¿Una menstruación digna?

Por Ammi

HAVANA TIMES – Un punto y aparte merece la mujer cubana, que desde que tengo uso de razón ha pasado un trabajo inmenso para conseguir ropa interior adecuada, para estar lista y cómoda cada 28 días.

Toallas sanitarias, tampones de calidad pésima para contener el sangrado, y la mayoría incluso desconoce el avanzado recurso de la copa menstrual.

Desde años atrás tenemos el atraso en tema de confecciones femeninas, desde usar sostén hecho de cualquier retazo, bragas sin elásticos y rotas, hasta vivir la pesadilla de usar los pañales de sus hijos para enfrentar el periodo.

Eso sin hablar de la precaria situación que sufre la mayoría de la población cubana sin agua, y aquellos que tienen el privilegio reciben el líquido de malísima calidad.

Muy pocas mujeres en la Isla pueden mantener una higiene adecuada, la falta de productos de aseo y los precios excesivamente altos de los pocos que aparecen hacen un poco más infeliz el contexto femenino.

Hoy he visto en tendederas habaneras, una vez más, lo pañitos blancos, con manchas marrones, igual a la década de los noventas, cuando cualquier cosa servía para colocar en las zonas íntimas.

Una vez más sufrimos el atropello de una economía maltrecha, por la cual tenemos que acudir a las tripas de los culeros desechables, y morder almohadas para enfrentar los dolores pélvicos, sin encontrar un calmante que mitigue los cólicos de ese proceso.

Por ella miramos una cubeta de agua turbia que hay que hervir y ahorrar para que nos dure todo el día. Lo que para cualquier mujer puede resultar rutinario y solucionable, para la cubana se convierte en angustia, estrés, temor, preguntándose si alguna vez tendremos el derecho a tener una menstruación digna.

Lea más del diario de Ammi aquí.

Ammi

Una mujer de pueblo, madre de cuatro hijos que a través de constancia, estudios y superación ha alcanzado a mejorar su entorno y he aprendido que todo esfuerzo se premia y el conocimiento se comparte. Para mí no existe nada más importante que la libertad y sobre todo aquella que se impone y es capaz de romper los limites personales. Se me considera alegre, entusiasta, curiosa y dispuesta a aprender de cada nueva experiencia.


4 thoughts on “¿Una menstruación digna?

  • el 19 junio, 2021 a las 2:59 pm
    Permalink

    Toditas mis amigas cubanas cuentan lo que describe Ammi y comenta Irina. En mi pensamiento este problema no se ha solucionado por dos razones principales, aunque hay más. Uno, y el mas importante, es que los lideres con poder de decisión son casi todos hombres y que les vale “necesidades” de las mujeres, problema de ellas. Segundo, las mujeres que logran trepar el andamio del partido no tienen problemas en conseguir los productos que necesitan o tragan el cuento del embargo y el imperio como causa del problema. La falta de ética y empatía entre los decisores del partido/gobierno hacia la mujer cubana es halucinante, a pesar de su discurso hasta el cansancio sobre su amor y dedicación al pueblo. Y estamos hablando de un gobierno que jacta de ser “Una potencia médica mundial”. Hacen hoteles por todos lados, aun en tiempos de pandemia, pero no fortalecen la agricultura y en el caso de hoy, no pueden producir o importar toallas sanitarias, tampones o copas mentrales. Es cosa de prioridades, y no puede ser más clara cuales son.

  • el 19 junio, 2021 a las 2:55 pm
    Permalink

    sistema de porqueria que ha vivido de lemas y promesas vacias, no sueltan el poder porque saben que los colgaran a todos por hijos de mala madre.

  • el 19 junio, 2021 a las 1:58 pm
    Permalink

    Y además un solo paquete de íntimas al mes, que a ninguna que tenga menstruaciones abundantes le alcanza, tampoco a las mujeres que transitan hacia la menopausia, con reglas irregulares, sangramientos.
    Y en la tienda se conseguían antes de toda esta pandemia, pero siempre a precios caros. Yo he vivido todas las etapas y se el trabajo y la mala vida que ha tenido la mujer cubana, no la han cuidado como se merece.

  • el 19 junio, 2021 a las 7:36 am
    Permalink

    En Cuba las más golpeadas son las mujeres, no tengo dudas, el tema de las toallas sanitarias es uno más, pero son las que tienen que inventar qué cocinar cada día, trabajar y mucho en la casa porque no todos los hombres comparten las tareas domésticas, son heroínas.

    Cubano que lea este comentario, por favor, mime y cuide de la mujer que esté a su lado, sea su pareja, su madre, o su hija.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *