Cuba como una leyenda

Alfredo Fernández

Foto: Caridad
Foto: Caridad

HAVANA TIMES — Llego a la terminal de ómnibus de Lago Agrio en la Amazonía, preocupado porque no había comprado con antelación el boleto para Quito, y aunque me habían dicho que no hacía falta, soy un perro de Pavlov que nada más entro a una terminal y acto seguido pienso que voy a permanecer en ella por horas e incluso días, pero al momento me doy cuenta de que esa es una preocupación exclusivamente cubana.

El ómnibus para Quito está a punto de salir y le sobran asientos, aunque si lo deseo, también puedo abordar el próximo que lo hará dentro de media hora.

Dentro del ómnibus le pregunto al señor a mi lado algo como: ¿a qué hora llega la guagua a Quito?, acto seguido me pregunta qué es para mí una guagua, le respondo, él sonríe y me explica que en el Ecuador guagua son las niñas.

Le cuento de mi procedencia a este ingeniero del petróleo que con un salario que invariablemente sobrepasa los 2000 dólares mensuales no me cree de cómo es la vida en Cuba y que remata diciéndome “que ojalá Correa se nos convierta en un Fidel”.

El viaje a Quito significa la escalada a 2800 m de altura por carreteras con vistas impresionantes, de ahí que no me fue difícil apartar la mirada de este señor que deseaba semejante destino para su país.

Con mi mirada clavada en las bellas cimas de las cordilleras de los Andes, así como en sus interminables precipicios, no dejaba de interrogarme por el hecho de cómo hacer a alguien descreer de una leyenda.

Aquí he conversado con personas de diferentes nacionalidades, que nunca han visitado Cuba, pero que creen conocerla mejor que yo, que me desmienten todo el tiempo de lo que les cuento, de todo lo que viví en la Isla. Para ellos cuando menos soy un exagerado, eso por no pensar que puedo resultarle un mentiroso.

¿Cómo se destruye una leyenda? ¿En qué momento el proceso comenzado en Cuba en 1959 obtuvo calidad de mito? Es casi imposible explicar lo que pasa hoy en Cuba sin encontrar detractores, gente que no aceptaría en su vida 24 horas de lo que pasamos los cubanos, sin embargo se muestran repletos de argumentos para comprender que no tengamos derecho a acceder libremente a Internet, a estar el tiempo que queramos fuera del país sin perder nuestros bienes, o que una vez residentes en el exterior no podamos invertir en Cuba.

Gente que entiende eso y mucho más, como los abusos que se comenten impunemente contra la oposición interna. Con casi todas las personas con que he hablado son grandes opositores de sus gobiernos, los cuales en el 100% de los casos fueron electos democráticamente.

El ómnibus en medio de una fría y lluviosa neblina va entrando a una ciudad de Quito que las montañas hacen lucir imponente en su arquitectura, ahora sin nada que envidiarle a La Habana.

El señor se baja antes que yo y se despide de mí, después de todo alegre, pues nunca le refuté su opinión, yo en cambio le devolví el despido con el firme deseo, de que por su bien, su  “anhelo”, nunca se le haga realidad.

Alfredo Fernandez

Alfredo Fernandez: No me fui de Cuba, pues uno no se marcha de donde nunca ha estado. Luego de gravitar por 37 años en esa extraña isla, logré pisar tierra firme, sólo para comprobar que no he llegado a ninguna parte. Quizás y nunca perteneceré a sitio alguno. Ahora vivo en Ecuador, pero por favor, no me crean del todo que ando donde digo, mejor localícenme en la Cuba de mis sueños.

Alfredo Fernandez has 175 posts and counting. See all posts by Alfredo Fernandez

8 thoughts on “Cuba como una leyenda

  • llegue a esta pagina recomendado de un excelente amigo cubano que gracias a Dios y a su tenacidad hoy esta fuera de Cuba, aunque ha sido duro para el dejar su terruño me hace ver como hay ecuatorianos que sin conocer la dura realidad de los cubanos, hablan de un paraíso donde la vida de tos cubanos es miserable en todo sentidos,

    esperemos que los cubanos reaccionen y puedan liberarse de esa lacra socialista que ha mantenido generaciones de cubanos en una esclavitud , y hacen creer que es culpa de los USA siendo los diriigentes individuos que tienen miles de millones de dolares en sus fortunas personales mientras al pueblo lo mantienen con 20 cuc para atender sus necesidades básicas

    quisiera que los cómodos que opina que cuba es un paraíso social, vayan a vivir por lo menos 6 meses a ver si regresan o se quedan en su idílico paraiso

  • Es verdad, nadie sabe lo que verdaderamente pasa en Cuba excepto que vives alla, o tengas familia amiga como es mi caso, lo que se vende de CUba al exterior es una cosa bien diferente a lo que pasa, y es como todos, en mi pais Argentina , algunos seudo comunistas de camionetas 4×4 o viviendo en regios departamentos,,,,,siguen hablando del paraiso que es Cuba, aunque no se si vivirian con 20 cuc al mes,,,,,,y es difícil hacerles ver la realidad, he discutido con muchos, pero ya tienen le chip puesto……o solo miran Telesur

  • Cada pais tiene sus defectos y sus virtudes y cada forma de gobierno tambien los tiene. Cuba es un pais y tambien tiene virtudes y muchas, los que niegan esto deberian buscar las estadisticas en desarrollo social que tiene Cuba y compararla con las del resto del mundo y verian algo asombroso para un pais pequeno, subdesarrollado y bajo una guerra economica de mas de 50 anos por el pais mas poderoso del mundo y sus aleados, los que lo niegan sabran por que lo hacen, pero no traten de enganar a nadie, o digan o digan un pais donde haya mas “democracia y libertad” que en Cuba y se le mostraran tambien los males tremendos de ese o esos otros paises que por demas disfrutan de la ventaja de ser subditos del imperio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *