Elecciones en Venezuela, Apuntes del día después

Armando Chaguaceda

HAVANA TIMES — Si tuviera que resumir en tres frases el proceso vivido por los venezolanos durante los pasados meses y del cual este 7-O fue apenas el evento de cierre estas serían tres: a) una Jornada cívica ejemplar, b) un Sistema técnicamente confiable y c) un Proceso plagado de asimetrías e irregularidades. Y tanto los datos como el desempeño del proceso permiten adelantar unas pocas conclusiones para lo que se viene.

La jornada fue récord en los niveles de participación -superiores al 80 %-, con votantes oficialistas y opositores motivados, que hicieron largas filas desde horas tempranas en sus colegios electorales.

Con una casi total ausencia de actos violentos, custodiados por un Plan República (militares) que garantizó la paz ciudadana y unos Comandos de campaña que cubrieron con observadores la inmensa mayoría de las mesas de votación y que reiteradamente llamaron a sus partidarios a actuar con responsabilidad, tanto durante los comicios como tras conocerse los resultados.

Vista en su conjunto, se trata de una jornada ejemplar, donde ganó sin distingos ideológicos una Venezuela que acepta dirimir democráticamente sus disputas políticas.

La plataforma tecnológica y logística del sistema electoral funcionó con buen ritmo y casi sin conocerse fallas técnicas. En tres horas se conocieron los resultados en un monto tan avanzado (de 90 %) que permitió señalar tendencias irreversibles.

Y, nuevamente, las partes convinieron en reconocer tanto los resultados como la autoridad y desempeño del Consejo Nacional Electoral. Si bien sería importante aclarar como es posible que se filtrasen en las redes sociales, minutos antes de emitirse el primer boletín oficial, datos casi exactos del proceso de totalización y de los resultados obtenidos por los principales candidatos. [i]

En cuanto al proceso, visto en su conjunto, vale la pena insistir en elementos cuya influencia resulta sin duda importante para los resultados de este 7-O. El ventajismo en el amplio uso de recursos estatales por el candidato oficial, el (ab)uso de las cadenas obligatorias en los medios públicos y privados, así como la casi nula regulación que ejerció en CNE sobre estos ilícitos son algunos de estos.

Elementos que nos recuerdan que una elección es un proceso integral (como la propia democracia) cuyas fases y resultados van más allá del acto y día de la votación, si bien son estos últimos los que otorgan final resolución al mismo.

Nos convoca a los analistas a sostener un rasero común en el abordaje de situaciones problemáticas, sea cual sea el escenario y al margen de nuestras preferencias o consideraciones ideológicas. No es posible defender la calidad de la democracia en un lugar y hacerse de la vista gorda en otro, cuando se vulneren elementos claves dicho proceso. [ii]

Es saludable que ambos candidatos, en sus alocuciones a la nacion, hayan reconocido la actitud de su contrincante e hiciesen llamados a trabajar conjuntamente en pro del pueblo venezolano.

La oposicion (apoyada por ese 45 % que le dió su voto, superando los resultados de la anterior eleccion presidencial) puede poner a prueba la sincera voluntad de diálogo del ganador, convocando al gobierno a una mesa de trabajo en torno a los urgentes temas nacionales.

Haría bien en interpretar el apoyo social al chavismo no sólo como mero efecto de políticas clientelares sino como expresión del peso que sigue teniendo la lascerante deuda social (y su solución) dentro de la poblacion pobre de Venezuela.

El oficialismo, si tiene la sensatez de no interpretar como un cheque en blanco el apoyo recibido de poco más de la mitad de los votantes, debería moderar su discurso dejando de identificar como agentes desestabilizadores del Imperio a quienes compitieron en buena y democrática lid y sostienen, dentro de las reglas del Estado de Derecho, una vision diferente de  país.

Mañana se abren escenarios que continuarán, seguramente, signados por la complejidad y confrontación. Como expresó en su entrevista en CNN Luis Vicente León,  agudo analista y director de la más acertada encuestadora venezolana (Datanálisis) la oposición tiene la posibilidad de convertir su duelo de hoy en una acción efectiva de cara a las elecciones regionales, contando con el mejor candidato que ha enfrentado a Chávez y con una alianza forjada durante el proceso.

Mientras, el oficialismo haría bien en analizar el estado real de varios asuntos, tales como el relevo de su liderazgo, el respeto y fortalecimiento institucional y la prometida revisión de su obra y políticas sociales, honrando de ese modo la confianza depositada en las urnas por sus electores.


[i]  Ver, por sólo mencionar un ejemplo, los tweets de  https://twitter.com/puzkas.

Armando Chaguaceda

Armando Chaguaceda: Mi currículo vitae me presenta como historiador y cientista político.....soy de una generación inclasificable, que recogió los logros, frustraciones y promesas de la Revolución Cubana...y que hoy resiste en la isla o se abre camino por mil sitios de este mundo, tratando de seguir siendo humanos sin morir en el intento.


3 thoughts on “Elecciones en Venezuela, Apuntes del día después

  • el 8 octubre, 2012 a las 9:16 am
    Permalink

    Sólo puedo interpretar, por tu comentario de FB, que la “irreconocibilidad” se basa en la gordura, verdad? digo, si es que realmente eres el Ruslán que yo también conocí, mi amigo de la Universidad…si es así otro abrazo para ti

  • el 8 octubre, 2012 a las 8:35 am
    Permalink

    Chagua, te leo y no te creo… Quién te vio, y quien te ve

    Un abrazo.

  • el 8 octubre, 2012 a las 7:08 am
    Permalink

    Sarna con gusto no pica y nadie escarmienta por cabeza ajena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *