Ser macrobiótico en cuba

Alfredo Fernandez

Mercado Bethania

Cada día la dieta macrobiótica gana adeptos en Cuba, pues resulta que alimentar y generar salud simultaneamente son las premisas de la dieta creada por el escultor italiano Mario Pianesi.

Comer para bajar de peso, estabilizar la presión arterial, controlar la diabetes o incluso hasta para librase de un cancer terminal es el objetivo de tan “poca ortodoxa alimentación. ”

La dieta macrobiótica está cumpliendo los diez años de haber arribado a Cuba.  Auspiciada desde el Instituto Finlay, por la eminente científico, Dra.  Concepción Campa, ya hoy comienza a existir una cultura de alimentación sana en Cuba, aunque también junto a esta incipiente comunidad nacieron los insoslayables avatares de ese que requiere comer tal como exige la dieta.

Productos macrobióticos a precio de boutique.

Bethania, es la única tienda en Cuba que de manera oficial expende productos macrobióticos, sólo que lo hace a precios inalcanzables.  Productos imprescindibles a la dieta macrobiótica como el arroz integral y el té bancha, cuestan 4. 80 y 5. 80 cuc respectivamente, un paquete de 500g del primero y el otro con 50g de la infusión.

También son imprescindibles a la dieta el Azuki (frijol que cosechado en la ladera de los volcanes, adquiere altas propiedades curativas) y el aceite de ajonjolí.

Pero para adquirir estos productos, Bethania –ubicado en las calles Amargura y San Ignacio en la Habana Vieja, tienen precio de “Boutique resultando un espacio inalcanzable al trabajador cubano que obligado, por su salud, o por la de algún familiar, a realizar la dieta.

Esto, éticamente se agrava cuando el  paciente se entera, por uno de los médicos del proyecto “Un punto macrobiótico para Cuba,” que Mario Pianesi, el creador de la dieta, cede al gobierno cubano los productos a precio de costo.  Sin embargo, no sé si el gobierno, o la oficina del Historiador de la Ciudad, cargan a estos con precios superiores hasta 6 veces su valor original.

Mercado Bethania

¿Por qué se hace negocio con algo que es para promover salud? ¿Por qué no se hace mas fácil el acceso a los alimentos de las personas con necesidad de realizar la dieta macrobiótica, facilitandole, al menos, la obtención del arroz integral y el té bancha a precios asequibles?

Esos precios dejan casi desamparados a  las personas para las cuales esa dieta se torna esperanzadora para sus males y frustran a aquellos  que asumen la dieta como forma de conservar la salud, por resultar sus alimentos-medicamentos no tan invasivos al organismo humano.

¿A dónde fueron a parar la generosidad y el humanismo del que siempre hablan los medios oficiales cubanos?

 

Alfredo Fernandez

Alfredo Fernandez: No me fui de Cuba, pues uno no se marcha de donde nunca ha estado. Luego de gravitar por 37 años en esa extraña isla, logré pisar tierra firme, sólo para comprobar que no he llegado a ninguna parte. Quizás y nunca perteneceré a sitio alguno. Ahora vivo en Ecuador, pero por favor, no me crean del todo que ando donde digo, mejor localícenme en la Cuba de mis sueños.

Alfredo Fernandez has 175 posts and counting. See all posts by Alfredo Fernandez

12 thoughts on “Ser macrobiótico en cuba

  • Excelente respuesta ! Gracias gracias Gracias desde Uruguay buscó comida macrobiótica para mi madre que viaja a cuba la semana próxima si alguien sabe agradezco …. supongo q en Cuba no se cocina arroz integral normalmente o si ?

  • Hola tengo lupus.. Anemia hemolitica.. No se que hacer soy de Perú .. Podría ayudarme y brindarme alguna dieta…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *