Los Coleros no son tus enemigos

Por Ammi

HAVANA TIMES – EL anuncio de las nuevas medidas del régimen cubano estuvo acompañado por unos grupos represivos creados para detener a algunas personas en las colas que, según ellos, se dedican a actividades ilícitas y de acaparamiento, a los que en un término desconocido se les denomina “coleros”

Lo más significante es que el mismo presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, ha llamado a un enfrentamiento popular, que dicho en pocas palabras se interpreta como “que el pueblo debe combatir al pueblo”.

Más adoctrinamiento represivo, con la excusa de que ha sido una petición popular. Una iniciativa repugnante, en tanto, en las redes sociales la mayoría de los cubanos lo critican.

No es un secreto para nadie que la violencia en la Isla se ha disparado de manera vertiginosa, lo mismo la muerte de jóvenes asesinados en peleas callejeras, que feminicidios y homicidios que son generados muchas veces por la depresión que produce el confinamiento y la crisis económica en general.

Yo le sumaría la campaña de terror asolapada que se utiliza para aplicar la Operación Mordaza e invalidar el decir y las quejas e inconformidad ante la realidad del régimen de haber olvidado al pueblo.

En medio de este contexto internacional, el que es más efectivo el apoyo a nuestros semejantes, pues escuchamos la obsoleta idea que primero fue dicha por Fidel Castro en los años 80.

“Las calles de Cuba son para los revolucionarios” ha soltado una jauría de militantes del PCC (Partido Comunista de Cuba), los cuales serán, según el dirigente cubano, quienes estarán en la primera línea, en la primera trinchera contra los “coleros”.

En fin, el Gobierno ha puesto al pueblo a destruirse entre las ya arruinadas relaciones humanas, contra sus mismos amigos y vecinos, y para eso ha usado fuertes declaraciones y calificativos ofensivos hacia estas personas que hacen eternas colas desde la noche anterior.

Se ha levantado un grupo en su mayoría con más de 40 años e inyectados por una dosis de odio, represión y malos tratos para cuidar las colas en las tiendas recaudadoras de divisas (TRD) y otros establecimientos que venden en CUC (unidad cubana convertible) una moneda que no tiene valor a nivel internacional. 

El elegido por Raúl Castro para gobernar Cuba ha demostrado una vez más su situación desesperada en medio de las necesidades básicas, en la que la única alternativa ha sido abrir tiendas en dólares para la minoría y arremeter contra aquellos que solo tratan de sobrevivir en una cola, en una tienda corriente, esperando con fe y esperanza lo que traerá el carro.

Ammi

Una mujer de pueblo, madre de cuatro hijos que a través de constancia, estudios y superación ha alcanzado a mejorar su entorno y he aprendido que todo esfuerzo se premia y el conocimiento se comparte. Para mí no existe nada más importante que la libertad y sobre todo aquella que se impone y es capaz de romper los limites personales. Se me considera alegre, entusiasta, curiosa y dispuesta a aprender de cada nueva experiencia.

Ammi has 23 posts and counting. See all posts by Ammi

4 thoughts on “Los Coleros no son tus enemigos

  • Sin dudas, Ammi, tienes toda la razón de acusar a quienes han sido en una parte, sus creadores.
    Por la otra parte, recuerdo muy bien las colas y sus “Colera/os” y tengo que admitir que es el producto de un sistema que implantó la escasez y el control férreo sobre todo lo que generaba comercio en la Isla. 60 años es más que suficiente para darnos cuenta que si el “gobierno” no puede ocuparse de un país decentemente con sus gestiones, ya es hora de que lo entreguen, o que se lo exijamos como pueblo, son un puñado viviendo con lujos de millonarios a costa de un pueblo de once millones que aguanta, tragando buches amargos día tras día. ¿Cuántos gobiernos en el mundo han tenido todo ese tiempo (nuestras vidas o casi) para gestionar sus Ministerios? ¡La culpa es de todos, los que culpan a los coleros porque crean caos y los que nos quedamos callados ante la ineficiencia de una doctrina que nos implantaron (a fuerza de mentiras y demagogia) como gobernabilidad!
    Excelente tu reflexión o tu post, me encanta cuando pones el dedo en la llaga, lo haces a menudo y con mucha entereza y valentía. Y eso es de agradecer. Creo que siempre se ha buscado allí un chivo expiatorio para culparle de los males del momento. En una época fueron los vagos, los jipis, los proxenetas y prostitutas, en otra los “macetas”; luego los intermediarios del agromercado, etc. Ahora le tocó a los coleros, pero no veo el turno de los jefes “vivebien”, esos parecen intocables.
    Son a esos “mandamases” a los que tenemos que exigirle, porque son ellos los responsables de todo. ¿O es que después de 60 años en el poder… le van a echar la culpa a Fulgencio?

  • Leo que mezclas varios temas y no vas al asunto de los coleros directamente. Hay que estar en colas para darse cuenta que esta gente son una verdadera plaga, peor que la pandemia, ellos no solo venden tickes, porque duermen en las colas, sino que comprar varias veces y revenden la mercancía. Me he quedado sin comprar productos muchas veces por culpa de estos coleros, que siempre resulta gente de sin escrupulos que solo les importa llenarse los bolsillos. Casi siempre los coleros (que he escuchado expresarse), son personas de muy bajo nivel intelectual.

  • Man does create its own Hell.

  • Y que se podía esperar de un régimen totalitario que lleva décadas manipulando la realidad, envileciendo a un pueblo y enfrentando a unos cubanos contra otros ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *