En Macondo hay Internet

Alfredo Fernández

alfredo1HAVANA TIMES — No queridos lectores cubanos, no le estoy haciendo un chiste de mal gusto, lo que les digo es la más absoluta realidad. En la Amazonía ecuatoriana hay internet a full.

Por estos días vivo en Lago Agrio, la capital de la provincia de Sucumbíos, en la frontera ecuatoriana con Colombia, casi inmerso en paisajes selváticos y agrestes.

Como Lago Agrio; en la zona hoy otras pequeñas ciudades surgidas a consecuencia del boom petrolero de los años setenta, teniendo a la empresa Texaco como la líder en la contaminación de buena parte del manto freático de la Amazonía.

Basta con abandonar cualquiera de los pueblos de esta zona, para que la selva se imponga con su lluviosa majestuosidad.

Ni lo alejado de la capital, ni lo intricado y selvático de estos parajes, han sido problema para que los pueblos fronterizos con Colombia se incluyan en la Red de redes.

Desde aquí es muy fácil acceder a Internet, pues varias compañías ofertan conexiones de todo tipo a precios asequibles; ya sea con acceso desde la telefonía fija o mediante una red Wifi.

Alfredo2También, para los que su salario es bajo, los cibercafés ofertan la hora de navegación a 75 centavos de dólar.

La Amazonía, con árboles como el Ceibo que sobrepasa los 30 metros de altura, e incluso con tribus aborígenes como los Tagaeri que se resisten a contactar con el hombre occidental, tiene en Internet, ese elemento que la ata irremediablemente a la contemporaneidad.

En días recientes al visitar el poblado de Coca, capital de la provincia de Orellana, me impresionó ver a jóvenes en el Parque del pueblo conectarse, a internet, desde sus laptop mediante una red Wifi absolutamente gratis, pese a que Coca pudiera parecerle a usted el fin del mundo.

Luego de pensarlo lo encontré muy lógico, pues si Gabiel García Márquez pudo ver un galeón en medio de la selva, ¿pues entonces qué hay de raro en que haya Internet en la Amazonía?
—–

 Alfredo Fernandez: [email protected]

Alfredo Fernandez

Alfredo Fernandez: No me fui de Cuba, pues uno no se marcha de donde nunca ha estado. Luego de gravitar por 37 años en esa extraña isla, logré pisar tierra firme, sólo para comprobar que no he llegado a ninguna parte. Quizás y nunca perteneceré a sitio alguno. Ahora vivo en Ecuador, pero por favor, no me crean del todo que ando donde digo, mejor localícenme en la Cuba de mis sueños.


9 thoughts on “En Macondo hay Internet

  • el 8 abril, 2013 a las 10:36 am
    Permalink

    Ok.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *