Habana, la mal llamada capital de todos los cubanos

Carlos Fraguela

La Mesa Redonda
La Mesa Redonda

HAVANA TIMES — Oí decir que en la Mesa redonda de la TV cubana los panelistas han estado defendiendo por años los derechos de los inmigrantes extranjeros en Estados Unidos, así como también defienden los de los inmigrantes procedentes de África en Europa. ¿No debían defender primero a los cubanos de la ciudad de La Habana que son deportados arbitrariamente y devueltos a sus provincias de origen por la Policía Nacional Revolucionario?

Favorezco los derechos de los inmigrantes del mundo que buscan mejores condiciones de vida en países más desarrollados, sin embargo las leyes cubanas abogan por la repatriación de los cubanos que viajan ilegalmente al exterior por la misma razón, antes eran encarcelados, hoy solo los devuelven a su lugar de origen.

Tengo un amigo que no se atreve aunque quiere a otorgarle un permiso de residencia temporal a un emigrante camagüeyano, porque la cosa no se queda ahí en cuanto a los derechos, y el futuro se presenta para él lleno de discordias y teme que le dividan la casa.

Para detener la emigración nacional los legisladores hicieron una trampa que da derecho al emigrante nacional sobre el propietario de una vivienda, cuando este último da un permiso de residencia transitoria al emigrado, lo que hace casi imposible el otorgamiento y a los emigrados nacionales los convierte en clandestinos e ilegales en su propio país.

Digo yo que hay que defender los derechos nacionales, ver la paja en los ojos ajenos no nos favorece, porque la viga que llevamos en el ojo debía darnos pena. Los cubanos todos tienen derecho a viajar o asentarse en cualquier lugar de nuestro país, aunque muchos habaneros hayan adoptado la vergonzosa costumbre de rechazar a los no capitalinos.

En cuanto a emigración Cuba debía callar, mientras las leyes de los cubanos no permitan a todos los nacionales residir en su país, salir y entrar o permanecer en la capital siendo oriental sin ser perseguido por un igual policía, con derecho a acusarte de ser residente ilegal en tu país.

Llamar a la Habana capital de todos los cubanos es una hipócrita propaganda enemiga. Quien la utiliza no engaña al torturado. La Habana es inhospitalaria, sobre todo para la mayoría de los cubanos.

Carlos Fraguela

Carlos Fraguela: Soy amante de la libertad, de la naturaleza, las artes decorativas, la música, la tecnología y los seres humanos. Repudio la estupidez humana, aunque comprendo que existe como parte de un todo imperfecto. Rechazo a los abusadores y a los parásitos. Me gusta bucear y compartir con mis amigos. Trabajo en restauración y solo me he aburrido cuando he estado ingresado en un hospital. El sexo y la amistad son mis únicos Dioses.


7 thoughts on “Habana, la mal llamada capital de todos los cubanos

  • el 24 septiembre, 2014 a las 12:29 am
    Permalink

    mi pais… el pais del sinsentido….

  • el 24 septiembre, 2014 a las 12:07 am
    Permalink

    La verdad es que la Habana no aguanta mas. Es un hecho que hay municipios como la Habana Vieja, Centro Habana, 10 de Octubre que estan superpoblados. Mucha gente que vive alli estan hacinados y (oh, sorpresa!) muchos de ellos no son capitalinos. Habria que preguntarse el porque dejan atras sus lugares de residencia para irse a vivir a un “llega y pon”. Sospecho que la respuesta es casi la misma por la que otros cubanos deciden emigrar al extranjero. La Ciudad de la Habana siempre ha sido la “vitrina” del pais y ciertamente, dentro de las situaciones que vive la Cuba de hoy, posiblemente este un poquito mejor que el Oriente del pais, por ejemplo. Asi que ese es uno de las razones. El problema de fondo no se resuelve “deportando” a los orientales, sino creando oportunidades de una mejor vida y puestos de trabajo en esas provincias. Y como habanero que soy de pura cepa, si apoyo que le pongan un freno a la llegada de mas “palestinos” a la capital. Caballero, que la Habana no aguanta mas!

  • el 23 septiembre, 2014 a las 3:58 am
    Permalink

    Es muy cómodo mostrar solidaridad con los inmigrantes del Tercer Mundo en Europa cómodamente desde una butaca en Cuba a miles de kilómetros de distancia. Uno se cuelga las medallas, hincha el pecho y pone una cara larga de preocupación. Es fácil.

    El problema es cuando esa solidaridad hay que mostrarla en la propia casa.

    Se exige solidaridad a los demás cuando uno no la practica.

  • el 23 septiembre, 2014 a las 12:07 am
    Permalink

    Con la nueva ley de la vivienda el asunto ahora es más discriminatorio porque “un oriental” puede comprarse un apartamento en la Habana y resolvió el problema gracias al “don dinero”.

  • el 22 septiembre, 2014 a las 1:45 pm
    Permalink

    Por lo menos ya dejaste la botánica y los bichitos raros y ya empiezas a llamar las cosas -véanse disparates y abusos- por su nombre. !Bienvenido al buen y real Periodismo!

  • el 22 septiembre, 2014 a las 1:42 pm
    Permalink

    Así es Miranda, incluso uno de los requisitos para dejarte volver a residir en nuestra patria es tener una domicilio donde vivir. Toda una violación de un derecho humano elemental y que confirma que Cuba no es de todos los cubanos, sino de una familia y sus compinches.

  • el 22 septiembre, 2014 a las 9:38 am
    Permalink

    Pero Carlos, ¿tanto rodeo para decir QUE ES EL GOBIERNO quien permite o no, a que sus ciudadanos vivan en la Provincia donde les parezca mejor?.

    Me acuerdo de niña oír a mi madre decir que: “Este hombre esta llenando La Habana de Orientales”, cada semana se vaciaba una casa, y el vecino era un oriental del ejército, así paso con la casa de al lado, y la otra y la otra y llegaron a ser nuestros vecinos, y aunque hablaran “diferente” y cambiaran el olor de los jazmines por el del cilantro, nadie fue pesados con ellos, ni nadie los hizo sentir mal, creo que a eso es lo que se le llama hospitabilidad, es mas, que fue a la inversa, la arrogancia que venia de parte de ésos Capitanes, como es el caso del de al lado de mi casa, Que No Miraba o Hablaba con Nadie, la que empezó hacer que fuera inhóspita la convivencia. Estaban llegando a ser “los dueños de La Habana”.

    Fidel estratégicamente lleno La Habana de orientales que colaboraron con El. Y todos los testimonios que se oyen es que los ha seguido usado para sus malvados propósitos, trayendolos llenos de odio para que despiadadamente apaleen a los habaneros.

    Si se les han salido fuera de sus manos, eso ha sido culpa de “Ellos” (los dueños del país, para que entiendan, quienes son Ellos), olvídese de que La Habana deba ser la capital de todos los cubanos, si lo que debemos reclamar es que Cuba misma deba volver a ser el país que la familia Castro le ha quitado a los cubanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *