Encuentro con “El Yuma” en el Café Laurent

Alfredo Fernández

Erasmo, Ted and Alfredo.

En los bajos del edificio FOCSA, me esperan el profesor y director del Departamento de Estudios Afro y Latinoamericanos de la Universidad de CUNY en los E.U.A, Ted Henken  junto a mi colega de havanatimes Erasmo Calzadilla.

Luego del intercambio de saludos de cortesía con el profesor Henken, a quien conocía en ese momento personalmente, nos dirigimos al Café Laurent, restaurante – paladar-  de reciente creación que, con un exquisito diseño y confort,  evoca los años cincuentas desde un pent-house de la  calle M entre 19 y 21 en el Vedado habanero.

Allí,  entre unas cervezas y algo de picar, los tres conversamos sobre lo que para Erasmo y para mí, significa colaborar con el proyecto digital havanatimes, así como de nuestras opiniones sobre los posibles derroteros del país a partir de los acuerdos del recién concluido VI Congreso del Partido.

La conversación transcurrió en un ambiente fraterno y ameno, pues el profesor Henken, resultó ser un hombre diáfano, abierto y sobre todo un gran conocedor de la realidad cubana, la cual ha estudiado a fondo, al punto de sensibilizarse con la capacidad que ha desarrollado el cubano para adaptarse, e incluso sobrevivir con dignidad, ante una realidad casi siempre adversa.

La atracción que experimenta Ted Henken por los cubanos es tan singular que hasta su  blog, se nombra “El Yuma.” simpático mote utilizado en Cuba para apodar a los extranjeros.

Allí nos sinceramos, Ted lo hizo sobre sus propósitos con la entrevista; hacer un libro que capte el sentir de los blogueros cubanos, él cual incluya desde los bloggers más críticos a la Revolución, hasta sus apologistas más allegados.

Según él, este futuro libro, no se podrá publicar sin una representación de Havana Times; “pues la mirada que tiene de la realidad cubana este espacio en la red, resulta muy interesante, ya que de alguna manera desde su creación, el sitio ha venido logrando, no sin mucho esfuerzo,  apartarse de los posicionamientos extremos de uno u otro bando.” lo que para él,  lo hace un lugar atractivo en el ciberespacio cubano.

Ted, nos pidió que le preguntáramos lo que quisiéramos y así lo hicimos.  Nosotros, tampoco fuimos menos y con toda la libertad que nos caracteriza le devolvimos la pregunta, así, fuimos interrogados por el profesor, acerca de nuestros derroteros políticos.  Momento este en el que Erasmo se identificó como partidario del Socialismo y yo como un seguidor del pensamiento Liberal.

Ted nos habló de su militancia de izquierda, a la cual había arribado más por Gandhi y Martin Luther King que por Marx y Engels.  También nos dijo de cómo las jóvenes generaciones de norteamericanos empiezan hoy a concebir a los E.U.A,  como un país que no tiene necesariamente que ostentar la hegemonía  económica y política mundial, notándose en muchos jóvenes estadounidenses un espíritu de dialogo, que quizás en un futuro no lejano, haga posible que el gobierno de los E.U.A tenga que empezar a considerar sus relaciones internacionales en condiciones de igualdad, esto al menos,  con los  países llamados “emergentes.”  como China, India, Rusia y Brasil.

Interrogados sobre nuestras expectativas con “Los Lineamientos” a seguir por la nueva estrategia económica del país.  Erasmo respondió que tenía pocas, pero que en un final las tenía.  Yo, dije que no tenía ninguna, que para mi este documento era una estrategia paliativa a los problemas nacionales.  Un proyecto insuficiente de solución a la crisis.  Los lineamientos, en mi opinión, son la oficialización de la estratificación de la sociedad cubana, donde se pueden notar, al menos de manera evidente, tres niveles.

Uno para las inversiones millonarias al cual solo tendrán acceso a sus beneficios inmediatos un reducido numero de ciudadanos (mega inversión del Puerto del Mariel en colaboración con capital brasilero y de los Campos de Golf, etc.

Otro nivel medio con inversiones más discretas (tiendas en venta por divisas, empresas medianas con colaboración extranjeras, etc.) aunque con la participación de otro sector de la población, que si bien no es tan reducido como el primero, igual sigue siendo excluyente.

Y un tercer nivel de “economía de kiosco” el cual comprende la casi totalidad de la población cubana, donde los  impuestos son del 50 percent sobre las ganancias a todo negocio que recaude 2013.00 dólares anules o más; salario éste miserable en cualquier país del mundo.  Este último nivel tiene dentro de las opciones laborales ofertadas, trabajos tales como: llenadores de fosforeras y desmochadores de palmas.

Aunque la cuestión que más destaca de los lineamientos, a mi modo de ver, es la poca o ninguna posibilidad de movilidad social que estos estatutos económicos deparan para todo aquel que se encuentre en el nivel más bajo.  También, algo que no se debe de pasar por alto, es la no existencia de por lo menos un lineamiento que vigile por la transparencia del proceso.

Erasmo y yo no somos ingenuos y aunque lo que hablamos con Henken fue únicamente nuestra opinión del asunto, sabemos perfectamente que al reunirnos con un extranjero  a conversar sobre nuestra opinión del ciberespacio y del país, para “poderosos y dogmáticos” podemos estar  incurriendo en un posible delito.

Así, poco importa a quien quiera dañarnos que lo que dijimos, repito, sea única y exclusivamente nuestra opinión sobre el asunto.  Igual eso nos vuelve de algún modo ciudadanos endebles y punibles en medio de este “vibrante” Socialismo de Estado.

Vale aclarar también, que obviamente sentimos miedo cuando nos enteramos de que la Seguridad del Estado le advirtió al profesor Henken momentos antes de abandonar el país, algo como que “esta será tu última vez” en Cuba.

Nosotros, aún más vulnerables que el profesor Ted, seguimos abiertos, a cuenta y riesgo, a diálogos como este, que no impliquen imposición y en donde se respete nuestra opinión en todo momento, al tiempo que rechazamos lo sucedido al profesor Henken.

 

Alfredo Fernandez

Alfredo Fernandez: No me fui de Cuba, pues uno no se marcha de donde nunca ha estado. Luego de gravitar por 37 años en esa extraña isla, logré pisar tierra firme, sólo para comprobar que no he llegado a ninguna parte. Quizás y nunca perteneceré a sitio alguno. Ahora vivo en Ecuador, pero por favor, no me crean del todo que ando donde digo, mejor localícenme en la Cuba de mis sueños.

Alfredo Fernandez has 174 posts and counting. See all posts by Alfredo Fernandez

3 thoughts on “Encuentro con “El Yuma” en el Café Laurent

  • Tanto conocen y tan bien hacen su trabajo que una de las tantas ocasiones en que volví para continuar en la creación artística, mi novia salió conmigo por par de días para el interior del país, con la mala costumbre de no avisar a nadie de nuestro destino los padres se preocuparon y de inmediato buscaron a sus contactos y amistades en los diversos ministerios, tratando de indagar dónde yo me encontraba hospedado y por tanto ubicar a la hija… encontraron que yo no había vuelto más a Cuba luego mi estancia durante el 2004… vaya, ¿yo había entrado cuatro años de manera consecutiva, posteriores a aquella fecha, sin que hubiera registro de nada? La disfunción de la burocracia no es propia de los demás países latinoamericanos, ah?

  • La Seguridad del Estado tan “amable” como siempre, me imagino que usd sepan que los tienen fichados, p’q ellos saben vida y muerte de los que entran y salen de Cuba

  • Demoraste un poco en escribir esto, pero de todas formas me alegro que lo hagas. Bien por Henken, bien por ti y Erasmo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *