Lo extraordinario de las arañas de mar

Carlos Fraguela

HAVANA TIMES — Mi afición por los arácnidos hizo que amara instantáneamente a la araña de mar el día que la descubrí en mi pecera, mi instinto me decía que era una araña, pero estaba equivocado.

Al buscarla en la enciclopedia fue muy fácil, pues así la llaman, hay científicos que han querido clasificarla como un arácnido muy diferenciado, pero creo más que es un picnogónido, clase del subfilo quelicerada, del filo artrópodo. Siempre me gustó la sistemática.

También son llamados pantópodos, aunque lo que yo identifique como patas, en la enciclopedia tiene otro nombre: Les llaman apéndices marchadores y no es por capricho. El tubo digestivo y las gónadas de este ingenioso animal se ramifican hacia dentro de las “patas”, fenómeno que no sabía que existía y me resulta muy interesante.

Cuando caminan por el fondo lo hacen muy lentamente, sin embargo a veces se dejan llevar por las corrientes de agua y se ven muy graciosas nadando. Se mueven sigilosas entre las algas buscando presas planctónicas o recorren el suelo en busca de alguna materia orgánica que pueda aprovechar como alimento.

Una particularidad que tienen los picnogónidos es que después que la hembra libera los huevos y son fecundados en el agua por el macho, ella nuevamente los reúne con sus ovijeros y se los entrega al macho, que se encarga del cuidado de los mismos hasta bien avanzado el desarrollo de la descendencia. Esta característica también los diferencia de los arácnidos, donde es siempre la hembra quien se encarga de la protección de la prole.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.

Carlos Fraguela

Carlos Fraguela: Soy amante de la libertad, de la naturaleza, las artes decorativas, la música, la tecnología y los seres humanos. Repudio la estupidez humana, aunque comprendo que existe como parte de un todo imperfecto. Rechazo a los abusadores y a los parásitos. Me gusta bucear y compartir con mis amigos. Trabajo en restauración y solo me he aburrido cuando he estado ingresado en un hospital. El sexo y la amistad son mis únicos Dioses.


One thought on “Lo extraordinario de las arañas de mar

  • el 3 marzo, 2014 a las 1:16 pm
    Permalink

    La segunda vez que visite la Habana un amigo de mis tíos, amante de la flora y fauna marina me mostró uno de estas criaturas acuáticas y de ahi quede sumamente enajenada en su singular belleza. Simplemente hermosas!!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *