La muerte de un joven cubano

Armando Chaguaceda

Wilman Villar Mendoza

HAVANA TIMES, 21 ene — Hace algunas semanas, en un foro de debate virtual, un viejo camarada escribió -en respuesta a las aseveraciones de un incisivo polemista- un contundente y claro comentario:

“Yo creo que uno bien puede solidarizarse con PERSONAS, en especial cuando éstas son víctimas de determinadas prácticas(…) Creo que toda la solidaridad que practicamos tiene mucho que ver con saber poner las ideologías a un lado (en la medida en que sea esto posible) …(…) a raíz de la solidaridad (…) Y más que las ideologías, son importantes a la hora de la solidaridad las prácticas: puedo bien solidarizarme con alguien que no piensa como yo, pero me es difícil solidarizarme con alguien que piensa como yo, pero hace cosas para mí inaceptables”.

Si ahora rescato esta cita es para escribir el post más incomodo de toda mi experiencia como columnista digital.

A veces la conciencia – emplazada por imperativos categóricos- nos deja pocas opciones y este es uno de esos casos. La muerte en Santiago de Cuba del joven Wilman Villar Mendoza, tras casi dos meses en huelga de hambre, pone a cualquiera ante la disyuntiva de mirar a otra parte – permitiendo la repetición de estos hechos- o alzar la voz para denunciar la incompatibilidad de los mismos con el más elemental sentido de humanidad.

Situación que en Cuba se agrava cuando vemos que quienes más sufren y se rebelan contra el statu quo– o quienes sostienen, en silencio las múltiples formas de protesta y resistencia cotidiana- son negros, mujeres y pobres, habitantes de zonas rurales o barrios marginales, a los cuales los sambenitos de pequeño burgueses o mercenarios del Imperio -administrados por el discurso oficial- no parecen quedarles muy bien.

La huelga de Wilman no fue un acto ofensivo, que exigiese al gobierno concesiones susceptibles de considerarse desmesuradas o inaceptables. No pedía modificar el régimen político ni exigía la dimisión de sus máximos dirigentes: solo se demandaba la rectificación de un apresamiento que, según diversos testimonios, tenía visos de ilegalidad y retaliación política.

Era, por tanto, un acto de autodefensa perfectamente compatible, incluso, con una bien ejercida razón de estado. Porque sobre los estados pesa el mandato legal, político y moral de velar por la integridad física de sus detenidos, y cuando no lo hacen merecen el repudio que la comunidad internacional dispensó a Margaret Thatcher y George Bush al dejar morir, indistintamente, a presos irlandeses o combatientes afganos.

Hace casi dos años – y en circunstancias similares- murió Orlando Zapata; entonces escribí un artículo cuestionando la interpretación de asesinato que algunos daban a la inacción del gobierno cubano que acompañó el fatal desenlace.

Alegué que las complicaciones derivadas del hecho eran algo que la Habana (por elemental realismo político) habría querido evitarse y que aun cuando fuera censurable el tratamiento dado el huelguista no se trataba de un acto consciente y premeditado de las autoridades.

También repudié- como ahora hago- las cobardes campañas que buscaban rebajar la estatura moral del fallecido, presentándolo como delincuente común o débil mental.

Sin embargo, en esta ocasión, el deceso  de Wilman tiene todos los visos de una “crónica de muerte anunciada”, donde la soberbia gubernamental fue directamente corresponsable del fatal desenlace. En esta ocasión, además, hubo tiempo suficiente para rectificar el fatal curso de los acontecimientos.

Durante estas semanas se conocieron reiterados pedidos a proteger su salud, liberando al joven, o trasladándolo a un hospital. Cuando hicieron lo segundo – y barajaron como opción lo primero- era tarde y el prisionero no tenía salvación.

En cuanto a la otra causa- la propia decisión del reo- aun cuando no comparto tan tajante método de lucha, comprendo que su elección es fruto de la impotencia de reivindicar derechos en un entorno de arbitrariedad institucionalizada y desamparo ciudadano. Y como nadie pone en riesgo la propia vida salvo cuando sus convicciones son claras y firmes, no queda otra opción que ofrecer mi respeto a alguien cuyos principios lo llevaron a morir por aquello que creía, aun cuando su ideología no coincida con mi propia visión del país deseado.

Se ha expresado que el occiso era un recluso común y que había tenido comportamientos violentos, los cuales habían sido provocado la atención de las autoridades. También se señala que la madre, la hermana y la suegra del disidente fallecido son partidarias del gobierno, que mantienen compromisos con agentes del misterio del Interior y que tenían conflictos con Wilmer por su postura política.

Más incluso si asumiéramos como ciertos los anteriores argumentos, creo que las sombras en la vida de cualquier persona no deben bastar para emitir un juicio público e inapelable, sobre todo cuando el aludido no puede defenderse.

En un país donde la ilegalidad es práctica común y generalizada y donde las crónicas de nuestras luchas pasadas hablan de la coexistencia de miserias cotidianas y actos excelsos -propios del alma humana- en la vida en campaña, valdría la pena recordar aquellas estrofas de Silvio Rodríguez, cuando expresó tomando en cuenta lo implacable que debe ser la verdad, quisiera preguntar —me urge tanto—, qué debiera decir, qué fronteras debo respetar. Si alguien roba comida y después da la vida ¿qué hacer?

Por todo eso, como le decía esta mañana a una amiga, hay ocasiones en que uno sencillamente enmudece ante el horror inesperado, cuando las esperanzas se esfuman y la creatividad se aletarga.

Tras semanas de fructífero intercambio y promoción de miradas y propuestas de izquierda como opciones necesarias frente a la reforma/crisis del orden vigente siento que ha llegado el tiempo de hacer, momentáneamente, un alto.

No porque la razón lo dicte sino porque, simplemente, hay veces que filosofar pierde su sentido y la poesía se convierte en un lujo inasible frente a la fragilidad de la vida humana y la obscena impunidad del despotismo.

Armando Chaguaceda

Armando Chaguaceda: Mi currículo vitae me presenta como historiador y cientista político.....soy de una generación inclasificable, que recogió los logros, frustraciones y promesas de la Revolución Cubana...y que hoy resiste en la isla o se abre camino por mil sitios de este mundo, tratando de seguir siendo humanos sin morir en el intento.

Armando Chaguaceda has 133 posts and counting. See all posts by Armando Chaguaceda

22 thoughts on “La muerte de un joven cubano

  • Excelente!

  • Josue, gracias por responder a ALGUNAS de mis preguntas. Las respuestas, sin embargo, me parecen superficiales y contradictorias.

    Constato que no sabes muy bien cómo funcionan estas cosas en el mundo civilizado. Si quieres un debate serio, debes dejar los clichés e informarte mejor. Cuando hay violencia familial grave (te recuerdo lo que tú mismo dices sobre “tremenda pateadura” y etc) en un núcleo donde hay niños menores, no se envía tranquilamente al padre violento de vuelta a casita, porque el Estado está obligado a proteger la integridad física de los niños. Eso, independientemente de lo que la mujer decida.

    Cuesta comprender como un Estado que consideraba tan peligroso a un hombre, al punto de condenarlo a 4 años de cárcel, opta por dejarlo libre durante cuatro meses en el mismo lugar donde viven sus víctimas, reales o potenciales. No cuadra la severidad de la condena con la blandura del tratamiento previo a la condenación. Si al hombre se le condenó por resistirse a la autoridad, porqué Granbma dice que se le encarceló por violencia doméstica? Tanto el gobierno cubano como tú se están enredando en sus propias palabras.

    Efectivamente, la resistencia y desacato a la autoridad son motivo de enjuiciamiento en cualquier país del mundo. Sólo que cuando se trata de alguien que se pone pesado en estado de embriaguez, lo que se hace es meterlo en una celda hasta que se le pase la borrachera. Y a los que se rebelan a una detención, estando perfectamente sobrios, rara vez se le condena a tantos años, a menos que haya provocado muertes o lesiones. Y el hombre estaba esposado…

    Por otro lado, cuando a alguien se le deja libre hasta el momento del proceso, se le encarcela DESPUÉS DEL PROCESO SI ES CONDENADO, NO ANTES. En tu respuesta, tú no nos explicas porqué a Wilman lo detienen 10 días antes de un juicio express, cuando aún no se había dictado ninguna condena sobre él y, casualmente, cuando participaba en una manifestación antigubernamental.

    Por último, Josue, qué pasó con las preguntas que dejaste sin responder?

  • Primero, que yo sepa hasta el dia de hoy en Cuba y otros muchos lugares del mundo el acusado puede estar en libertad hasta el dia del juicio que en este caso fueron 4 meses.
    Segundo, al senor lo acusan de lesiones a su esposa y de agredir y resistirse al arresto de la policia que acudio al lugar de los hechos por una denuncia de su propia suegra. Debe de haber sido grande la golpiza que este angelito le daba a la madre de sus hijos para que lo acusaran, seguro ocurrio en otras ocaciones.
    Tercero, existe el expediente de la denuncia y el certificado medico de las lesiones a la esposa.
    Cuarto, la esposa dice haber retirado los cargos pero no pudo retirar los de resistencia y agresion a la policia. Acto bien serio en cualquier pais del mundo.
    Asi las cosas lo enjuician 4 meses despues y lo encuetran culpable.
    Pregunto yo.
    ¿Que clase de hombre, patriota, ser humano, padre, ciudadano, promotor de derechos humanos golpea a una mujer que es ademas la madre de sus hijos los cuales estaban presentes cuando ocurrio todo y despues se resiste al arresto?
    ¿Que se supone que declare su mujer ahora a los medios que atacan a Cuba y ocultan a su vez las miles de violeciones de derechos humanos que ocurren a la vez en europa y USA, siendo ella ademas miembro de las pagadas Damas e Blanco? Lo de pagadas esta demostrado con muchas pruebas y lo declara la misma Laura Pollan al decir que el terrorista Santiago Alvares les envia dinero.
    siento su muerte, pero te pregunto.
    ¿Ellos sentiran las nuestras que han sido miles al ser aliados y complices de nuestros enemigos.?

  • Es innegable que hay presidio político en Cuba,hay presos de conciencia en Cuba, y nadie con decencia, se atreve a negarlo, como cierto es que la Isla vive anclada en el viejo modelo estalinista, donde por sobre todo, está el culto a la personalidad (“El Comandante en Jefe”). Asombra leer que justifiquen la muerte de alguien, de cualquiera, y que le tachen de delincuente común , cuando la causa por estar preso,no era común, era otra, y una vez más las viejas estratagemas estalinistas.”tapar el sol con un dedo” “fabricar causas penales”, “delatar/vigilar”,”acosar”,”chantajear”, para doblegar a aquel que se le considera enemigo. Y mucha propaganda apologeta haciendo ver, que en tanta “uniformidad revolucionaria” no existen las Damas de Blanco , ni la disidencia interna, ni el descontento, ni las crisis materiales y morales (casi decadencia del sistema), tampoco el exilio (nos quieren etiquetar como inmigrante económicos)…Cuba debe aprender a vivir, y convivir con la diferencia de ideas, si no lo logra, entonces no debe enfurecerse con la diferencia, y estigmatizarla de delictiva. Ese es el proceder, precisamente de los tiranos. Con esa lógica funcionan los que gobiernan la Isla, es la lógica del embudo, ancho para ellos, en cuanto a justificar sus actos,estrecho para los demás, en cuanto a criticarles,…todo cuelan, todo es la versión de ellos. Y al final , todo es mentira, …Y sí murió un luchador, alguien que deseaba una Cuba mejor, le dejaron desgastarse hasta que se apagó, como un cirio, no con una suave brisa, sino con un soplido, el de los poderosos- opresores enojados.

    Y tenemos más de un ejemplo,en la memoria colectiva de lo que pasa con la desobediencia y lo diferente les enoja, no olvidemos LAS UMAP, no olvidemos a las ordas golpeando a la gente que ha decidido exiliarse, no olvidemos “la música prohibida” (Beatles, Iglesias, etc),no olvidemos “las cacerias de brujas en la UH”(no homosexuales, no religiosos,católicos sobre todo, que ni médicos podrían aspirar a ser…), los autores prohibidos (Lezama, Paz, Kundera, Borges,Vargas Llosa,etc…) no olvidemos que hasta cómo vestirnos, nos dictaban.

    “Toda dictadura, sea de un hombre o de un partido, desemboca en las dos formas predilectas de la esquizofrenia: el monólogo y el mausoleo” Octavio Paz

  • Tal vez Josué pueda responder estas preguntas:

    Si la preocupación principal del gobierno cubano era proteger la integridad física de la esposa y castigar la violencia doméstica, ¿porqué esperar casi 4 meses para arrestarlo, no a raíz de otra supuesta golpiza -que la propia esposa desmiente- sino cuando estaba participando en una manifestación antigubernamental?

    Si el motivo de su encarcelación y condena fue por golpear a su mujer, porqué los cargos contra él no fueron de golpes y lesiones sino “resistencia, desacato y atentado”. ¿En qué parte de esos cargos hay real “preocupación” por la mujer golpeada?

    ¿Se castiga en Cuba la violencia social y pública con la misma severidad que se aplicó en este caso? ¿Qué hacen las autoridades cubanas contra los hombres -y mujeres-del “pueblo enardecido” que ejercen acoso y violencia física contra mujeres pacíficas en unos “actos de repudio” que son una verguenza mundial por el abuso numérico, la chusmería y la brutalidad que los caracteriza?¿Qué le pasó a Abelardo Colomé Ibarra después de dispararle un tiro a su amante? ¿Eso no clasifica como “violencia doméstica”?

  • Una “forma” de lucha,?pienso,que no debe,que “jugar” con la vida de uno mismo,y mas en una situacion “determinada”(como en este caso),una “revolucion pacifica” es posible,lo demostro Gahndi,en la India,tambien hizo “huelga de hambre”,pero era “reconocido”,era un politico,que solo queria la “independencia”,a veces,somos “desconocidos”,solo nos conocen,cuando “morimos;gracias tambien a los medios “digitales” medios “oficiales,puedes olvidarte,esa posible ,que haga “conciencia”,pero ya esta muerto.

    Solo se conoce en el extranjero,en Cuba,nadie se “entero”,y es en Cuba,donde la gente,debe de conocer que “paso”el gobierno cubano,se “limpia el culo” con lo que digan en el extranjero,creo,que la mayoria de los paises principalmente el tercer mundo,”necesitan” a Cuba de una forma u otra,porque ,sea,por ayuda,de distintas indoles,aunque seamos “pobres”,Cuba,es el pais,que en Foros internacionales “abre la boca”y dice “la verdad”otros paises,se “callan”..violaciones de Derechos Humanos?hay en todas partes,lo que no se “utilizan a los medios” y menos “digitales”(digo el primer mundo),Cuba pertenenece a casi todas las instituciones internacionales,incluyendo a lo OMC(organizacion del comercio)…siendo “pobre”

    Es posible,que la muerte de Wilmar tenga “efecto” en el exterior,pero es “secundario”,hay cosas mas importante,que es lo economico,y esos “intereses” valen mas,que su muerte,llego a Cuba la “plataforma”para explorar si hay petroleo en la zona que le pertenece a Cuba(Golfo de Mexico),me pregunto,si Repsol(empresa Espanola- Argentina) suspendera ,sus operaciones,?? por su muerte!,hay “contraataque”Cuba le llama “ciberguerra”,tambien como pais “tiene el derecho a defenderse”sin importar quien este en el gobierno…pero “tiene ese Derecho”…

    Yo estuve preso(salida ilegal),creo que algo “injusto”,porque pienso,si quiero vivir con los pinguinos,en el polo,es un “derecho”,acepte hasta cierto punto la “situacion”,tampoco quice “tumbar” a nadie…solo queria “salir”..aparte que ya estaba preso en el pais (en ese entonces asi lo sentia)…pero al final logre,lo que queria…”salir”,pero tampoco,hice “huelga de hambre”..mi objetivo era eso “salir”…si estoy muerto?ya no puedo!

    Armando,una “revolucion” debe de tener dos cosas “objetivas y la otra es la Subjetiva”,en mexico,el Movimiento de Liberacion,en Chiapas,hoy que es?habia condiciones “objetivas”?para hacer una revolucion?,en si ,las hay,hay pobreza y ,la poblacion indigena? en la miseria…??lo “subjetivo”..es la “conciencia del pueblo”,esto incluye,el nivel cultural,…en este caso de wilmar,no “previo” nada de eso,pienso que fue “autosuicidio”,porque al final ,no logra “nada”…solo su muerte,hay que ver,los “medios” no en el extranjero,sino en Cuba,en el extranjero,pueda que “influya!…cuantos en Cuba leen la informacion??..haces un buen trabajo!! Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *