Con Las Feministas

Armando Chaguaceda

Con Geni Gomez integrante del Grupo Venancia.

Durante muchos años, bien porque mi catalejo para otear la lucha femenina era “machista-leninista” por suponer cuasi universales las conquistas de la mujer cubana o por el efecto de mis debates con ciertas “académicas del género” insoportablemente racistas y autoritarias, mantuve ciertas distancias con las feministas.

Sin embargo, la realidad nicaragüense me llevaba a comprender la vitalidad del movimiento feminista aquí, heredero de las tradiciones de lucha del pueblo revolucionario.  Con todo, como mis ojos buscaban un sujeto más unificado y homogéneo, mi aprendizaje y admiración fue enorme al conocer la riqueza de la realidad, allende la vitrina de la ciudad capital.

Conocí del proceso de crecimiento, en el seno de las compañeras del FSLN, de una temprana (auto) conciencia sobre los déficits de protagonismo femenino dentro de las estructuras y agendas políticas del nuevo poder, ya desde la segunda mitad de los 80.

Me llamó la atención el modo como las integrantes del Partido de la Izquierda Erótica, el Comité Nacional Feminista y el emblemático Movimiento Autónomo de Mujeres, de corazón rojinegro, adelantaron desde aquellos años una distinción de la autonomía, cuestionando el paradigma de las organizaciones populares como poleas de transmisión partidarias, rechazando el vanguardismo de la izquierda tradicional.

Dialogando con algunas aprecié la diversidad de posturas teóricas y políticas, y compartí la inquietud acerca de los atizados conflictos entre mujeres populares e ideólogas, así como los retos por perpetuar liderazgos personales y carismáticos, en una lógica que acerca al movimiento feminista -como a otros- al diseño del poder que critican cada día.

Tras entrevistar a destacadas feministas, insertadas en la reflexión y el activismo en espacios emblemáticos y a menudo distanciados, todos los testimonios incluían un consenso: “Debes conocer a las Venancias.” Así fue que me enrumbé, mochila en mano, a la fresca Matagalpa, flanqueada por verdes y pintorescos cerros.   En Matagalpa realizamos un taller sobre los desafíos de la participación, compartimos una noche de danza en el Centro Guanuca y conocí a las feministas más chéveres y aterrizadas de mi vida.

En sus relatos -confrontados con testimonios ajenos- las Venancias me explicaron su insistencia en funcionar con las menores formalidades posibles y supe de su conocimiento no ingenuo de la legislación y de las trampas de la gestión de recursos, herramientas valiosas para mejorar la organización, definir las responsabilidades y aumentar el trabajo.  Alabé la bendita tozudez de radicar el poder en la Asamblea de miembras y mantener una equidad en los ingresos.

Una muestra de los “vientos de cambio” que hoy sacuden a Nicaragua en la coyuntura electoral es la evolución de las posturas de las autoridades matagalpinas ante el trabajo de las Venancias.  El gobierno municipal es del FSLN y, aunque no hay relación de cooperación, tampoco sienten acoso.  Lo que lamentan ellas es que ese mismo alcalde, que fue innovador en políticas de participación trabajando con los Consejos de Desarrollo Municipal y las asociaciones civiles, pese a las críticas del aparato partidario, hoy, con el FSLN en el gobierno central, haya perdido aquel acumulado de aprendizaje conjunto, revelando los verdaderos intereses del poder.

Taller en el Centro Cultural Guanuca, sede del Grupo Venancia.

No todo es directamente beligerante o reivindicativo en el trabajo de estas mujeres.  Como parte de una concepción amplia de la cultura y sus nexos con la política -expuestos en un mural dentro de sus instalaciones en el Centro Cultural Guanuca- ofrecen sistemáticamente actividades recreativas para toda la familia y jornadas de reflexión, como la semana de la Revolución, donde analizaron el papel de la mujer en el proceso de los años 80, procurando construir una mirada más allá del discurso oficial y de la partidización de la memoria popular.

Las Venancias son autocríticas de los procesos y crisis acaecidas dentro del movimiento de mujeres.  Reconocen el debate dentro del movimiento, donde algunas abogaban por un movimiento nacional, capaz de centralizar fuerzas y politizarlas, con un liderazgo único, mientras otras defendían la organización por redes, articuladas por temas y ritmos diversos, rechazando la organización centralizada heredada del FSLN y la emergencia de una nueva vanguardia, esta vez feminista.

En una postura que me pareció particularmente difícil -y honesta-, algunas matagalpinas cuestionaron su participación en las depuraciones realizadas dentro del Movimiento Autónomo de Mujeres en 2006, a raíz del conflicto estallado por la alianza de éste con el Movimiento Renovador Sandinista, señalando el incumplimiento de los plazos y formas para procesar disensos que ellas mismas habían acordado, fragmentación cuyas consecuencias han sido visibles en momentos de conflicto en torno al movimiento social.

Otra compañera denunció, con pesar, la suerte de esquizofrenia vivida por las mujeres del FSLN que “rechazan la penalización del aborto -apoyada por su partido-, pero que después fueron fiscales de mesa electoral disciplinadas, apoyando todas las jugadas del Partido-Estado” durante la contienda municipal del 2008.

Con gran sensibilidad, dos activistas recordaban como “el acoso gubernamental que sufrimos aquel año nos dolió mucho viniendo del FSLN, porque dedicamos parte de nuestra vida a la Revolución y no podemos guardarle rencor. Aquella orden de allanamiento contra las Venancias nos fue directo al corazón.  El FSLN dijo aquel año que las ONG éramos ladronas de la cooperación, que era ilegal organizarse sin aval legal.  Querían quitarnos el tema de la incidencia política del trabajo de las ONG.  Ni Alemán nos trató así.”

En el horizonte de la política nacional, estas mujeres constatan el quiebre de la clase político-partidaria y la necesidad de construir una alternativa de largo aliento, desde el movimiento social y con una izquierda crítica.  “Aquí hacer campaña es sólo para conseguir un cargo de diputado o un trabajo en el gobierno.  Y en el otro lado, el antidanielismo le ha nublado la vista a la oposición.”

Como balance, me llevé en la alforja la impresión de haber conocido un movimiento que ha ganado respeto como espacio de consenso y mediación, que trata de distanciarse de las disputas nefastas que han sacudido al movimiento de mujeres y que asiste al esfuerzo de reconstruirlo, que periódicamente resurge, sin olvidar lo que sucedió, para sacar lecciones de la crisis.

Armando Chaguaceda

Armando Chaguaceda: Mi currículo vitae me presenta como historiador y cientista político.....soy de una generación inclasificable, que recogió los logros, frustraciones y promesas de la Revolución Cubana...y que hoy resiste en la isla o se abre camino por mil sitios de este mundo, tratando de seguir siendo humanos sin morir en el intento.


3 thoughts on “Con Las Feministas

  • el 30 diciembre, 2010 a las 8:37 pm
    Permalink

    Día Internacional de la Mujer Cumple 100 Años de Aniversario y lo Celebraremos con Todo. Participa del Evento más Grande del Mundo y en CUBA-
    En tu Ciudad, en Tu país desde SLC, Utah de Enero 1ro a Febrero 28, 2011.- La Red más grande de mujeres profesionales de los Estados Unidos, Red Informativa de Mujeres (in inglés The Women’s Information Network -The WIN) se expande a Latinoamérica y está buscando mujeres y organizaciones que quieran participar en la Celebración del Día Internacional de la Mujer en Marzo 8 del 2011.
    Estas reuniones se llevaran a cabo en más de 150 países, en los cinco continentes. En el mes de diciembre hemos logrado en Latinoamérica identificar a 17 coordinadoras de eventos en Argentina, México, Brasil, Chile, Perú, Guatemala, Panamá, Colombia, Uruguay, Costa Rica y España. Podemos tener cuantas representantes por ciudad y por país apliquen. Buscamos especialmente por mujeres que residan en los demás países: Cuba, Venezuela, Portugal, Bolivia, Paraguay, Ecuador, Puerto Rico, Honduras, República Dominicana y El Salvador.
    Invitamos a todas las mujeres que apliquen desde donde se encuentren. Queremos ayudar aquellas organizaciones que trabajan con niños, jóvenes y mujeres fortaleciendo y ayudando a las mujeres promoviéndoles en nuestra red en los USA sin costo alguno. Queremos apoyar y promover iniciativas y programas que mejoren la situación de las comunidades. Invitamos a las compañías y profesionales a que se conecten conmigo para conversar de sus necesidades e ideas de como iniciar nuevas relaciones de apoyo mutuo.
    Para más información escriba a Sonia Quiroga Thomas, The WIN, Directora del Mercado Latino-Hispano a [email protected] [email protected] o mejor por SKYPE soniaqthomas.com o por teléfono al número en USA 801-904-3633

    100th Anniversary of International Women’s Day – “This Is Our Time”
    Celebration Planned Around the World
    Salt Lake City, Utah to the World, January 1st-February 28th – The Women’s Information Network (The WIN) is planning the largest gathering of women for International Women’s Day in the history of the world and is looking for representation in your Country In your City, Utah, USA – On March 8, 2011, women around the world will join with The Wo The Women’s Information Network (The WIN) men’s Information Network (The WIN) to mark the 100th anniversary of International Women’s Day.
    Women in 10 US cities and venues in 176 countries will gather to honor remarkable women…

  • el 30 diciembre, 2010 a las 11:23 am
    Permalink

    Gracias hermano, espero puedas serle útil sobre todo porque ese movimiento feminista tiene orígenes en las organizaciones de la Revolución sandinista, lo cual puede servir para re-pensar nuestro contexto…dile a Yasmín que me escriba, que tengo más material
    abrazos

  • el 30 diciembre, 2010 a las 10:39 am
    Permalink

    Muy interesante, Chagua, todo lo que nos cuentas. Esperemos que el movimineto feminista cubano (si es que existe como movimiento) pudiera conocer de estas experiencias.
    Por lo pronto, paso tu texto a Yasmín, una amiga y luchadora por los derechos de las mujeres y las “minorías” sexuales en la isla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *