Entrar al futuro

Alfredo Fernández

alfredoHAVANA TIMES — Haber salido de Cuba hace menos de un mes ha resultado para mí toda una revelación, sí, pues para un cubano el hecho de franquear, por primera vez, los límites de la isla advierte una significación peculiar al hoy trivial acto de viajar.

Nada más llegar al Ecuador, que dista de ser un país desarrollado, para confirmar  el innecesario sacrificio a que es sometido diariamente el cubano.

Imposible comprender para mí el inconveniente de no contar en Cuba con una conexión del Internet a full, medio por el cual se entreteje diariamente buena parte de la vida cotidiana de los habitantes del planeta.

¿Tampoco puedo entender la maldita circunstancia de siempre buscar qué comer  en la isla? Una breve visita a cualquier mercado del Ecuador y usted encontrará una oferta diversificada y asequible hasta para el bolsillo menos afortunado.

Imposible de olvidar para mí aquella  “conversación” entre Eliecer Ávila y Ricardo Alarcón, donde el último en uno de sus habituales actos de sofismo le respondía al estudiante impertinente, que “viajar sería la mejor manera para acabar con las dudas de la población sobre la legitimidad del sistema cubano”.

Para ser sincero con el señor Alarcón, ahora que puedo comprobar lo que siempre imaginé, le reafirmo eso que invariablemente he pensado; lo que pasa mi gente en Cuba es absolutamente innecesario.

Hace 20 días que partí de allí y hasta hoy no encuentro el mínimo motivo de complicidad con eso que Alarcón defiende hasta el paroxismo, al contrario, miro a Cuba y únicamente puedo sentir pena por mí país; incluso todavía más por los que aún no han viajado y no han podido entrar al futuro y comprobar como yo, eso que hace mucho tiempo saben.

Alfredo Fernandez

Alfredo Fernandez: No me fui de Cuba, pues uno no se marcha de donde nunca ha estado. Luego de gravitar por 37 años en esa extraña isla, logré pisar tierra firme, sólo para comprobar que no he llegado a ninguna parte. Quizás y nunca perteneceré a sitio alguno. Ahora vivo en Ecuador, pero por favor, no me crean del todo que ando donde digo, mejor localícenme en la Cuba de mis sueños.

Alfredo Fernandez has 175 posts and counting. See all posts by Alfredo Fernandez

19 thoughts on “Entrar al futuro

  • Absolutely written articles, Really enjoyed examining.

  • Alfredo felicidades , a mi me paso igualito que a ti , pero en México , e hice todo tipo de preguntas clásicas( algunas respondidas por carteles buscando empleados en todo to de negocios) para no deslumbrarme con tanta tanta abundancia , nada lo mismo que tu viste en Ecuador , desde el internet a full ” viste que sabroso ” hasta 25 o 30 tipos de culeros y todas las etapas , que Levante la mano en Cuba el que no pase trabajo, trabajo , buscándolos . Bueno para no salir del tema , nada de lo que esta sufriendo el pueblo de cuba esta justificado , pero si identificados los responsables , permítanme dar mi corta versión de ellos ” un blanquito flaco , chiquitico , de espejuelos(Cuba con Fidel en el 59) y solo, le escupió la cara y pisoteo los zapatos del negron mas grande y fuerte del barrio(EUA ) , claro todo esto mandado por un Rubio grandísimo(URSS ) enemigo del negron también que le dijo hazlo y yo te defiendo , resultado enemigos para toda la vida y que paso cuando el Rubio grande lo dejo solo” , nada que estoy seguro que si los cubanos ven el mundo exterior y analizan un poco con las preguntas importantes según Eduardo y la cuenta siempre da con tu opinión alfredovasi que tranquilo que yo coincido contigo. A y que nadie me mande pa Haití y medio Oriente ni África dejen las pendejadas castrista esas Ok. Pongan bien el catalejo .

  • Isidro tienes mucha razon, no es lo mismo 1959 que el 2013. Recuerdale eso a la elite eterna en el poder en Cuba. Todo el mundo quiere una apertura en Cuba menos ellos, pues las comodas mansiones donde viven en los barrios de la antigua burguesia oligarga cubana, se mantienen igualitas que en 1959. Es por eso que Raul dice que no tiene prisa despues de 54 años sin resolver los miles de problemas y necesidades sentidas del pueblo cubano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *