De un telescopio y por primera vez

Ariel Glaria Enríquez      

Telescopio en una tienda de antigüedades de La Habana.
Telescopio en una tienda de antigüedades de La Habana.

HAVANA TIMES — Con las prioridades de cada época, lo peculiar de las modas y el sueño individual: casa y automóvil son, desde que tengo memoria, los artículos más deseados por los cubanos. En mi caso, además, un telescopio.

En la década del 70, durante mi infancia, los equipos electro-domésticos soviéticos, asignados por el Estado como estímulo al trabajo, desataban verdaderas peleas en los centros laborales. Los televisores, las neveras y lavadoras eran la prioridad. Muy cerca el ventilador, la plancha y la batidora.

En la década siguiente, después de la casa y el auto, la moda fueron las video-caseteras. Verdaderos gremios se crearon entre quienes poseían esos equipos. Fue la época de la fiebre del oro y la plata, donde, en espacios llamados con el sutil nombre de: Casa de Intercambio, por el valor del objeto – oro o plata-, se obtenía el “derecho” a comprar en tiendas de divisas. Verdaderos patrimonios se esfumaron.

Las video-caseteras y los equipos de audio proliferaron, no así las viviendas y los autos.

Mi familia no tuvo que lamentar la pérdida de un patrimonio que no poseía, pero mi madre se quejó por primera vez de ser comunista y yo comencé a soñar con un telescopio. Tenía 15 años.

Después de mi madre fue mi hermano el primero en conocer mi deseo de tener un telescopio. Fue la primera vez que escuché “eso en Cuba es muy difícil” en algo que me concernía.

Entonces me lancé a la aventura renacentista de construir un telescopio. Mi primer paso fue desarmar mi viejo proyector soviético, cuyos lentes aún conservo y con los cuales apenas logré ver los espermatozoides expulsados con fervor, cuando comencé a considerar inevitable mi frustración.

Cámara soviética de la década 70-80.
Cámara soviética de la década 70-80.

Dije que mi madre era comunista, pues mi padre lo era aún más. Estaban separados. Él vivía lejos, ocupaba cargos y viajaba. En la primera ocasión que tuve le hablé del telescopio. Al marasmo de preguntas le siguió un compromiso sin futuro. “No te prometo nada, recuérdamelo en mi próximo viaje”, dijo.

Yo nunca sabía cuándo viajaba, por eso elegí no esperar y seguir con mis inventos renacentistas, que terminaban, casi siempre, en la observación de mis inquietos pasajeros.

Por esa época, fui mucho al Planetario de La Habana. En él, a oscuras, inmerso en la contemplación de la bóveda celeste proyectada, soñaba con mi telescopio. Allí, una tarde, reclinado hacia atrás con los brazos abiertos sobre el espaldar de las butacas vecinas, en éxtasis bajo la representación antigua de las constelaciones, tuve mi primera experiencia no manual, que me dejó, para que no pensara más en un objeto tan inaccesible como las estrellas, la terrenal huella de un creyón de labios.

En la actualidad, los artículos más deseados por los cubanos, después de la casa y el automóvil, son: la comida, el televisor plasma, el aire acondicionado, los teléfonos móviles y toda la parafernalia tecnológica diseñada para el hogar, en mi caso aún el telescopio.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.

Ariel Glaria

Ariel Glaría Enriquez: Nací en la Habana Cuba en el año 1969. Soy orgulloso portador de un concepto en peligro de extinción: habanero. No conozco otra ciudad, por eso la vida en ella, sus costumbres, dichas y dolor son el mayor motivo por el que escribo. Estudie la especialidad de Dibujo Mecánico, pero trabajo como restaurador. Sueño una habana con el esplendor y la importancia que tuvo.

20 comentarios sobre “De un telescopio y por primera vez

  • Pues solo pude tener todo lo que anhela un cubano cuando me deje por detras la pesadilla aquella.

    A proposito, hay que decir que nuestros compatriotas, en la ignorancia a que estan sumidos, no hay logrado actualizarse, le siguen llamando “plasma” a las pantallas de cristal liquido de los televisores y de paso, aunque la tecnologia plasma no cuajo y ya casi ni se comercializa, le llaman asi a todos los tv’s de pantalla plana, desde los LCD’s hasta los LED’s.

    Respuesta
    • O sea: cubanos de Cuba=recua de asnos…¿o no? Ojo con los improperios que cualquier jovencito informático de barrio en Cuba te saca un susto…

      Respuesta
      • Isidro, si ud leyo improperios en mi comentario le ruego que lo vuelva a leer. Su interpretacion de mi comentario deja mucho que desear de sus habilidades para comprender un texto.

        Respuesta
        • “hay que decir que nuestros compatriotas, en la ignorancia a que estan sumidos, no hay logrado actualizarse,”…Dania, lo dijo Usted, no yo…como quiera que lo ponga está metiendo a todos los cubanos de la isla en el saco de los ignorantes…¿Desde cuándo no viaja allá?

          Respuesta
          • Isidro, y quien le dijo que “ignorante” es un improperio? Me puede explicar? La ignorancia es disculpable cuando la culpa de la tal la tiene otro, por favor, aprenda a leer/interpretar/sacar conclusiones, le hara la vida mas facil.

          • Dania:

            Recojo el guante… Ante todo, intentemos agregar algo de ecuanimidad al diálogo. Usted afirma que llamar o clasificar como “ignorantes” a los cubanos de la Isla no es ofensa. Vamos por partes:

            Hay un elemento en periodismo que suele denominarse “intencionalidad”, a lo que me atrevería a agregar el de “contextualización”, lo que supone que ciertos vocablos mudan de carga etimológica según el contexto en que se les ubica. Tal reflexión nos podría ayudar a sacar algo en claro de este diferendo.

            Si usted me dijera: No puedes pasar por la vida “ignorante” de los peligros que entraña el consumo excesivo de alcohol, tabaco y grasas polisaturadas…no creo que me ofendería, en primer lugar, porque asumo que Ud. lo hace de buena fe, llamándome la atención sobre peligros que se ciernen sobre mi salud, sin que me haya percatado de ellos..

            Ahora, si Ud. asume que yo vivo “sumido” en la “ignorancia”, como acaba de espetarle a unos cuantos milllones de compatriotas en su comentario…ya el tema es un poco más preocupante, porque en ese caso:

            1) Me está diciendo que ignoro de todo, porque me vale un pepino lo que ocurre a mi alrededor,

            2) Que no sé nada de nada porque alguien me lo impide (creo que por esta vertiente se decanta Ud.), lo cual reviste asimismo el agravio de que me dejo manipular como un títere, carente de criterio propio…

            No le puedo escamotear el hecho de que en Cuba faltan muchas variantes de información que abundan en el resto del mundo, que tenemos unas cuantas asignaturas pendientes en desarrollo de conciencia ciudadana y ejercicio de prerrogativas y otros aspectos no menos importantes, además de la falta – un tanto atenuada hoy – del imprescindible Internet. Pero Ud. hizo mención específica a la “ignorancia” tecnológica de los cubanos y ahí es donde radica nuestro desacuerdo. A pesar de los pesares, hoy hay cubanos viajando por medio mundo y regresando a la Isla, y no precisamente con las manos vacías: traen infromación y tecnología de punta con ellos. Los cubanos, sobre todo los de la más joven generación se las arreglan como pueden para estar al día de lo último. Y no menos importante: antes de la época de los maestros emergentes, en nuestro país hubo educadores “de verdad”, que nos dieron una base académica que a muchos les ha servido en gran medida cuando se han trasladado al Primer Mundo.

            Dania, tengo un sobrino político que recién regresó a la Isla de visita tras asentarse en Miami. Allí logró una plaza en una importante compañía, gracias a lo que aprendió de informática en Cuba. Si los cubanos de la Isla fueran tan ignorantes cómo usted dice, quizás los ecuatorianos – por poner un ejemplo -, no tendrían a uno de ellos dirigiéndoles el Instituto Confucio en Quito, o como ocupantes de importantes plazas en sus universidades, o en sus medios de comunicación (conozco a algunos en persona). En México, Rafael Rojas y Rubén Cortés descuellan por su excelencia en la historiografía y el periodismo, por encima de unos cuantos nativos, y ambos son graduados de universidades cubanas. Podría poner numerosos ejemplos más, pero ya me he extendido más de la cuenta.

            Sólo le animo a no ser tan categórica, sobre todo cuando su generalización conlleva un deje bastante despectivo hacia sus …¿compatriotas?

            Saludos

  • Una preguntita porque a todos los ventiladores cubanos le quitan la parrilla de proteccion?

    Respuesta
    • Lo que sucede es que los Isidros de este mundo no sabian que era para proteccion y se las quitaron.

      Respuesta
      • Jeje, Ojo, Dania, que ya cae Usted en la diatriba personal…pero si le gustan las guerritas, guerrita habrá hasta que lo decida el editor…

        Respuesta
  • Que yo sepa, y fui marino mercante por 3 decadas, el telescopio estaba prohibido entrar por aduana , y creo que aun lo sigue siendo.

    Respuesta
    • Cosas del Orinoco, recuerdo haber visto en la lista de artitulos prohibidos los binoculares, vaya ud. a saber!

      Respuesta
  • Un telescopio como el de la foto es el paradigma de los aficionados a ponerse los espejuelos de palo.

    Respuesta
    • Hay telescopios sofisticados que conectas a internet y se mueven solos a cazar el objeto d l deseo y lo siguen en su movimiento, pero básicamente el telescopio de lentes sigue siendo la misma cosa y se le aprecia por no invertir la imagen lo cual es importante para los aficionados que están aprendiendo.

      Hay mucha gente que gusta de construir sus propios telescopios, así con espejuelos de palo.

      Respuesta
  • Refrescante la crónica, Ariel. Lo que no me quedó claro es cómo lograste que los espermatozoides llegaran tan alto…

    Respuesta
  • Te entiendo perfectamente.

    Hace unos años a mi hijo le dio por un telescopio. Los vi en una tienda carísimos, me refiero de más de mil dólares. Así que nos pusimos tristes juntos y yo me metí a Amazon. Ya lo tenía en la cesta de compra y solo estaba ajustando los detalles para el envío cuando en la visita al súper vi el letrero en un anaquel vacío.. Telescopio

    Lo rastrée y lo conseguí en poco más de 100, un Celestron Refractor. Para los entendidos, algo muy básico. Pero pasamos inolvidables momentos juntos, madrugando para ver alguna alineación y buscando un lugar oscuro para poder ver una nebulosa. Yo aprendí un mundo de cosas que no sabía. Hasta pusimos un programa para orientarnos con el movimiento de los planetas.

    Respuesta
  • Oiga Isidro, que lo que Dania dijo estaba mas que claro, no era para tanto…llamarle a las pantallas de las computadoras y a todos los televisores de pantalla plana “plasma” no es otra cosa que ignorancia y la culpa de tal ignorancia la tiene el desgobierno, establecer un hecho no es como para que usted se ofenda hasta el punto de despotricar de esa manera, vaya, que le echaron un medio nada mas…la “contextualizacion” y la “carga etimologica” estan de mas, si tanto le pico es porque tiene complejo de ignorante. Si se molesta en dedicarme una de sus largas parrafadas no espere respuesta, no vale la pena.

    Respuesta
    • Nada de parrafadas, las dejo a ambas voluntariamente “sumidas” en la “ignorancia” sobre lo que acontece en su país…

      Respuesta
      • Y que es lo que acontece en Cuba segun Ud?

        Respuesta
        • Ya lo expliqué en la “parrafada” a Dania…paciencia…leála…

          Respuesta
  • Lucia, segun el camarada Isidro Cuba es un paraiso donde todos sin excepcion apoyan lo que esta gente llama “revolucion”, odian al “imperialismo” y se regodean en la justicia social y el respeto a la individualidad y los derechos humanos, ademas de que no conocen la ignorancia tecnologica ni de ningun tipo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Abandonado, Vega Alta, Puerto Rico. Por Bronya Clyde (Puerto Rico). Cámera: Cell phone Motorola 4G

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com