El costo de la dichosa sobrevivencia en Cuba

Por Ammi

HAVANA TIMES – Hace poco escribí sobre la sobrevivencia, desde la perspectiva de un amigo que vivió la cruda realidad de años ’90s en crisis en Cuba, crisis que aún en estos tiempos nos habita.

Hoy quiero contarles lo que nos dejó este experimento de sobrevivir a toda costa.

Esta lucha por el intento ha convertido a un pueblo noble, trabajador, amante de su familia, de su barrio y de su gente, en un pueblo paria, que asienta su vida en los más recónditos lares del planeta. Lo ha convertido en un pueblo de ladrones (porque eso somos cuando “resolvemos” lo mínimo a escondidas del jefe en un centro laboral).

Nos han transformado la gallardía y el valor en un silencio hipócrita ante la injusticia, por miedo a perder lo poco que nos queda, que es casi nada. Nos han enseñado a pensar solamente en qué vamos a comer mañana y a guardar los alimentos hasta que la visita se marche y no por egoísmo, más por convencernos, que no alcanzará para todos.

La dichosa sobrevivencia en Cuba ha destrozado los códigos de familias. Hermanos se fajan por la casa de sus padres fallecidos, para venderla y crear un capital para negociar. Un pan puede ocasionar una bronca troyana entre primos, tíos o cualquiera que se quede sin desayuno, porque otro se adelantó.

Se han robado la natural alegría del cubano, han hecho que los de aquí miren con odio a los de allá, porque lograron “salir”, mientras a los de adentro nos corrompe tanta porquería.

Y luego de escribir todo esto y saber que podría pasarme la vida escribiendo de lo que significa sobrevivir en Cuba, me doy cuenta de que aún no sé para qué sobrevivir. ¿Sobrevivir a quién? ¿Sobrevivir para mañana volver a hacer lo mismo?

Yo no quiero sobrevivir más, ya he librado muchas batallas y no me conformo con sobreponerme, quiero vivir de una manera digna, sin estar en esta cuerda floja que significa abrir los ojos cada día.   

Lea más del diario de Ammi aquí.

Ammi

Una mujer de pueblo, madre de cuatro hijos que a través de constancia, estudios y superación ha alcanzado a mejorar su entorno y he aprendido que todo esfuerzo se premia y el conocimiento se comparte. Para mí no existe nada más importante que la libertad y sobre todo aquella que se impone y es capaz de romper los limites personales. Se me considera alegre, entusiasta, curiosa y dispuesta a aprender de cada nueva experiencia.


2 thoughts on “El costo de la dichosa sobrevivencia en Cuba

  • el 23 junio, 2021 a las 11:00 pm
    Permalink

    Totalmente de acuerdo, le han robado la dignidad al pueblo. Tenía unos vecinos que su hija tenía un refrigerador con candado, con sus cosas. Puede que no haya sido una buena hija, pero gran culpa de su actitud la tiene la miseria. Jamás pagarán el daño que han hecho, no hay orgullo ni ideología que justifique tanta miseria. Todos los días protestan por el bloqueo, para justificar lo injustificable, pues bien, hagan una consulta popular y que la gente decida si quiere o no seguir bloqueados y construyendo el comunismo.

  • el 23 junio, 2021 a las 3:44 pm
    Permalink

    Has hecho un crudo retrato, muy real. Familias destruidas y dolor irremediable, fragmentos que no se pueden unir otra vez. Estamos perdiendo nuestra capacidad humana, la espiritual solo unos pocos la poseen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *