Jamás!. Aquí a nadie se le ocurre masturbarse en un cine ni en ningún otro lugar público. Los únicos que hacen eso son algunos gays cuando van a cines donde exhiben ese tipo de películas, pero allí todos son hombres y buscan lo mismo: sexo. Sin embargo, ni si quiera ahí se atreven a hacer algo así porque el vice squad está en todas partes y, además, ese tipo de cine ya ha pasado a la historia. Sin embargo, los casos de exhibicionismo patológico, como el de Cuba, son muy infrecuentes en este país. Aquí eso es un delito serio. Es más, hasta por orinar en público, aún si es contra una pared, te pueden llevar preso. Lo de Cuba no tiene explicación, excepto pensar que hay muchos depravados ahí o enfermos. Muchos de esos hombres no tienen falta de sexo, no es eso, es simplemente una compulsion. ¿Será que no recibieron suficiente atención cuando eran niños? ¿Será que esa es una manera de hacerse notar? ¿Será que esa es la forma que tienen de pedir ayuda? Pero si la policía, y el público, sigue igonrándolos, entonces este fenómeno nunca tendrá fin.

  • el 22 marzo, 2015 a las 6:50 am
    Permalink

    Isidro es que lo que es autóctono de Cuba es justamente el exhibicionista. Más bien, el exhibicionismo como epidemia social.

    Porque yo no dudo que en todas partes haya tipos con queso que se masturben en su baño. Ok, yo no los he tenido que ver, la uruguaya no los ha visto, mi hija no los ve… Pero en Cuba te obligan a verlos. Eso no lo he visto en otro país, y he pasado por varios.

  • el 21 marzo, 2015 a las 9:48 pm
    Permalink

    Gusana:

    Observa que trato de establecer una diferencia entre el hombre que tiene mucho semen acumulado, lo que en Cuba llamamos “queso” o “atraso”, por prolongada falta de contacto con el sexo opuesto, y el exhibicionista compulsivo. Son dos casos diferentes que, en cosencuencia, requieren de enfoque diverso. En Cuba, para agravar las cosas, no existen saunas, salones de masajes, puticlubs o clubes de alterne donde desfogarse, algo que es muy común en tantos otros lugares.

    También nuestra Isla es un lugar donde abunda la zoofilia. No hubo una sola escuela al campo en mis años juveniles en que varios estudiantes no dieran buena cuenta de cabras, perras y vacas ¡y hasta gallinas! A veces lo hacían con público incluido, o compartían el animal entre varios.

  • el 21 marzo, 2015 a las 7:09 pm
    Permalink

    Hay que buscar una solución parecida a la de la película peruana “Pantaleón y las visitadoras”. Esta cree en youtube.

    Propongo que Erasmo investigue a fondo el tema. Creo que le quedo bien la investigación sobre el cáncer, aunque nunca dijo cual era la causa del incremento.

  • el 21 marzo, 2015 a las 5:35 pm
    Permalink

    En una ocasión fui con una compañera mia al Parque Almendares, allí nos sentamos a conversar en uno de los bancos que están por la zona donde alquilaban botes de remo (el referido parque tenía fama de ser centro de “tiradores” en esa época); en eso me da por mirar para la parte posterior del banco y allí como a diez metros estaba el “tirador” muy inspirado (mi compañera ya lo había visto pero no me había dicho nada, parece que por miedo a buscarme un problema). Ni corto ni perezoso le puse un carnaval de pedradas al tipo de mierda ese, salió corriendo y ni tiempo le dió para guardarse la piltrafa, me imagino todavía estará tomando dipirona para aliviarse el dolor de las pedradas que le di. Eso es lo que tiene que hacer la gente, enfréntárseles, me imagino la impotencia y la humillación que sienten las mujeres víctimas de esos depravados; si la policía no actua, entonces la propia gente tiene que defender a las mujeres. Ese es un problema que va más allá de consideraciones políticas ni de otra índole; “tiradores” y violadores tiene que ser fuertemente castigados, si en Europa les pasan la mano Cuba no tiene por que hacer lo mismo.

  • el 21 marzo, 2015 a las 5:09 pm
    Permalink

    Si es una enfermedad quiero que me digan los medicos por que la incidencia en Cuba es tan alta.

  • el 21 marzo, 2015 a las 9:23 am
    Permalink

    Nada de estudio psiquiátrico, con eso se “le pasa la mano” desde a un “tirador” hasta a un ladrón y criminal. La solución es fácil, que la policía haga su trabajo; los “tiradores” de los cines son habituales, los empleados saben quienes son; entonces la policía llega, entra silenciosamente, sorprende al tipo en plena faena…y le suena par de palos bien encentrados con la tonfa, de ahí para la estación con acusación de acoso o algo por el estilo. Por favor, que nadie se refiera a derechos humanos en este caso, para la depravación eso no existe.

  • el 21 marzo, 2015 a las 8:58 am
    Permalink

    Vean este documental “El mundo de Raul” (no Castro, ok) donde se cuenta la historia de un vanguardia nacional, excelente hijo pero tiene un pequeño defecto: es un “tirador enfermiso”. Esta muy bueno porque deja ver que es un problema de salud que ya deberia tener al menos una campaña de concientizacion en los medios de comunicacion.

    https://vimeo.com/45356792#

  • el 21 marzo, 2015 a las 7:46 am
    Permalink

    Eso sin contar los mira huecos que otra especialidad muy difundida aunque menos dañina que los tiradores. Yo creo que es una pandemia sexual que tiene su origen en el excesivo consumo de picadillo de soya y croquetas explosivas.

  • el 21 marzo, 2015 a las 7:39 am
    Permalink

    Tan enfermos que a uno lo llegué a desafiar, le dije que si quería que le diera el culo allí mismo (UH por el tanque) y me dijo que no, que para eso él tenia su mujer.

  • el 21 marzo, 2015 a las 7:36 am
    Permalink

    Es una patología social cubana. Te puedo decir que me vi obligada a ver muchos de estos casos.

    Los que te muestran el pene, los que se masturban frente a ti, los que te llaman para que veas, los que se te pegan aprovechando las moloteras de gente y te lo frotan y si lea armas escandalo te dicen que estas loca.

    Una vez se la agarré a uno en la guaguas. Ya me tenían harta. Y le metí las uñas y le dije que si también quería que se la mordiera. El tipo se puso pálido y se bajó en la siguiente parada.

  • el 21 marzo, 2015 a las 7:31 am
    Permalink

    ¿Decentes los del cine?
    ¡Le ronca!
    A mi uno me untó su semen en mi muslo y se mandó a correr, en el cine. ¿Serias capaz de imaginar lo que se siente?
    Es como que te violen.

    Nadie tiene por que ver los órganos sexuales de otro que no es su pareja. Y mucho menos verlo masturbarse.

    Son unos descarados hijos de puta.

  • el 21 marzo, 2015 a las 7:26 am
    Permalink

    Isidro el que alguien se masturbe en su cuarto o el baño no es tema. Estoy segura que se hace en cualquier país. Hasta puedes buscar en internet y revistas las mejores practicas.

    La plaga cubana son los que lo hacen intención de ser vistos. Desde que yo salí de Cuba dejé de ver pajizos y no creo que de un día para otro dejara de estar yo tan buena y provocativa que tantos hombres no pudieran contener la necesidad de mostrarme su pene.

    No. Algo hay de fondo. No se que, pero algo hay en Cuba que propicie eso. Y definitivamente no es la carencia habitacional porque eso se puede hacer hasta en un baño publico. Sitios donde nadie te vea hay muchos pero ellos escogen ser vistos.

  • el 20 marzo, 2015 a las 9:50 pm
    Permalink

    Lo de los tiradores, o pajizos, es autóctono de Cuba. Tan cubano como…. Bueno, mas cubano que el congrí

    En la mismísima UH, en la escalinata y en la biblioteca central conocí pajizos habituales. Uno me llamaba la atención porque usaba unos zapatos como los de los militares, tenia un descosido en el tiro del pantalón para sacarse el pene y masturbarse oculto con un libro.

    En los cines eso es el pan nuestro de cada día. En cualquier callejón oscuro, en la guaguas. En la terminal, en la calle G, en la playa…

    Como si todo el mundo tuviera mucho queso.

  • el 20 marzo, 2015 a las 2:20 pm
    Permalink

    Jiji,,, muy buena idea, van a tener que agarrar la cámara y colgarla en YouTube para desenmascarar a estos pajosos.

    re: al pobre Pánfilo le quitaron la pedidera de jama y lo dejaron siendo alcoholico. Que locura de país!

  • el 20 marzo, 2015 a las 2:52 am
    Permalink

    Jaja…Miranda, pero Pánfilo salió en Youtube (y lo que le hicieron no tiene nombre)…El dia que un pajero desfile por allí creo que podrá despedirse del oficio…

  • el 19 marzo, 2015 a las 11:28 am
    Permalink

    Ella nunca lo vio

  • el 19 marzo, 2015 a las 10:30 am
    Permalink

    Isidro, seamos consecuentes y entendamos las cosas como son. A Pee-wee Herman también lo cogieron in fraganti mientras se masturbaba en público en un cine para adultos, y pasa en cualquier pais.

    El problema es que en público esta prohibido así sea por desesperación o por la necesidad de exhibicionismo-morboso. No hay excusa que valga para esta epidemia-social y que el gobierno no tome medidas. Porque no es un cuento aislado sino que ya se sabe que desde cuando está pasando y el gobierno no hace Nada.

    Donde están los representantes del orden?, donde estan los que te salen en un santiamen cuando alguien sale y grita abajo Fidel o a pedir jama?, Como le hicieron a Pánfilo que lo “recluyeron” e hicieron el teatro de que era porque era alcoholico y que lo estaban rehabilitando?.

  • el 19 marzo, 2015 a las 6:09 am
    Permalink

    Y como tu esposa reacciono?

  • el 19 marzo, 2015 a las 12:12 am
    Permalink

    No creo que sea un fenómeno exclusivo de Cuba. En Suecia, hace dos años, un tribunal absolvió a un hombre acusado por masturbarse en pleno día en una playa.

    http://gawker.com/public-masturbation-declared-legal-in-sweden-after-land-1340599730

    Pasa que en otros países hay sitios con los que no se cuenta en Cuba para “aminorar tensiones”, como en los casos que menciona el argentino del post, o las casas de masajes, las saunas, las casas de trabajadoras del sexo (por ahora estas suelen estar en la calle), los puticlubs, los clubes de alterne…en fin.

    Habría eso sí que diferenciar entre el el individuo que está desesperado por “descargar” y el que siente como una necesidad exhibir su “actuación” en público. Son dos casos distintos.

    En China, durante la Revolución Cultural, los contactos entre sexos estaban tan restringidos y hasta vigilados, que no era raro ver a un varón teniendo una eyaculación espontánea en público con el puro roce del viento.

  • el 18 marzo, 2015 a las 7:32 pm
    Permalink

    LOBO: tu estas buscando que te inviten al cine?

  • el 18 marzo, 2015 a las 7:09 pm
    Permalink

    Dentro de Ciudad Libertad, en entre el bosquecillo y los yerbazales que había o hay en el camino que hay que coger de los albergues de becadas a la facultad de Física y Español, hubo un tirador que tuvo en jaque a las muchachitas por muchísimo tiempo, y a cualquier hora del día. Que yo sepa, jamás lo cogieron.

    Y lo sé porque mi esposa estuvo becada ahí, no vaya a ser que el Lobo se venga a hacer el gracioso conmigo.

  • el 18 marzo, 2015 a las 6:36 pm
    Permalink

    Julio no lo vio, pero luis v si, y no de ahora sino desde hace años, y la uruguaya lo presenció también.

    Y no hay que dudarlo dado el caso que las autoridades no están para ocuparse por la seguridad ciudadana. Mira que muchos han sido los testimonios que hemos leído aquí, mas todos los que traen las personas que van allá y se enteran o lo ven.

  • el 18 marzo, 2015 a las 6:03 pm
    Permalink

    Los tiradores les dicen. Los que lo hacen en el cine son decentes, pues hay algunos que lo hacen en plena calle y hasta en las guaguas. Pero parece que la patología no es exclusiva de Cuba, he conocido muchos casos similares hasta en los metros.

  • el 18 marzo, 2015 a las 5:27 pm
    Permalink

    No los he visto porque no vivo en Cuba, pero cubanos que han llegado de Cuba en los últimos años me han hablado de los llamados pajeros. No creo que todos se hayan puesto de acuerdo para mentirme. Es algo digno de estudio. He visto todo tipo de fetichismo sexual en el mundo, pero nada semejante a esto. Es una patología puramente cubana. Lo que ha caracterizado al gobierno cubano todos estos años, es que aprietan donde no hay que apretar y son tolerantes donde no tienen que serlo.

  • el 18 marzo, 2015 a las 5:22 pm
    Permalink

    ¿En qué sentido?

  • el 18 marzo, 2015 a las 4:34 pm
    Permalink

    Lobo por lo que leo obviamente no vivo en cuba si tu conoces que la situación sea diferente entonces por favor rectificame.

  • el 18 marzo, 2015 a las 3:53 pm
    Permalink

    Je Je, Sennores. Solo de pensar ver en semejante situacion-
    propia de una pelicula de ficcion – , a mi, que me gusta el humor negro
    el asunto me causa, con perdon de la mujer, una sonrisa. !Esos tipos estan enfermos!

  • el 18 marzo, 2015 a las 2:19 pm
    Permalink

    Julio, tu lo dices por que leíste o porque lo has visto?

  • el 18 marzo, 2015 a las 2:17 pm
    Permalink

    Miranda, ¿por qué no cuentas tus experiencias en ese sentido?

  • el 18 marzo, 2015 a las 12:51 pm
    Permalink

    El día que con el mismo ímpetu con que persiguen y penalizan algunas cosas en Cuba, penalicen, castiguen o al menos den una solución desde el punto de vista psiquiátrico al exhibicionismo y actos parecidos, se acaba el problema. Al parecer tanto para la cúpula, el MINSAP, MININT, la FAR y afinessss hay cosas más importantes de las que ocuparse e invertir energías, tales como la vigilancia, control y hacerle la vida un yogurt al que trata de ganarse la vida.

  • el 18 marzo, 2015 a las 12:17 pm
    Permalink

    Fraguela,coge una camara y arranca para la parada de guagua que esta frente a la ciudad deportiva por la calle boyero , ahi veras varios pajeros a las doce del dia haciendo de las suyas, no les importa que desde la parada o las guaguas se vean, ah , y llevan anos en eso , todo el mundo lo sabe , hasta la policia.

  • el 18 marzo, 2015 a las 10:36 am
    Permalink

    Otra observación es que este problema n solo afecta a extrangeros sino a todos no creo que estos individuos anden pidiendo pasaporte antes de cometer la fechoría. La pregunta de los 64 000 es que se ha hecho? Aparentemente … Nada!

  • el 18 marzo, 2015 a las 10:23 am
    Permalink

    También debe ser labor pro activa de la policías local determinar los lugares donde ocurren estas incidencias y usando policías mujeres encubiertas detener a los in cursores en el delito. Esta exposición y gratificación sexual en público debe estar seguramente en las categorías de delitos considerados por la ley y lo que falta es mecanismo de detección. Es entendible que quizá muchas de las victimas no lleguen al punto de presentar una queja a lasa autoridades y esto permite que el problema continúe. Si se crea este mecanismo de retro alimentación negativa y se provee vías alternativas como las sugeridas se podrá potencialmente observar una menor incidencia del delito.

  • el 18 marzo, 2015 a las 9:53 am
    Permalink

    Pobre Uruguaya, primero un fin de semana camping sin poder encontrar donde dormir, y ahora no puede ir al cine por esto.
    En Cuba lo que esta faltando y desde hace rato ya es la cordura, que antes de tener un dark room para “sus necesidades sexuales” primero deben tener un techo.

    Nada, después de todo le viene bien este boot camp socialista a la cubana. Qué mejor testimonio para cuando regrese a su país oigan de la boca de uno de ellos la clase de Paraiso que es la Cuba de Fidel.

    Gracias Fraguela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *