AMLO y la creación de un nuevo partido progresista en México

Armando Chaguaceda

“El cuento de nunca acabar”, tomado de http://mx.noticias.yahoo.com/fotos/el-cuento-de-nunca-acabar-slideshow/

HAVANA TIMES — El pasado domingo ha sido noticia el anuncio -hecho en el marco de una concentración en el Zócalo de la capital mexicana- de la salida del líder Andrés Manuel López Obrador (AMLO) del Partido de la Revolución Democrática, formación que lo ha cobijado durante 23 años. Y de su intención de formar, con los fieles seguidores agrupados en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), un nuevo partido que se vendría a sumar a las formaciones (PRD, Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano) que conforman el bloque electoral de la ya escindida izquierda mexicana. Trataré de responder sus interrogantes, desde la personal visión de alguien que asume como suyos las luchas, frustraciones y esperanzas de este noble pueblo.

El desenlace de muchas parejas demuestra que siempre es preferible un buen divorcio a una mala convivencia. Y esta última era, desde hace años, la situación imperante e insoportable dentro del “partido del sol azteca”. La esquizofrenia de tácticas, desplantes y alianzas entre grupos perredistas solo se justificaba por la necesidad mutua de preservar el maridaje: AMLO precisaba de la estructura y recursos provenientes de los partidos, mientras que estos contaban en la figura del tabasqueño como su principal activo político en la competencia por la presidencia del sexenio 2012-2018.  Puro y duro pragmatismo político.

Obrador da este giro dominguero tras contender como candidato en dos procesos electorales (2006, 2012) que terminó denunciando como fraudulentos y con el desconocimiento del oponente ganador: Felipe Calderón Hinojosa hace seis años, Enrique Peña Nieto hoy. En ese sentido, el guión de la historia parecería ahora repetirse. Sin embargo, las experiencias del 2006 han aleccionado –al menos en parte- a quienes ahora apuestan por la “desobediencia civil” evitando las expresiones de violencia y el daño a terceros (afectaciones económicas y de movilidad) vinculados a marchas y plantones que les enajenaron parte de su apoyo social inicial. Y semejante decisión de AMLO es importante cuando los opinadores de la derecha no se cansan de pregonar sobre la “intolerancia y violencia” de los obradoristas y, en general, de toda la ciudadanía contestataria agrupada en diversos movimientos sociales.

Obrador plantea que la conversión de Morena en partido político será una decisión que se tome “entre todos y desde abajo”, a partir de asambleas locales que desembocarán en un congreso nacional –los días 19 y 20 de noviembre- donde se formalizará el partido y sus plataformas organizativas e ideológicas. Con la misión de “…organizar, concienciar y defender al pueblo y a la nación”. Sin dudas, Andrés Manuel apuesta a traspasar a la nueva fuerza el capital de 15 millones de votos que le han convertido en la segunda fuerza del país. Y en tanto las disidencias no parecen hallar sitio en una “deliberación” donde la palabra del líder es ley, no se prevén trabas a la constitución del nuevo partido, en la forma y plazos que AMLO lo señale.

Sin embargo, habría que ver cómo el tabasqueño podrá suplir, en ausencia de la engrasada maquinaria de su antiguo partido, la capacidad de organización y movilización requerida para tamaña empresa. Si ya no cuenta con el apoyo entusiasta del gobierno capitalino, AMLO deberá depender de la autogestión de sus fieles y los recursos institucionales que logre capturar, paulatinamente, a partir de ahora. Baste señalar que las casi 40 000 personas concentradas, según la Policía, en el Zócalo estuvieron por debajo de convocatorias anteriores. Y que el desempeño de Morena en las pasadas elecciones se mostró poco eficaz en tareas como la de promoción y cuidado del voto, misiones cuya complejidad y sistematicidad se diferencian del fervor y espontaneidad de una concentración popular.

México necesita la urgente reconstrucción de una alternativa de izquierda, capaz de encarar los retos de la vida nacional y al poderío de las fuerzas e ideas de derecha, dominantes en la vida partidaria, así como en la cultura política y opinión pública nacionales. Roger Bartra, acaso el más agudo sociólogo mexicano contemporáneo, ha alertado sobre el entendimiento fraguado entre dos versiones de la derecha, la autoritaria-revolucionaria (PRI) y la católica-neoliberal (PAN). Iniciativa frente  a cuyas agendas legales y políticas las izquierdas exhiben mucho más apelaciones a la moral y la soberanía que contrapropuestas viables, nacidas del análisis informado de la política pública y del reconocimiento de los escenarios locales y globales que la constriñen.

Semejante reconstrucción de la izquierda implica profundas mutaciones culturales, programáticas y de liderazgos. Cambios que no nacerán de las tribus cobijadas al amparo del aparato (y presupuesto) de los partidos “progresistas” ni del liderazgo honesto (pero autorreferente) de AMLO y la fé ciega de sus incondicionales. Y que no caben en la superada plataforma del nacionalismo revolucionario, que sigue siendo el horizonte, disimulado o confeso, de buena parte de estos liderazgos y organizaciones.

Así, el actual divorcio no resuelve los problemas estructurales e identitarios de la izquierda azteca: acaso los multiplique en el seno de cada formación. En ese sentido, el nuevo panorama será –ya está siendo- pasto seguro de cronistas y humoristas, que darán testimonio de la incapacidad para multiplicar y articular fuerzas de un sector de la clase política local; a la cual más, de un amigo mexicano hastiado por sus desplantes y desempeños, podría despacharlos con aquella frase de los marchistas de Tian’anmen en 1989: “¿quién les dijo que los necesitamos?¡”

Pero más temprano que tarde, esa real alternativa progresista aparecerá, reuniendo las pasiones y razones de lo mejor de la ciudadanía mexicana. Ojalá la eficacia e inclusión de las avanzadas políticas del Gobierno del DF y la creatividad y energía de movimientos como #YoSoy132 puedan combinarse, no sin conflictos, en la agenda de esa nueva fuerza que el país demanda. Sin mesías irredentos ni burócratas fríos.

Armando Chaguaceda

Armando Chaguaceda: Mi currículo vitae me presenta como historiador y cientista político.....soy de una generación inclasificable, que recogió los logros, frustraciones y promesas de la Revolución Cubana...y que hoy resiste en la isla o se abre camino por mil sitios de este mundo, tratando de seguir siendo humanos sin morir en el intento.


9 thoughts on “AMLO y la creación de un nuevo partido progresista en México

  • el 17 septiembre, 2012 a las 10:47 am
    Permalink

    Peña Nieto ganó legítimamente, y claro que no queremos a un loco comunista como AMLO, en el gobierno…y para nada tengo que lavarme nada, que ando siempre bien limpio, …y hablo de Cuba, primero porque nací desdichadamente allá, después del 59, y luego , me tuve “que comer aquel cable”, por muchos años, y sè bien el bodrio que es aquel sistema, no quiero eso, para mi nuevo país.

  • el 16 septiembre, 2012 a las 1:18 pm
    Permalink

    Josue,

    Sé perfectamente la pobreza en la que viven millones de mexicanos.

    Podríamos pasarnos horas discutiendo como ayudar a que salgan de la pobreza, y seguro que tanto tú como yo tendríamos ideas muy interesantes.

    Sin embargo, estoy completamente seguro de que a ninguno de los dos se le ocurriría decir que ayudaría de algo reprimir los derechos de los disidentes políticos o prohibirle a los mexicanos salir libremente de su país, tal como hace el gobierno cubano.

    Lo digo porque en cuanto escucho a algún defensor del gobierno de los Castro recomendar alguna receta para salir de la pobreza, me pongo a temblar, porque, si se aplicase, se acabarían las libertades y continuaría la pobreza … tal como sucede en Cuba.

    Josue,

    Los medios de comunicación no siempre dicen la verdad. Que un individuo declarase que tenía una tarjeta de supermercado a cambio de su voto no demuestra que las elecciones fuesen fraudulentas. Que 80 trabajadores se pongan en huelga de hambre tampoco es una prueba de fraude electoral. En realidad una cosa no tiene nada que ver con otra.

    Y que existan millones de pobres en México tampoco prueba la existencia de un fraude electoral.

  • el 16 septiembre, 2012 a las 1:09 pm
    Permalink

    Obrador se empeña en repetir mil veces que las elecciones del 2012 fueron fraudulentas. Efectivamente se impugnaron y los tribunales analizaron las impugnaciones. Pero al final los tribunales declararon las elecciones válidas.

    Es decir, o creemos a Obrador o a los tribunales que dieron por válidas las elecciones.

    Me imagino que perder las elecciones por un pelo, tal como le sucedió a Obrador, cuando tenía las encuestas a su favor, debe de resultar muy fastidioso.

    Lo malo es que muchos méxicanos empezaron a pensar que Obrador simplemente es un mal perdedor, que cuando pierde le echa la culpa al fraude. Eso mismo empezaron a pensar desde dentro de su propio partido. Y ahora se dedica a dañar las espectativas electorales de la izquierda dividiéndola todavía mas.

  • el 16 septiembre, 2012 a las 12:42 am
    Permalink

    Opiano
    si tan deseoso cambiaste de ciudadania y renunciaste a la tuya entonces el que debe lavarce la boca es usted al referirse a Cuba que ya usted en sus propias palabras no desea. Aqui se le acaba la manipulacion pues casi todos los que leemos HT tenemos acceso a internet y en un segundo podemos comprobar la verdad. Las mas importante agencias y algunas TV reportaron con imagenes los supermercados repletos de gente al otro dia de las elecciones pues les regalaron a cambio del voto targetas prepagadas con dinero para comprar alimentos. Ellos mismos con las terjetas en la mano explicaban como vendieron su voto.
    el fraude electora Mexicano todo el planeta lo sabel, utilice internet y informece como via alternativa pues en su nuevo pais los medios privados no informan las luchas obreras y sus desgracias.
    Seguro usted se entero y pudo seguir a diario la extrana huelga de hambre del opositor Farinas en Cuba, record mundial 135 dias deguidos, Pero no se entero por sus medios de comunicacion la huelga de hambre de mas de 80 trabajadores del sindicato de la elecricidad mexicana acampados en el socalo de Mexico. 80 jefes de familias desempleados que a mas de 35 dias de huelga de hambre tenian que ser retirados a hospitales. Alli estuvieron unos 3 meses y tu prensa admirada ni lo reporto.
    Se lo digo para que se entere ya que se que no lo sabe en su libre y democratico pais.
    Y no me venga a decir que lo trasmitieron pues yo monitorie todas las noticias de esos dias de los canales mexicanos mas importantes solo para convencerme mas de lo libres que son esos medios al defender a la burguesia en el poder.
    Y de los problemas de Mexico es mejor que no compare con Cuba pues es evidente que usted vive privilegiadamente en ese pais. Si el 50% de los problemas que acarrea Mexico de toda la vida pasaran en Cuba yo le aseguro que el pueblo cubano no lo soportaria un mes. lavese la boca usted

  • el 15 septiembre, 2012 a las 11:20 am
    Permalink

    Vivo aquí desde hace 15 años, y además renuncié con gusto a mi nacionalidad, para acogerme a la mexicana, y claro que se de los inmensos problemas acá, pero para nada comparados con una dictadura de más de 50 años, por eso los cubanos, han de lavarse muy bien la boca, antes de criticar a otros países, y si es una pila de agua bendita mejor, para no incurrir en blasfemia…Yo participé en el proceso electoral aquí en el estado en que resido, y te puedo asegurar, con la mano derecha sobre la Biblia, que en masa, votaron por el candidato del PRI; gústele a quien le guste, y pésele a quien le pese, y eso, se repitió a lo largo de este extenso y vasto país. Aquí conocemos bien al Peje, vino del PRI y es la misma rata demagoga y loca que Chávez, y acá no nos simpatiza Chávez, pero nada, hasta habla incoherencias como él , y hasta el acento tiene…en fin, como decirte, ¡a venderle a otro el cuento del fraude electoral! y ¡¡¡cuidado!!!…de los sistemas electorales más seguros y garantes del mundo, adelantado y lleno de todo pionera tecnología para tales menesteres, está el de México , así es que es muy temerario y falsario, aseverar que se hizo trampa, no es cierto. Lo cierto es que no queremos acá al Peje, ni a la izquierda. En este estado, después de dos gobiernos perredista, el estado ha quedado quebrado, porque los señores, se robaron todo, hasta la caja de pensiones de los trabajadores del Estado.

  • el 15 septiembre, 2012 a las 2:11 am
    Permalink

    Opiano y Miguel.
    Ustedes han visto como vive el 70% del pueblo mexicano, como pasan la frontera por millones. Como sus canales de Tv ni siquiera los respeta como raza.
    No me vengan a decir que les interesa por que no les creo.
    No han dicho ni una palabra del fraude electoral, todos estan silenciados. Solo hay que entrar a internet y ver como compraron millones de votos con tarjetas prepagadas de supermercados.
    Caguacera esta es la derecha que nos endulcora el camino al capitalismo y nos envia cantos de sirena con palabras lindas como libertad, derechos humanos y democracia que ninguno de ellos cumple pero que cuando no aguantan se les cae el maquillaje y se les escapa el grunido de lobo que realmente son.
    Mexico tiene mas condiciones de tener un gobierno de izquierda que cualquier pais latinoamericano. Cuando ese pais despierte Opiano te veo en Miami. Apurate por que aqui ya no quedan empleos.

  • el 13 septiembre, 2012 a las 8:38 am
    Permalink

    Señor, no soy residente, soy ciudadano mexicano, y no soy hembra sino varon, y no me llame necio, porque su nùmero es infinito y por lo que alcanzo a comprender, en su aburridisima disertaciòn, tira usted màs para esos dinosaurios izquierdosos, que para la ofensiva democràtica de esta inmensa naciòn…y claro que el peje no tiene ni un àpice de talento, no de Toña la negra, ni de un egresado de la (Naca)demia, pero era una hiperbole, para caricaturizar lo bien que le quedaria, con su histrionismo afectado , y las malas cualidades, de los dictadores mencionados, la “repùblia bananera” que pretende fundar. Y no me salga con jaladas, “el leòn piensa que todos son de su condiciòn”, no me embarre con su estulticia.

  • el 13 septiembre, 2012 a las 12:24 am
    Permalink

    “México necesita la urgente reconstrucción de una alternativa de izquierda, capaz de encarar los retos de la vida nacional y al poderío de las fuerzas e ideas de derecha…”

    Que clase de basura esta usted comiendo, dignatario? A cual izquierda se refiere en este dicho? Cual es el poderio de las fuerzas e ideas de derecha de las que habla? Ideas en la derecha? Voy a mas, cual es esa mentada derecha de la que habla? Porque refritear el mismo discurso barato de la politiqueria de este pueblo al sur de estados undidos? Roger Bartra? Acaso no hallo mejor referencia para dejarle saber al publico havanataimero que lo que en el mexican dream se gesta no es ni siquiera caldo de cultivo para lo peor, porque no hay las condiciones? Sabe usted donde ha cobrado toda su vida este, junto con otros tantos aplaudidores del esquizofrenico “pejelagarto”? Entiende usted lo que significa “un pais de instituciones” en el contexto mexicandreamioso politiqueril? Es usted capaz de considerar progresista a un grupo de reptiles que acuden a los tribunales a pedir que les complazcan, cuando toda doctrina juridica establece que el organo jurisdiccional no esta para complacencias sino para juzgar a quien le asiste el derecho a partir de sustentos juridicos? Entiendo que su logica, la suya, dignatario, vaya en el sentido de aplaudir las mezquindades de estos elementos tan pauperrimos de miras como de ideas, no digamos de preparacion escolar y de cultura, dejemoslo en sentido comun y etica al conducirse, elementos de los que carecen por demas, muy a la onda “save da fives”, “abajo carrilitos terrorifico terrorista”, “a los ricos les conviene votar por chavez”, etc., etc., etc. Habla usted de la mejor ciudadania mexicana… desconozco cuanto tiempo lleva viviendo en el mexicandream, supongo que ha fincado residencia y deambula lo mismo para hondo los Chimalapas que bien alto alla en la Mesa de Otay, de aquel lado, claro, del mexican floor, vaya. Seguro usted, dignatario, puede darnos catedra de cuales son los mejores mexican citizens, para poder entonces armar una puntual clasificacion de los good mexicans y los bad mexicans, es decir, sus petulantes maneras ahora llevan a considerar a un sector como peor que el otro por una simple simpatia electoral… permitame decirle, distinguido dignatario Chaguaceda, que si la imbecilidad de ese “reelegido presidente legitimo” fuera comparable, solo la de usted estaria a la par. Asumo que conoce bien clarito a esos criaturitas que juntos suman mas de 132 anormales(anormales a lo cubano y a lo juridico), que conoce a la perfeccion para quien trabaja el damito jefe de gobierno de ese terron azteca y sus lazos muy intimos con el first fckn gel boy. Interpreto que esa clase de bazofia es la que usted considera como los mejores ciudadanos… permitame llamarle imbecil, desde fuera de tierras mexicanas, porque desconoce al gran numero de verdaderos ciudadanos que la luchan y la sudan en los campos mexicanos, en las desvencijadas y violentas ciudades del norte y del occidente, los verdaderos ciudadanos que se han visto en la necesidad de emigrar para evadir las balas y la incapacidad de sus pseudo gobernantes, la desconfianza en las autoridades todas, sin miramientos de bandera politica, y cambiar por olvido el asco que le tienen a estas sanguijuelas del sistema electoral mexicano, que por cierto rengueando medra a partir del dinero que le descuenta a un amplisimo grupo de trabajadores asalariados, contribuyentes cautivos, que muy probablemente no estan en ese exclusivisimo y distinguido grupo, que usted recien creo, de “lo mejor de la ciudadania mexicana”.

    Señora comentarista de residencia mexicana, que tiene que ver la dama cantante veracruzana en esa mixtura que hizo con los otros dos engendros? Tengo claro que desconoce todo de esa mujer, (de las pocas artistas de verdad de aquel pais cuna de talentos tambien). Es usted tan imbecil como el del texto, los separa un mar pero bien podrian reunirse, crear una isla juntos y poblarla bajo el gobierno de sus exquisitos respectivos presidentes, cohabitando bajo el halo de su necedad.

  • el 12 septiembre, 2012 a las 4:36 pm
    Permalink

    Yo vivo en México y les puedo asegurar, que lo peor que le puede suceder a este país, es que ese desequilibrado, mezcla Castro+Chávez+Toña La Negra, llegue a Los Pinos. Por suerte, no le hemos dejado y lo hemos hecho sin la fuerza, con las urnas. Bendito sea Dios por eso, y que Dios libre a México…porque yo , entonces si “me pelo” pa Miami…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *