Cuba: el lugar ideal para terapias de desconexión

Alfredo Fernández

El Malecón habanero.

Dudo mucho que otro país del hemisferio occidental tenga condiciones tan ideales para el ejercicio de “Terapias de desconexión” como Cuba.  Resulta que la mayor isla del Caribe, a casi veinte años de la oficialización de Internet como medio de comunicación indispensable a la humanidad, se mantiene al margen de la Red de Redes.

En Cuba es sencillamente imposible al ciudadano común conectarse a la Web desde su hogar, para hacerlo tendrá que acudir a un hotel donde una hora de conexión puede costar casi la mitad del salario mínimo, quedando así buena parte de la población excluida del indispensable servicio.

Por otra parte, los altos precios de la telefonía celular hacen del móvil más un GPS que un facilitador de la comunicación, 46 centavos C.U.C el minuto no deja espacio para enamorar. Timbra un celular y es muy fácil escuchar:
– Sí, está bien. Chao.

Por esto, cuando hace dos meses supe que un amigo que vive en España enviaría a su hija de 14 años en las vacaciones a Cuba, tomando la isla como pretexto para desconectar a la niña tanto de su celular como de Internet, automáticamente pensé que ahí pudiera haber un jugoso negocio para el estado cubano, el cual podría asombrar al mundo del turismo de salud, con una inusitada oferta para pacientes adictos a Internet y celulares.

Dos posibles slogans de la campaña se me antojaron así:

– “Cuba: La mayor de las Antillas, siéntase lejos de Occidente estando como nunca en él”
– “Cuba: Donde los desconectados felices, esperan por su desconexión”

Estos pacientes contemporáneos bien pudieran ahorrarse los caros tratamientos de clínicas europeas y norteamericanas. Aquí les bastará con sentarse en el Malecón, hacer amigos y a la vuelta de una semana, como cualquier otro cubano, desconocerán el agobio de quien hoy no se ha conectado, o ignoraran el sufrimiento de ese que usa su móvil a modo de oficina.

Pienso que el Estado ahora que con su nueva política de lineamientos pretende hacer negocios de carácter verdaderamente rentables, debe de aprovechar estas “fabulosas condiciones” para adentrarse en un empresa que recién comienza, las “Terapias de desconexión”.

En lo personal creo que Cuba tiene como ningún otro país grandes posibilidades de ser una plaza insigne en este negocio.

Alfredo Fernandez

Alfredo Fernandez: No me fui de Cuba, pues uno no se marcha de donde nunca ha estado. Luego de gravitar por 37 años en esa extraña isla, logré pisar tierra firme, sólo para comprobar que no he llegado a ninguna parte. Quizás y nunca perteneceré a sitio alguno. Ahora vivo en Ecuador, pero por favor, no me crean del todo que ando donde digo, mejor localícenme en la Cuba de mis sueños.


6 thoughts on “Cuba: el lugar ideal para terapias de desconexión

  • el 28 agosto, 2011 a las 12:41 pm
    Permalink

    jajajaja muy bueno, y que de paso le den una tarjeta de comida y le quiten toda la plata que lleven y le paguen 500 pesos cubanos, y los pongan a ver la tv cubana y a montar en los camellos…. asi si se van a desconectar!!!!!!!!!!!!!

  • el 27 agosto, 2011 a las 6:31 pm
    Permalink

    Alfredo, muy agudo tu comentario, en estos tiempos en que la tecnologia es cada vez mas necesaria para todo tipo de cosas, , es necesario un poco de desconexion, pero inevitablemente tenemos que seguir adelante y no quedarnos con un lenguaje y cultura analfabeta de actualizacion.

    y si los slogan estan muy buenos, un saludo y suerte.

  • el 27 agosto, 2011 a las 7:31 am
    Permalink

    Me gusto mucho tu post comico e ironico y los slogans publicitarios buenisimos

  • el 27 agosto, 2011 a las 4:38 am
    Permalink

    Creo que el mundo,moriria..sin los celulares..hasta un niño de 6 años que empieza el Cologio o la escuela tiene un celular ,cada vez mas moderno…con internet..en Fin..Un demonio” dentro en aparatico,
    Mi hijo mejoro sus notas el año pasado ppor medio del Internet…pero la verdad…que tambien es un demonio.saludos

  • el 26 agosto, 2011 a las 8:57 pm
    Permalink

    Interesarte la nota de alfredo, irónica, simpático y con su verdad escondida. Pero, querido alfredo, !cuídate! porque la precaria economia cubana puede hacerte caso. Pide derecho de autor.

  • el 26 agosto, 2011 a las 5:19 pm
    Permalink

    Me he sentido muy identificada. Soy una periodista y blogger vasca enganchadísima a las redes sociales. Soy consciente de la sorna que transmite el artículo y de lo burgués que resulta sentirse aliviada por la desconexión que exige un país en el que su población se encuentra privada del acceso a las nuevas tecnologías. En todo caso, yo creo que ni aunque hubiera conexión por todos lados, hubiera usado internet más de lo que lo hice (media hora=3 CUC) en mis tres semanas en Cuba. Nada como el Malecón para olvidarse de todo, sí señor.

    Confío en que el pueblo cubano pueda disfrutar pronto de internet a precios asequibles, porque está siendo una fuente fundamental de información y un medio estupendo para el activismo. Pero ojalá podáis evitar nuestros excesos. Hemos llegado a un punto en el que un grupo de adolescentes que están pasando el rato, apenas hablan porque se dedican a meterse en el Facebook con su móvil. Ojalá encontremos un equilibrio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *