El tiempo, el implacable, el que pasó

Alfredo Fernández

Fidel Castro votando el 3 de febrero. Foto: TeleSur

HAVANA TIMES — El título de este post lo he tomado de una canción de Pablo Milanés, difícilmente creo que exista otro más a tono para describir la última presentación en público de Fidel Castro.

Un anciano balbuceante que apenas podía sostenerse en pie fue lo que apareció ante las cámaras del Noticiero Nacional de Televisión, quedando en el pasado aquel invencible Comandante que exhalaba testosterona a tiempo completo por sus poros.

“El tiempo, el implacable, el que pasó, siempre una huella nos dejó”… reza un verso de la citada canción, y nunca fue más verdad que el 3 de febrero en la emisión estelar del noticiero al mostrar al expresidente cubano ejerciendo su derecho al voto en los recientes comicios.

Más que las propias elecciones, la última  salida de Fidel Castro a la escena pública ha sido el comentario de última hora. Terminaba el reportaje con un ancianito encorvado que incluso había que ayudar a encestar su boleta en el buzón electoral, y acto seguido los teléfonos de Cuba se caían.

—      ¿Lo viste?

—      Le deben de tener odio, pues sino no lo sacaran así

—      ¡Por Dios, que mal está, si ni se le entiende lo que habla!

Estos y un sin número de comentarios más se vertieron anoche de teléfono a teléfono. Los más temerosos esperaron a encontrarse hoy con el vecino en la cola del pan, el compañero de trabajo o montarse en un taxi botero, para hablar cosas muy parecidas.

Lástima y nada más, es lo que inspira hoy quien se las arregló para estar constantemente en la palestra pública mundial. Admirado y odiado por muchos, Fidel Castro llega a la cuarta edad no como un viejo estadista que supo guiar a su país a una mejora económica y social sin precedentes, como ya lo hicieron Mandela y Lula, sino como ese hombre que creyéndose Dios se aferró al poder como un náufrago a una tabla.

Lo está pagando caro, sus coterráneos a 6 años de su renuncia, —por enfermedad, claro está—   apenas lo recuerdan. Ayer, cuando en la tarde se despedía del colegio electoral, el pueblo lo despidió como los nietos despiden al abuelito que se va de vacaciones y que, por algún tiempo, librará a la familia de su perenne demanda de atención.

Alfredo Fernandez

Alfredo Fernandez: No me fui de Cuba, pues uno no se marcha de donde nunca ha estado. Luego de gravitar por 37 años en esa extraña isla, logré pisar tierra firme, sólo para comprobar que no he llegado a ninguna parte. Quizás y nunca perteneceré a sitio alguno. Ahora vivo en Ecuador, pero por favor, no me crean del todo que ando donde digo, mejor localícenme en la Cuba de mis sueños.


18 thoughts on “El tiempo, el implacable, el que pasó

  • el 13 febrero, 2013 a las 10:45 am
    Permalink

    Isidro, tal parece que tu no eres Cubano a veces por las respuestas que das. Yo estudie en la universidad y se como funcionan los shows eso que montan del millón de gente. Te hacen ir y si no vas te metes en un problema serio. Tu sabes eso verdad? Alguna ves intentaste no ir a algo así?
    Por lo que no es solo simulación. Es coercion, es amenaza. Si no haces A no te doy B. Sin no haces C no te doy Z.
    Tu sabes como funciona el sistema. No hablas a favor y tu ni tus descendientes tienen derecho a educación o cualquier otra cosa que usen para presionarte. Este es el comportamiento típico de una mafia.
    Por eso no estoy muy lejos cuando he acusado informalmente a la élite de ser una organización mafiosa.

  • el 12 febrero, 2013 a las 1:08 pm
    Permalink

    No se dan cuenta. Ya no define nada, le tienen lástima, han pasado tantos años, pero aún hablamos de él a favor o en contra. Les guste o no, Fidel sigue hoy tan vivo como siempre porque la vida se la hemos dado nosotros y según veo se la seguiremos dando, como a Martí, Maceo, Gómez o el Che.
    Les adjunto un poema mío, tal vez no sea muy bueno pero resume la idea.

    ¡Esos Viejos!

    La vida es un privilegio, una oportunidad.
    Todo el amor que en ella acumulemos será nuestra fortuna.
    Cada recuerdo feliz, un tesoro.
    Cada rezago amargo, una lección.
    Pero es también un ciclo incomprendido,
    al menos hasta cierta edad,
    cuando a veces resulta lo bastante tarde
    como para redimir algunas injusticias.

    Fue aquella una mañana de celebración,
    evocación tal vez, a la memoria del joven baleado.
    Sus amigos de entonces, acudieron…
    -¡Cuántos años!¡Mira esos viejos!
    La juventud parece vivir sólo el presente,
    muchos dan muestras de corta visión.
    ¡Esos Viejos!
    Hace años fueron como nosotros,
    por entonces vieron injusticias y no las callaron.
    Hicieron vibrar la escalinata universitaria,
    La Habana, el país…
    Ofrecieron su privilegio, su fortuna, sus tesoros,
    una especie de trueque generacional.
    Tuvieron el valor para… tantas cosas.
    ¡Esos Viejos!
    No todo salió bien.
    El tiempo no bastó, pero estamos nosotros.
    ¡Estos jóvenes!
    He visto a tantos criticar y aplaudir luego,
    son los mismos que ríen contando años
    en vez de reverenciar virtudes y heroísmo.
    Ellos tuvieron el valor… ¿y ustedes?
    Es más simple reir y decir no se puede,
    habrá represión, muertes ¿para qué?
    Años atrás no era así,
    Ninguno de ellos murió asesinado.
    Protestar era salir de paseo por la ciudad.
    Estos son otros tiempos…¡vaya que lo son!
    ¡Esos viejos!
    Canas, bastones, sillas con ruedas,
    manchas en la piel, espejuelos, guayaberas, calvicies…
    ¡Cuántos años!
    Seremos nosotros en el futuro,
    y al menos hasta hoy, no hay nada que contar.

    Oscar Luis Domínguez Pimienta (Lasker) 2:24am 3/7/2011

  • el 12 febrero, 2013 a las 1:43 am
    Permalink

    Julio, la Historia debería servirnos de referente. Siempre. Cuando en 1959 se fusiló a torturadores de la tiranía de Batista, más de un millón de cubanos salieron a las calles a apoyar las medidas, y luego, en cada coyuntura vivida desde entonces, ha ocurrido algo similar. Podrás argumentar que por años la gente ha vivido simulando, para mantener un puesto o no señalarse, pero en lo personal no recuerdo a nadie que le pusieran un punal en el cuello para exigirle que apoyara a Fidel, o para que saliera a manifestarse a su favor. A lo que quiero llegar es que la situación cubana va más allá de su personalidad, sin que por ello ignore el peso de la misma. Al margen de la precaria situación que hoy atraviesa el país, habrá que admitir, en todo caso, que hasta el momento no ha habido otra personalidad capaz de congregar a su alrededor a tantos cubanos. Y creo que seguirá siendo así hasta tanto surja otro que demuestre lo contrario.

  • el 11 febrero, 2013 a las 9:21 am
    Permalink

    Isidro, tu eres Cubano y tu sabes la respuesta a tus preguntas.
    Totalitarismo, Autoritarismo, Egolatría.
    No es la primera vez que esto a pasado en el mundo. Paso con Stalin, Hitler, Franco y Mussolini.
    Cualquiera que se interpusiera y que contradijera la opinion o deseos de Fidel o era expulsado o no veria la luz del sol. Muchos creyeron en lo mismo que el y el tiempo ha demostrado que la creencia fue erronea.
    Liborio tiene toda la razón. Ahora cuando comparamos las metas que se propusó y lo que logro vemos que después de 50 anos el saldo para el pueblo cubano es desastroso.

  • el 11 febrero, 2013 a las 2:11 am
    Permalink

    Liborio:
    Entiendo que no sería un ejercicio de futilidad comenzar ya mismo una encuestra entre “una buena parte del pueblo cubano”, para dilucidar por qué en todos estos años prefirieron mostrar aquiescencia o irse del país, en lugar de intentar cambiar las cosas. “¿Por qué nos sumamos o nos dejamos arrastrar por la corriente?” sería la pregunta de orden. Un hombre solo, por muy poderoso y/o caristmático que sea, no puede detener la Historia. No para siempre al menos… ¿Volvemos con la parábola de la mujer adúltera?

  • el 10 febrero, 2013 a las 2:51 pm
    Permalink

    LA HISTORIA ME ABSOLVERA dijo Fidel en su defensa en el juicio por la sublevacion armada contra el tirano Batista. Creo que Alfredo esta dando su voto a si Fidel es absuelto o no como el mismo pidio hace 60 años. Alguien deberia preguntarle en vida que paso al Fidel democrata de la generacion del centenario.

    Cuando leo el alegato de autodefensa recogido en el libro “La Historia me absolvera” y haciendo un recorrido por lo realizado por Fidel en 53 años en el poder, solo puedo ver contradicciones e involucion de un joven revolucionario y martiano, dispuesto a dar su vida por una Cuba justa y democratica, “con todos y para el bien de todos” a decir de Marti. Nadie podra convencerme que para darle educacion, salud y cultura a un pueblo, se necesita cuartarle el resto de los derechos economicos, politicos y sociales

    El abuelo que vimos en la votacion quedara en nuestras mentes como un dictador, autoritario, caprichoso, voluntarista, que impuso un sistema inviable e insostenible sin que le importara la opinion del pueblo al que juro una vez darle la libertad plena. Lean las primeras 5 leyes revolucionarias que prometio al pueblo si llegaba al poder y analicemos por que las incumplio. Entonces a los caidos en el Moncada, a una buena parte del pueblo cubano y a la misma historia les costara trabajo poder darle la absolucion.

  • el 10 febrero, 2013 a las 10:34 am
    Permalink

    Tiene razón Alfredo, parecería que son sus enemigos quienes insisten en sacar a Fidel en público con tamaño deterioro!!!!!!!!.Muy jorobado, balbuceos que no se le entienden…..
    ¿Cuál es la intención? ¿Provocar lástima?
    Te felicito por tu post.
    Eso de sacralizar figuras es para tontos.
    Si sus allegados no cuidan su imagen eso es responsabilidad de sus allegados y no de los que recepcionan una imagen tan patética.

  • el 9 febrero, 2013 a las 9:25 am
    Permalink

    “Le deben de tener odio, pues sino no lo sacaran así”. Creo que la frase tiene un error, debería ser así: “Le deben de tener odio, pues si no no lo sacaran así” Sino es una preposición y ahí solo cabe un “si no” y no un “sino”. Gracias.

  • el 8 febrero, 2013 a las 2:13 pm
    Permalink

    Traduccion de google.translate:

    Al tratar de ridiculizar a Fidel para la exposición de las debilidades de la vejez, este autor llama la atención en lugar de su propia superficialidad, su falta de gracia y cortesía.

    Fidel Fernández proyectos en lo que él y todos los capitalistas pro-sienten y han sentido desde hace más de medio siglo, hacia el líder del proceso transformationary cubana.

    Este artículo es un menor nivel “cheap-shot”, trivial, cojos y tonto.

  • el 8 febrero, 2013 a las 12:51 pm
    Permalink

    Me he resistido a hacer comentarios por varias razones.
    Recordemos que donde esta el en la vejes llegaremos todos mas o menos desafortunadamente en las mismas condiciones,.

    Seremos una sombra de lo que fuimos.

    Fidel Castro, creo realizo algunas cosas buenas pero en mi opinión fue mas lo malo que lo bueno lo que recordaremos todos y lo que la historia recogerá. Si creo que se siente lastima por una persona con tantos deseos de estar al frente y de ser un líder sediento de las mieles del poder y de no dejar que otros también contribuyan por un futuro mejor para Cuba.

    Hubo momentos en que se sentía que si la idea no se le ocurría al Comandante en Jefe no sucedía. Eso es tiranía y dictadura. Afortunadamente el no es quien escribe la historia. Somos nosotros y también afortunadamente existe la vejes y la muerte para remplazar a lo viejo por lo nuevo como ultimo mecanismo para asegurar el cambio. Una pena que Cuba a perdido medio siglo por su culpa.

  • el 8 febrero, 2013 a las 12:41 pm
    Permalink

    Los suenos de una noche de verano son permitido a los ilusos, los farsantes, los que odian y destruyen, los que ansian un poder que nunca alcanzaran aun cuando sean jovenes, a los que se debilitan luchando por un cambio hacia el capitalismo y la democracia estilo norteamericana y a los que suenan que el sistema multipartidista volvera.

    Senores escribir no cuesta algo, solo neuronas que no se recuperan, pero sonar, es el unico recurso de los perdedores en esta lucha por la vida que es el proceso cubano, recuerden siempre que solo los que sienten amor por la patria, amor por sus semejantes, solidaridad para todos y paz enre todos los cubanos y los pueblos del mundo, son los que tienen derecho a un futuro mejor como el que se esta construyendo en la Isla, pueden seguir con sus venenosos comentarios, no hay problemas, los perros ladran mientras la caravana avanza.

    Que los suenos no los lleve a una vejez frustrada, patetica y sobre todo odiada por ustedes mismos, eso seria muy triste y dificil de soportar, los que han llegado a esos extremos, se despiden de la vida con un vomito de bilis nauseabunda.

    Sigan sonando, mientras no tomen acciones de las cuales despues viene los llantos y los arrepentimientos, de esos hemos visto muchos, son pateticos verdaderamente.

  • el 8 febrero, 2013 a las 12:32 pm
    Permalink

    Leyendo este articulo me vino a la mente a los senores que hoy son jovenes y que piensan que ellos nunca seran viejos como lo es Fidel Castro en la actualidad, pero eso no es lo mas importante, lo que realmente llama la atencion en este articulo, es la trama que sigue para llevar al lector a una posicion de un sentimiento de lastima con una mezcla de rechazo al lider de la Revolucion Cubana, por su honrosa y loable vejez, despues de tantos anos de lucha, sacrificio y dedicacion al bienestar de su pais y su pueblo.

    Este senor que no es la primera vez que escribe articulos de este tipo, se ha caracterizado por tratar de demostrar que posee capacidad de analsis politico con una mezcla de cinismo, desprecio y sobre todo odio hacia todo lo que signifique patria, amor, dignidad, solidaridad y paz espiritual de la que hoy goza el pueblo de la Isla. Su nivel de miseria humana y su bajo nivel de sensibilidad hacia los ancianos, queda demostrado en este articulo, todo parece indicar que este senor no tiene a sus padres, abuelos y tios vivos, y si los tiene los esconde para que otros cubanos no los vean y hagan con ellos lo mismo que el ha tratado de hacer con Fidel Castro, llevar un sentimiento de lastima y rechazo al mismo tiempo contra el lider de la revolucion cubana.

    La esencia de lo que muestra este senor como ser humano, es su odio viceral hacia el proceso cubano, su total desprecio hacia la persona de Fidel Castro, como una muestra de sus frustraciones personales y politicas y sus grandes ansias de poder sin meritos y sacrificio alguno por el pueblo de la Isla Este senor, pone en boca de otros, o mejor dicho trata de poner en boca del pueblo de la Isla, sus pensamientos y sus forma de actuacion, cuando se refiere al senor Castro, toda una figura nacional e internacional, respetado, querido y admirado por el pueblo de la Isla y otros pueblos del mundo, por su amor hacia el ser humano, hacia otros pueblos del mundo, por sus luchas por la paz mundial, por sus luchas por la liberacion y la union de nuestros pueblos Latinoamericano y Caribenos, por las politicas de solidaridad hacia otros pueblos en esferas tan importantes, como la salud y la educacion, sin olvidar el aporte a la liberacion de otros pueblos del yugo colonial, como el caso de Angola y Africa del Sur, en fin una figura con luz propia, que ridiculiza y opaca, cualquier articulo como este y sobre todo a su autor.

    Recuerde senor Alfredo Fernandez, Fidel Castro, es, fue y sera, aun despues de fallecido, una figura de una talla humana, politica, etica y moral, que de usted solo mencionarlo, lo convierte a usted en un pigmeo politico, etico y moral. Fidel aun anciano, senor mio, inspira respeto,amor y sobre todo admiracion por su obra, que nada ni nadie podra opacar con articulos como este.

    Que el Padre Azul y su Hijo el Hombre de Galilea siempre nos de fuerza, amor y luz para continuar con nuestras luchas.

  • el 8 febrero, 2013 a las 9:00 am
    Permalink

    El amor y las mieles del poder fueron al campo un dia y mas pudo las mieles del poder que el amor que te tenia. Toda la gloria del mundo cabe en un grano de maiz.

  • el 8 febrero, 2013 a las 7:16 am
    Permalink

    Independientemente de que no lo veo como un heroe, que para mi solo fue un hombre con virtudes y defectos que no supo reconocer que su tiempo de mandato habia acabado hace mucho tiempo atrasy simplemente se aferro a el, creo que es normal que se le ponga en television, no es cuestion de odios ni reconocimientos, es simplemente como es la vida, la vida pasa cuenta a todos y todos debemos ver las cosas tal y como son, esto es mas de lo mismo, no lo veo como odio ni como triunfalismo gubernamental en Cuba. Hay que entender que el tiempo pasa para todos sin distincion de laureles.

  • el 8 febrero, 2013 a las 5:34 am
    Permalink

    Yo tambien creo que sacarlo a la vista en esa facha es para acabarlo de denigrar, de decirle al pueblo: helo aqui, hecho un guiñapo, ya no cuenta en el pais. Aunque no soy su fan, creo que ancianos asi deben de verdad retirarse a sembrar maticas o a hacerle cuentos a los nietos. Pero parece que en Cuba hay una competencia a ver quien aguanta mas: Alicia casi paralitica, ciega y bailando, otra vedette de 90 haciendose facelift y haciendo como que canta, y este cro aun listo a dar su vida por la revolucion. Patetico

  • el 8 febrero, 2013 a las 1:17 am
    Permalink

    Alfredo, no te metas con Fidel Castro. No hace ninguna falta. Además mucha gente le admira y le puede molestar.

    Efectivamente, a Fidel Castro se le acaba el tiempo, mientras que vosotros, los jóvenes cubanos, tenéis un montón de tiempo. Por tanto aprovechadlo, porque pronto el poder será vuestro.

  • el 7 febrero, 2013 a las 9:20 pm
    Permalink

    Frank, lee de nuevo, esa frase forma parte de una negación…

  • el 7 febrero, 2013 a las 7:13 pm
    Permalink

    “mejora economica y social sin precedentes” ese si es el mejor chiste ademas de ver al coma……andante!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *