Iroel: El censurador censurado

Alfredo Fernandez

Iroel Sanchez. Foto: cubamoneyproject.org

HAVANA TIMES — Según el resumen noticioso del sitio Rebelión para el mes de abril, “Un bloguero cubano sufre la censura en su país.” Se trata del bloguero, Iroel Sanchez, y le censuró la corresponsalía en La Habana de la agencia estadounidense Associated Press.

Las respuestas a cinco preguntas se las dejaron en dos frases. Lo denuncia la víctima en su blog La pupila insomne el 28 de abril donde pudimos comprobar la diferencia entre sus respuestas y lo publicado por la agencia.

Lo anterior me espanta, pues nadie debe ser censurado. Al menos, mientras que con sus palabras no incite a la violencia, agite el fuego de los prejuicios, o desacredite a otros.

Aunque no creo que a Iroel Sanchez le suceda del todo lo mismo, sino cómo explicaría su censura hace tres años atrás al libro de cuentos Boring Home, de Orlando Luis Pardo Lazo, impidiendo su publicación por el Instituto Cubano del Libro (ICL), del cual era su director.

Iroel Sanchez no sólo ha censurado a escritores, sino que hoy a menudo desde su blog “La pupila insomne” descalifica a ese que no piensa como él, tildándole de anexionista o mercenario, en los mejores casos.

Creo que la corresponsalía en La Habana de la agencia estadounidense Associated Press, nunca debió darse el dudoso lujo de darle a tomar a Iroel de su propia medicina.

Pues con esa actitud, la agencia viola la Primera Enmienda de la constitución de los Estados Unidos, la cual vela por el derecho a la libre expresión y a la libertad religiosa.

Los periodistas de este sitio en Cuba debieron respetar lo dicho por Iroel, repito si esto no dañaba la dignidad de ninguna otra persona o incitaba a la violencia, y así nunca equiparse con éste “bloguero” a sueldo del Gobierno Cubano.

Alfredo Fernandez

Alfredo Fernandez: No me fui de Cuba, pues uno no se marcha de donde nunca ha estado. Luego de gravitar por 37 años en esa extraña isla, logré pisar tierra firme, sólo para comprobar que no he llegado a ninguna parte. Quizás y nunca perteneceré a sitio alguno. Ahora vivo en Ecuador, pero por favor, no me crean del todo que ando donde digo, mejor localícenme en la Cuba de mis sueños.


16 thoughts on “Iroel: El censurador censurado

  • el 28 mayo, 2012 a las 8:26 am
    Permalink

    Gabriel:

    No es por fastidiarte… Ahora seguro que me vas a acusar de ser un agente de la SE, pero bueno… El artículo en Wiki de Yoani Sánchez está lleno de omisiones y mentiras, por ejemplo Wiki da como un hecho la entrevista a Obama, cuando después ha quedado muy claro que se trató de un montaje publicitario y que Obama nunca le contestó nada a Yoani.

    Sobre la supuesta imparcialidad de su ficha, sólo te pondré un pequeño fragmento de la página de discusión del artículo en el cual los propios wikipedistas denuncian la página de la cual cojea ese artículo:

    “No puede construirse una biografía a base de entradas del blog de la biografiada, porque eso es una visión fragmentada y superficial”

    Salu2

  • el 28 mayo, 2012 a las 8:06 am
    Permalink

    Bueno Gabriel, si como dices, la libertad de prensa consiste en publicar lo que te da la gana y dejar de publicar lo que te da la gana… Entonces en todas partes hay libertad de prensa, incluida Cuba… jajajajajajaja

  • el 23 mayo, 2012 a las 12:43 am
    Permalink

    Los medios que cita Wikipedia en su nota biográfica sobre Rafael Rojas, que se limita a mencionar sus grados académicos y sus libros, son muchas: el CIDE (Centro de Investigación y Docencia Económicas), la editorial Anagrama (Barcelona), la Universidad de Princeton, El Colegio de México, el periódico Milenio también de México, la revista Letras Libres, la editorial Colibrí, la editorial Taurus y también El País. En cambio, todas los medios que cita Ecured son del gobierno cubano como la multicitada La Jiribilla, que le armó un expediente a Rojas a 2002 antes de la Feria de Guadalajara, con la ofensiva serie “Crónicas Rojas” de Manuel Henríquez Lagarde, que contó con la simpatía y el apoyo del propio Iroel Sánchez, Enrique Ubieta, Eliades Acosta Matos y su propio hermano Fernando Rojas.

  • el 21 mayo, 2012 a las 12:20 pm
    Permalink

    El artículo de Ecured sobre Yoani Sánchez comenzó el 5 de Abril del 2011. Desde entonces han hecho 11 cambios realizados por cinco personas. Ahora tienen 21,221 bytes e incluye 25 referencias.

    El artículo de Wikipedia sobre Yoani comenzó el 6 de Mayo del 2008. Llevan colaborando 117 personas que han hecho 844 modificaciones. Ahora tiene 44,475 bytes e incluye 172 referencias. Hay versiones en 11 idiomas.

    No hay comparación entre ambos artículos.

    El artículo de Wikipedia respeta el principio de neutralidad, de modo que cada afirmación tiene que referenciarse en una fuente secundaria reputada. El artículo de Ecured se basa en fuentes obviamente sesgadas por pertenecer a enemigos políticos de Yoani. Además incluye numerosas afirmaciones sin referenciar.

    Ecured incluye simples opiniones de los autores que son completamente indemostrables. Por ejemplo, incluye:

    “Yoani nunca ha dicho públicamente los motivos reales de su regreso a Cuba. Sánchez descubrió un modo de vida occidental completamente distinto al que estaba acostumbrada en Cuba.”

    La primera frase es es una hipótesis, y la segunda una opinión del escritor completamente indemostrable.

    El artículo de Ecured es pura propaganda difamatoria.

  • el 21 mayo, 2012 a las 8:52 am
    Permalink

    Soy colaborador de EcuRed. Los medios que cita Wikipedia sobre Rojas son como El País y otros parte de la guerra mediática contra Cuba, además de que Rojas es colaborador de El País, que se puede esperar de allí? Por una vez que aparece un intelectual como Leal en CNN aparecen 1000 veces gente como Rojas para atacar la Revolución, esa es la libertad de prensa que quieren para Cuba?

  • el 21 mayo, 2012 a las 2:59 am
    Permalink

    Le llaman censura a cualquier cosa. Ahora va a resultar que el periodista de AP va a tener la obligación de publicar la entrevista completa. En realidad no tiene la obligación de publicar ninguna entrevista con Iroel; justamente porque la libertad de prensa consiste en publicar lo que te dé la gana, y dejar de publicar también lo que te dé la gana.

    La censura de prensa la tienen en Cuba todos los cubanos a quienes no se les permite tener su propia publicación periódica por no tener la misma opinión que el gobierno.

  • el 19 mayo, 2012 a las 3:07 pm
    Permalink

    Fernando:

    Tiene usted todo el derecho de defender a Iroel, incluso más, si quiere admírelo, la libertad de expresión se lo permite. Ahora, en cuanto a eso de que OLPL retiró su libro de imprenta, lo dudo muchísimo. Habría que darle un espacio a OLPL legítimo (prensa o tv nacional) para conocer bien sus argumentos y saber por qué se siente censurado por IS y si no es así, entonces dígame ¿por qué OLPL desde entonces no ha vuelto a publicar en alguna editorial cubana?.

    En cuanto a que su visita al sitio http://www.alexa.com dio como resultado que “La pupila insomne” tiene más visitantes que havantimes, lo único que hace evidente es que el gobierno se la gasta toda promocionando a sus secuaces.

    Ahora Fernando, lo que me parece deprimente es que usted alce su copa por EcuRed, sitio espantoso hecho para que los cubanos no accedamos a internet.

    Con esta actitud usted se comporta como el esclavo que después de haber cargado durante muchos años un grillete de 35 lbs, le agradece enormemente a su amo que se lo cambie por uno de 15 lbs, cuando lo que se trata Fernando es de que ese maldito cable de Venezuela entre en acción de una vez y por todas, de manera irrestricta para todos los cubanos.
    Saludos.
    alfredo

  • el 19 mayo, 2012 a las 1:55 pm
    Permalink

    Todas las referencias que se citan en ambos textos han sido fabricadas por los propios medios oficiales cubanos, como la La Jiribilla, Cubadebate y otros, y todas apuntan a presentar a ambos como mercenarios y anticubanos, vendidos al imperio, escamoteándoles toda dignidad y toda honestidad. Rojas y Yoani no son presentados como sujetos autónomos, que piensan y escriben sobre Cuba a partir de sus propias ideas, sino como marionetas del imperialismo. En el de Rojas se dice que todos sus logros se deben a su amistad con Jorge Castañeda, lo cual es una simplificación ridícula y hasta un infundio repetido por el propio Sánchez en varios de sus artículos, además de que comienza descalificándole como intelectual de “origen cubano” -no cubano- y se trasmite la opinión de que todo lo que él ha logrado ha sido por sus “servicios” al imperio, además de sugerirse, como ha hecho Sánchez tantas veces, que es agente de la CIA porque el NED financió la revista Encuentro cuando Rojas era codirector de esa revista. Eso no es un dato, señor, eso es una mentira, ya que del financiamiento del NED a Encuentro no se puede derivar un reclutamiento de uno de sus directores por parte de la CIA. También se le acusa de ser entrevistado en CNN, como si fuera un delito, como si muchos académicos e intelectuales de la isla, como Rafael Hernández, Mariela Castro o Eusebio Leal, no dieran también entrevistas a CNN. No hay aquí ninguna obsesión, hay una evidencia clarísima de la práctica de la descalificación constante de opositores y críticos que han practicado Sánchez y muchos otros blogueros y comentaristas oficialistas, como usted mismo. La biografía de Rojas en Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Rafael_Rojas_Gutiérrez) tiene tantas fuentes como la de Ecured, la diferencia es que las de Wikipedia son de medios internacionales, mexicanos, españoles, latinoamericanos, norteamericanos, mientras que las de Ecured son todas fuentes del aparato político y policíaco cubano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *