Vivir en Guayaquil

Alfredo Fernández

alfredoHAVANA TIMES – A Guayaquil alguien muy sabio lo nombró como el último reducto del Caribe, vaya verdad, aquí llegué el pasado 31 de marzo para cumplir con un contrato en la Universidad de las Artes.

No se si será porque su primer nombre es Santiago, sí, Santiago de Guayaquil, pero lo cierto es, hasta hoy, que aquí me estoy sintiendo como en mí Santiago, el de Cuba.

Mi ciudad natal si no fuera la capital del Caribe es una, por su ubicación geográfica, de sus ciudades más importantes, sumergida en un coctel de culturas que dieron origen a ese ser tan peculiar que es, lo mismo por bueno que por malo, un santiaguero.

A Guayaquil creo encontrarle su peor defecto en que se quiere parecer a Miami, con gente que sostiene esto como si fuese algo bueno, con sus inmensos Moll donde ya las guayacas exhiben tetas de siliconas, aunque este sea un mal -,excepto en las de Cuba, -de todas las ciudades del Caribe. Los barrios de las altas clases de Guayaquil se adornan con palmas reales, como las de Cuba, de ahí que un escritor local la rebautizara como “Guayami”.

Aquí se gusta de la salsa como en el barrio de Chicharrones, de la trova como en “La Casa de la Trova” y de los mariscos como en ningún lugar de Cuba, aquí se toma la cerveza bien helada para despejar el calor, que es más abrazador que en Santiago, lo cual ya es mucho decir.

Aquí se venera al alcalde Nebot que es neoliberal y que no le importa para nada la cultura.

Aquí pese a que viven más de dos millones de personas todos se conocen como si fuera un pueblo pequeño, o mejor dicho, como si fuera Santiago de Cuba.

Así de simple, Guayaquil es Santiago con dinero, aunque con menos cultura, repleto de gente chévere que lo único que quiere es vivir su vida.

La Universidad de las Artes tienes antes sí el reto de subir el nivel a la cultura, talento le sobra a sus alumnos.

Libros, teatros, galerías, cine vs. Moll, silicona y un despiadado afán por el dinero, parecen ser el reto futuro de la última ciudad del Caribe, vencerán los primeros? Ojala que sí.

Alfredo Fernandez

Alfredo Fernandez: No me fui de Cuba, pues uno no se marcha de donde nunca ha estado. Luego de gravitar por 37 años en esa extraña isla, logré pisar tierra firme, sólo para comprobar que no he llegado a ninguna parte. Quizás y nunca perteneceré a sitio alguno. Ahora vivo en Ecuador, pero por favor, no me crean del todo que ando donde digo, mejor localícenme en la Cuba de mis sueños.


28 thoughts on “Vivir en Guayaquil

  • el 29 julio, 2017 a las 8:55 pm
    Permalink

    Guayaquil es una ciudad muy fea, definitivamente no la recomiendo para nada, salvo que sean negocios o por trabajo, la ciudad no tiene ningún atractivo turístico relevante, lo único que hay para ver es el Malecón 2000 y subir el cerro Santa Ana (Que tampoco es que sea muy Wow!) y tal vez comerciar en algún centro comercial, de resto no hay mucho que ver, la ciudad es sucia, desordenada, con mucha informalidad, es costeña pero no tiene playa, bien tiene playas cercanas como Salinas o Punta Centinela, pero de resto, la ciudad no ofrece muchas oportunidades al turista, en mi opinión es como para ir de un día para otro, además me sorprendió la falta de cortesía del guayaquileño a la hora de atender al turista… La verdad Ecuador es un país bello, pero sí van les recomiendo Quito, Cuenca y Montañita o Mompiche, no vayan a ese esperpento de ciudad que llaman capital económica del Ecuador, lo único destacable de Guayaquil es su aeropuerto e importancia económica, de resto, no hay nada más que hacer o ver allá

  • el 23 septiembre, 2014 a las 7:13 am
    Permalink

    Dilla, después de leer tu articulo CE, como se me ha hecho difícil accesar, por no decir imposible, entre aquí HT, en primer lugar para ver si había algún artículo tuyo en discusión, para hacerte el siguiente comentario: siento mucha alegría que estés en Chile porque desde el punto de vista geográfico me siento más cerca de ti, pero lo fundamental de tu estancia en Chile es porque pienso que eso tiene nervioso a los extremos de ambas orillas, o sea a los guardianes del castrismo y a los celadores del neoliberalismo y preocupados a los izquierdistas enfermizos castrista de estas orillas y fronteras del continente. No es que piense que tu eres un gladiador sino porque tienes tus ideas neo-marxistas bien fundamentadas, toda tu experiencia al lado y bajo de las botas castrista, tu bagaje intelectual y la responsabilidad política e intelectual que te caracteriza, discúlpame por lo de neo-marxista pero me parece el calificativo más apropiado para liberar del lodo vertido históricamente sobre ideología como resultado de todo eso que tu conoces mejor que yo, un abrazo Esopo.

  • el 21 septiembre, 2014 a las 7:54 pm
    Permalink

    Usted,…escribe, como ellos…me recuerda…la etapa más cruda del estalinismo imitador insular…claro que si usted gusta de tales afecciones lo respeto, vivo en democracia, …y toleramos todo, pero…no concuerdo, …

  • el 21 septiembre, 2014 a las 9:06 am
    Permalink

    Alfredo hermano. Hice parte de mi ninez y juventud en Santigo de Cuba, por lo que me siento santiaguero, arrollé en las congas, tomé cerveza en pergas en los carnavales en la Trocha y Martí, comí ayacas con picante, mangos bizcochuelos y mamoncillos del Caney, adoro el Parque Céspedes y la Paza de Marte, jugué pelota en los terrenos donde luego se construyó el satadium Guillermón Moncada, y en el que ya construido, después, una vez mi equipo del Pre-U en juegó de exhibición se enfrentó a los Orientales de Telemaco, Mancebo y Hecheverría; pero cono lo que ha hecho este capitalismo monopolista de estado, en nombre del socialismo con mi Santiago me da tanta pena y dolor que no creo que pueda expresarlo con palabras. Aprecio tu intención sentimental comparativa con Santiago de Guayaquil; pero esa ciudad ecuatoriana es un emporio de riquezas de todo tipo comparada con nuestro Santiago de Cuba desarticulado, maltratado, hambriento y sediento…empobrecido. En cuanto Miami, puede o no gustarnos su estructura, sus moles y su insoportable tránsito, como el de Guayaquil, pero cuando empezaron a llegar masivamente los cubanos allí, aquello era sobretodo un pantano, con mas cocodrilos que barcos de pesca, pero con una perspectiva turística por desarrollar. Hoy Miami es la ciudad insigne de los latinoamericanos en EEUU, ejemplo de prosperidad. Yo, lo sabes my bien, no comparto la ideología predominante en Miami, pero me siento orgulloso de que compatriotas mios hayan levantado esa ciudad, ejemplo de lo que somos capaces de hacer los cubanos. Patriotismo barato dirán algunos. Tambien me siento orgulloso de que otros compatriotas cubanos, médicos internacionalistas, esten ayudando a muchos enfermos en todas partes del mundo, poniendo en alto el prestigio de la medicina cubana, que no no es obra de “los Castros” sino del pueblo y de los científicos cubanos, aunque me duela mucho que esten siendo explotados por el estado y utilizados para la propaganda del gobierno. Así de contradictorios son nuestros sentimientos. Por eso tambien comprendo los tuyos.

  • el 20 septiembre, 2014 a las 5:27 pm
    Permalink

    Él no criticó a Miami sino a Guayaquil que es donde ha trabajado y vive.

    Mas o menos, mordio la mano que le ha dado de comer.

  • el 16 septiembre, 2014 a las 10:36 pm
    Permalink

    eduardo:

    No hay peor muestra de ignorancia que tratar de dar lecciones acerca de algo que no se conoce. ¿Cuántas veces el autor ha estado en Miami? (Y que conste, que reitero que no es mi preferida entre las ciudades de EEU que he visitado); pero le da ciento y raya a la misma Habana en cuanto a urbanismo, limpieza, organización, y hasta en el cuidado de la flora y la fauna salvaje, que puedes ver aquí por donde quiera; y, si de Santiago de Cuba se trata, (Y muy a mi pesar lo digo), Santiago de Cuba, tal y como está hoy, es una cochiquera al lado de Miami.

  • el 16 septiembre, 2014 a las 8:50 pm
    Permalink

    Leer esto…me ha hecho reír, y recordar, …que muchos cubanos, han estado equivocados siempre…cuando están allá, quieren estar acá…cuando están acá….quieren estar allá , ja ja ja…”como la puerca de Mamer Chora” y ya saben como sigue…la sentencia, no la pongo, por su procacidad, pero que veraz es…en fin…y saben que no somos todos, …otros, nos hemos alegrado muchode habernos ido, es más pensamos que ha sido lo mejor que nos ha pasado …Pero ojo, …en un plural sentir, se vale, …tanto “la puerca de Marmer Chora”, como …los que como yo, …se limpiaron el polvo, …y no han vuelto a aquellos senderos…a empolvarnos de aquel…
    Una precisión, alguna vez, estudié en Santiago de Cuba, cuando …ni se avizoraba aún el Período Especial, …era entonces una ciudad de castigo, …no me imagino , muchos lustros después…no imagino que se pueda extrañar, pero…en ese plural sentir, también se respeta, …a fin de cuentas, de gustos y colores , no se discute.

  • el 16 septiembre, 2014 a las 12:54 pm
    Permalink

    Nada yoyo,

    Que la pituita es contra Miami. Lo que hicimos los gusanos, y la escoria, lo que pudo haber sido Cuba. Eso es lo que Jamás “papa fidel” ha podido digerir. Hasta el guajiro que llego analfabeto, se puso su puesto de vianda y hoy es dueño de un tremendo negociaso con sus hijos graduados de las mejores Universidades.

    La ciudad llena de defectos donde viene Wendy Guerra hacer sus shoppings, la ciudad que le encantaba a Formell, de la que Robertico Carcasess no sale, donde Decemer compra en mi Publix, en la que Isaac Delgado instalo a sus hijas con su mujer, donde Ramirito Valdes hijo, te lo encuentras en cualquier Mall de Kendall, porque la cambio por Labana, donde el Funcionario de Mala Fe le importa tres cominos lo que digan de El, y viene a sufrir de lo defectos de la ciudad , como otros miles de Ellos que la han hecho su ciudad, porque aquí es que se sienten cubanos, porque dicen que “aquello” No Es Cuba, a donde los habaneros han venido a buscar “su Habana”, porque deciden que su Habana ya no existe, porque vino para Miami, y se la cambiaron por Oriente. En fin porque prefieren gozar en Miami. Es la tirria revolucionaria que los pone verde y a decir incoherencias.

  • el 16 septiembre, 2014 a las 12:11 pm
    Permalink

    Alfredo, te pido, encarecidamente, que cuando lleves mas tiempo en Ecuador y hayas vivido de verdad en Guayaquil, y recorrido el resto del país, y hayas estado largo periodo en Miami, escribas otro artículo. Creo que ninguno de los dos lugares los conoces adecuadamente y resta seriedad y rigurosidad a lo que escribes. Esperaré para leerte de nuevo. Viví en Guayaquil, donde trabajé en dos universidades, he estado 8 veces en Miami, y no concuerdo para nada contigo. Pero tienes derecho a expresar tu opinión. Hay libertad. A Nebot hay que rendirle honores, no por su ideología, sino por lo que ha hecho de Guayaquil, del “Guayaquil de mis amores” como dices sus ciudadanos. Los hechos valen mas que mil palabras.

  • el 16 septiembre, 2014 a las 12:01 pm
    Permalink

    Entonces… se te termino el contrato y el empleo. Ah! pero te fuiste para Quito?, yo creia que ibas a recoger los matules y de vuelta al adorable y cultural Santiago, con esa personalidad que los ha hecho a uds. Los santiagueros tan inigualables, que ni siquiera se parecen a los de la misma Isla. Yo para estar en un lugar que tenga tantos defectos y con tanto parecido al repugnante Miami, porque en Quito va a ver más Malls, más mujeres con las tetas hechas, y un montonson de cosas más que te harían sentir aún más lejos de tu habitad, lógico fuera volver a lo que es auténticamente tuyo.

  • el 16 septiembre, 2014 a las 9:15 am
    Permalink

    …..y el fundamentalismo inquisidor frie en la hoguera al infeliz hereje que tuvo la osadia de criticar a la ciudad sagrada de miami…cuiden lo que escriben infieles si no quieren recibir el mismo castigo….

  • el 16 septiembre, 2014 a las 6:52 am
    Permalink

    A bailar y a gozar con Los Hoyos!

  • el 16 septiembre, 2014 a las 6:47 am
    Permalink

    Alfredo, Correa se quiere reelegir porque es típico del caudillismo socialista. Con la actual constitución este es el ultimo periodo de Nebot y de Correa también.

    Quito es muy linda y con muchas opciones culturales. A los cubanos los quieren menos ahora por allá. Espero no te afecte profesionalmente. Suerte.

  • el 16 septiembre, 2014 a las 5:47 am
    Permalink

    Alfredo,

    En Berlín tenemos Malls y tetas de silicona Y tenemos Tropical Island y Biosphere in Postdam ambas llenas de palmas reales… He visto cosas parecidas en Madrid, en Paeis y hasta en Varsovia.
    ¿De donde tú sacas que esos símbolos identifican a la ciudad de Miami?

    Por demás, no creo que ningún ser humano de este mundo, si ledan a escoger, quisiera vivir en Santiago, tu Santiago cuando los santiagueros la abandonan en masa.Sea a Miami o a La Habana vestidos de policía.

    Lo tuyo es chovinismo a pulso o el efecto del gorrión. Preguntale a los ciudadanos de Guayaquil si desean que su ciudad se parezca a TU Santiago. Probablemente se rían de ti y TU Santiago.

    Nadie te obliga a habitar donde no te sientes bien. Toma un avión de regreso y no sufras.

  • el 16 septiembre, 2014 a las 12:54 am
    Permalink

    Este Alfredo, que se regrese a su Cuba “libre” nomás, no sabe lo que escribe. Pobre sujeto. Seguro quiere que Guayaquil se parezca a la arruinada Habana y no a la bella Miami, jaja

  • el 15 septiembre, 2014 a las 11:25 pm
    Permalink

    Hola bobo:
    Menos me gusta Cuenca, mucha mas conservadora que Guayaquil, vivo ahora en Quito, con una vida cultural casi de lo que debe ser una capital, si Nebot sigue al frente de Guayaquil, es por la única razón de que Correa se va reelegir indefinidamente, lo que le abre las puertas a la reelección indefinida de Nebot, esa es la tragedia de Correa y de su enfermedad de poder.

  • el 15 septiembre, 2014 a las 9:23 pm
    Permalink

    PD: ¡me encanta el sombrerito!

  • el 15 septiembre, 2014 a las 9:23 pm
    Permalink

    Hola, Alfredo.

    ¡Qué bien que reapareces por estos lares! Extrañaba a uno de mis contricantes “peso completo” (jaja).

    Como nunca he estado en Ecuador no me siento compulsado a opinar. En definitiva ésta es tu opinión, y en todo caso te agradezco que nos ofrezcas un punto de vista, que sumados a otros muchos, ayude a conformar un panorama más abarcador sobre el tema.

    ¡Buena suerte!

  • el 15 septiembre, 2014 a las 8:31 pm
    Permalink

    Alfredo, Guayaquil es zona tropical y también tiene palmas, algunas nativas y otras introducidas como la palma real. Eso es algo común en el paisajismo en todo el mundo utilizar especies exóticas, hasta en Cuba.

    Afirmar que Nebot esta de mas, es una opinión de Correa que la mayoría de los guayaquileños no comparten y lo expresan en las urnas. Así de terca es la democracia.

    Explica mejor lo de impersonal, porque nada tiene que ver con tener buenas vías y ciudadelas privadas intramuros, que son tipicas de las ciudades modernas en América Latina. Los muros son una respuesta del mercado a la inseguridad y a los clientes les gusta.

    Creo que eres provinciano (sin ofender) y te gustaria mas una ciudad como Cuenca con calles estrechas, adoquinadas y con gran vida cultural. Tiene unas cinco universidades, es patrimonio de la humanidad y esta a tan solo 4 horas de Guayaquil en los andes.

  • el 15 septiembre, 2014 a las 7:01 pm
    Permalink

    ¿Y de verdad que tú conoces tan profundamente Miami como para decir lo que dices? Mira que Miami no es mi ciudad preferida, pero yo no me llenaría tanto la boca. ¿Qué preferirías, andar por calles estrechas llenas de baches y con las fosas corriendo a todo lo largo como pasa en La Habana, con el riesgo de que un balcón te caiga encima y te mate, y con la pesta e orine en los portales y la cochambre enseñoreándose de todo?

    Y en cuanto a si nebot está o no de más, eso lo deciden allí los guayaquileños, no, tú.

  • el 15 septiembre, 2014 a las 5:02 pm
    Permalink

    felicidades!!!

  • el 15 septiembre, 2014 a las 3:58 pm
    Permalink

    Estimado Bobo de Abela, mi opinión me sale de más pura libertad, no tengo que quedar bien con ningún gobierno, nunca lo he hecho ni lo haré, de hecho mi contrato con la UArtes ya se termino hace un mes, ahora mismo soy un desempleado. En cuanto a parecerse a Miami, me parece horrible, pues cada vez más la ciudad es impersonal, fuera del centro histórico hay que andar en carro por lo ancho e impersonales de las vías y los barrios residenciales, invariablemente amurallados donde no se puede ver hacia dentro. Por otro parte han llenado la ciudad de palma reales, las cuales no son originarias de aquí, país donde lo que se sobran son palmas endémicas para adornar la ciudad, en cuanto a Nebot, ya está de más, a Guayaquil lo que le hace falta ahora es vida cultura, cinemateca, teatros, festivales de arte,un alcalde con mente abierta y no conservador como este señor que no quiere nada que no dé dinero. Saludos

  • el 15 septiembre, 2014 a las 2:51 pm
    Permalink

    Yo no se que esta pasando con HT. La edición de hoy está de puya. Entre este profe que concluye que los malls y las tetas de silicona son sellos distintivos de Miami, el otro descubriendo lo bueno que era El Che y otro asegurando que la nueva generación cubana esta más preparada para la miseria me indica que no hay mucho por donde escoger.

  • el 15 septiembre, 2014 a las 12:14 pm
    Permalink

    Alfredo seria bueno que explicaras en otro post por que Guayaquil es el ultimo reducto del Caribe, si esta en Suramerica y frente al Oceano Pacifico. Lo otro que deberia explicar mejor es, que tiene de malo que Guayaquil quiera parecerse a Miami ¿conoces Miami como para no recomendarla como ejemplo a seguir? Respecto a Nebot neoliberal, creo que deberias haber visitado Guayaquil antes de que Nebot fuera su alcalde para que vieras que si se parecia bastante a Santiago de Cuba pero por el desaliño, la falta de higiene e infraestructura.

    Honestamente creo que Alfredo logro un contrato en una universidad del gobierno de Correa y cree que necesita congraciarse con este para mantenerlo. Señor ahora vives en un pais libre y lo que vale es tu talento. Cuidado Alfredo que los guayaquileños son severos con los que critican a su ciudad y la mayoria adora a Nebot.

    Morder la mano a quien te ha dado libertad y sustento para tu familia, no es nada honorable.

  • el 15 septiembre, 2014 a las 11:37 am
    Permalink

    Primero Alfredo, Que bueno que estas en Guayaquil, y No en Santiago, ” el de Cuba ”

    Segundo, Que de verdad NO SE, cual es el problemita con ustedes de creer que es un “defecto” que inevitablemente a cualquier ciudad de Latinoamérica la comparen con Miami, aunque estén, taaaaaan lejos de que sea verdad que se parezcan. Lo hacen porque Miami es caliente y esta poblada por la gente de todas esas ciudades, Igual así como tu dices sentirte como “en tu Santiago de Cuba “, y se que lo dices por el clima y el cumbancheo de la gente, porque por lo demás… Bueno eso que quede a la discreción de quién conozca las dos ciudades para que hable si se comparan, o, que manden a unos cuantos de Guayaquil para Santiago, a ver si se sienten como si estuvieran en sus ciudades, y si la comparación sea justa.

    Para desgracia de los que ven como defecto y como algo malo, a los Malls, las tetas de silicona, el consumismo, etc. etc. Van a ver que es igual si van a Panamá, a Barranquilla, a Cancún y a todas las demás ciudades con el clima tropical y el cumbancheo. Es la civilización de todo lo demás que las hace “parecerse” a Miami, y Ninguno le ve lo malo porque de aquí, no salen.

    La sugerencia de que si quieren que todo se mantenga libre de esos “defectos y cosas malas”, para que jamás se les compare a Miami, ojo, tampoco a ninguna otra ciudad del continente, tendrán que luchar por mantener ese socialismo -puro- que no les contamine con “esas malas mañas” . Que Irina no tenga mall para ir de shopping el dia que la inviten a una fiesta, y que Verónica no tenga un Movie Theater donde ver una película que esté de estreno en el mundo entero en vez de esperar 10años . Porque de lo contrario, si la civilización llega a Cuba , TAMBIÉN TODAS LAS CIUDADES de nuestra islita la compararan con el mismo “defecto” que sufre no sólo Miami, sino todas las demás.

  • el 15 septiembre, 2014 a las 10:34 am
    Permalink

    Este santiaguero lo esta matando el gorrion y se le empana la memoria, Santiago esta que arde, malo, la ciudad es realmente fea y de hospitalaria no tiene nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *