“¡Estudia, estudia!”

Alfredo Fernández

Hailé Selassié. Foto: wikipedia.org

Una nada buena obsesión me hace buscar y buscar en las lecturas del pasado a ese atrayente dato que le aporte algo a mi curiosidad por aquel momento histórico que no viví, pero que igual me resulta tan interesante como éste presente que no siempre logro desentrañar.

De ahí que por estos días el libro que me ayuda a remediar mi  extraña relación con el pasado sea el clásico del genero de entrevistas, “Entrevista con la historia” de la genial periodista Oriana Fallaci (1929-2006), al tiempo que trato de insertarme en este presente no menos incomprensible kilobits a kilobits, con cuanto formato alternativo de la Web me encuentro.

Resulta que Fallaci para una de las entrevistas de su excelente libro, se fue hasta la Etiopía de principios de los años setentas para entrevistar al entonces “Emperador Primero” Hailé Selassié.

Y es increíble la manera de como en estos días, pasado y presente se me unen, de como La Habana de hoy se me asemeja a la Addis Abeba de entonces, y no precisamente por sus estilos arquitectónicos, ni por lo corroído de aquella Addis Abeba y de esta Habana, sino por las idénticas recomendaciones que le hicieran el dictador Selassié y la demócrata sexual Mariela Castro Espín a dos mujeres indiscretas y preguntonas, como bien lo pueden resultar aquella periodista italiana o esta bloguera cubana.

Así, la primera “recomendación” fue dada en la citada entrevista por el Emperador Etiope a Fallaci, quien más que acostumbrado a sus eternos aduladores, durante el encuentro con la estrella del periodismo no daba crédito a las preguntas sobre temas tan difíciles para él como: derechos de los ciudadanos, la economía del país, o la oportunidad a los jóvenes de dirigir.

Por lo que respondía siempre, o bien con bramidos, o bien con expresiones de asombro que invariablemente concluían con la misteriosa recomendación a la Fallaci de, ¡Estudia, estudia!,  quien indignada con el Monarca, no paraba de preguntarse ¿qué tengo que estudiar?

Mariela Castro, directora del Centro Nacional para la Educación Sexual (CENESEX), foto: Kaloian from Alma Mater Magazine

Días atrás la bloguera Yoani Sánchez desde los 140 caracteres que permite  Twitter, lanzó una pregunta a Mariela Castro (Directora del Centro Nacional de Educación Sexual) relativa a la excesiva demora en el arribo de oportunidades para los ciudadanos.

Oportunidades que por demás resultan tan legítimas y necesarias como los derechos de los homosexuales. La pregunta de Sánchez en cuestión fue. ¿Cuándo los cubanos podremos salir de los otros armarios?

Asombrosamente, Mariela al responder se apartó de su dulzura habitual para reaccionar al estilo de Selassié, y de paso recomendarle a la atrevida Twitter-blogger,  “!Estudia, estudia!.”

Para Fallaci, “La característica más irritante de los tiranos es que carecen de fantasía” como si para ellos los demás, estuvieran condenados por siempre a la categoría de súbditos.

Sánchez, al contrario de Fallaci, aceptó la sugerencia de Mariela al punto de expresar: “lo haré y lo seguiré haciendo incluso cuando mis ojos no distingan los renglones de los libros y mis dedos reumáticos no puedan escribir sobre un teclado.” Para luego manejar la no remota posibilidad de tomar un té junto a Mariela e incluso de estudiar con ella.

 

Alfredo Fernandez

Alfredo Fernandez: No me fui de Cuba, pues uno no se marcha de donde nunca ha estado. Luego de gravitar por 37 años en esa extraña isla, logré pisar tierra firme, sólo para comprobar que no he llegado a ninguna parte. Quizás y nunca perteneceré a sitio alguno. Ahora vivo en Ecuador, pero por favor, no me crean del todo que ando donde digo, mejor localícenme en la Cuba de mis sueños.


8 thoughts on ““¡Estudia, estudia!”

  • el 26 noviembre, 2011 a las 8:57 pm
    Permalink

    En efecto, Mariela no es la que va a solucionar los problemas de Cuba. Como dice un comentario más arriba: hay que tocar en otra puerta. Pero si con su actitud muchos se sienten que le han devuelto su dignidad, pues bienvenida sea.
    Quizas a Mariela le pasa como a esos profesores que cuando no saben qué responder le dicen a sus alumnos !estudia, estudia! Y así salen del apuro.
    No sé si está bien o mal pero excelente, de nuevo, ( quizás el no se da cuenta) la ironía de Alfredo al referirse a Mariela Castro como “demócrata sexual”.

  • el 26 noviembre, 2011 a las 5:15 pm
    Permalink

    Pero creo que lei algo de ella en Cuba,creo que es Italiana(disculpen si estoy) errado creo que narro algo sobre la matanzas de Palestinos en los campos de refugiados en el Libano por parte de Israel ,pero no recuerdo bien si era un libro ,si alguien conoce el detalle me lo hace saber “por favor”pero dicen que cuando lo “destronaron hasta el inodoro era de oro,y el pueblo en la ignorancia y en la pobreza…pero en mi opinion particular Mariela no fue agresiva,cuando escribe “Estudia Estudia”..quizas ? quiere decirte estudia la “historia” del tema?…saludos

  • el 26 noviembre, 2011 a las 10:04 am
    Permalink

    Maria Silva:
    Lo que quise decir es que Yoani debería ya estar convencida de que Mariela no es la puerta donde debe tocar. Como observadora crítica del acontecer nacional que es le correspondería entender que esa insistencia con el mismo tema y con la misma persona puede resultar contraproducente, y hasta parecer inquina personal, o mero deseo de sabotear. Lo de las iluminaciones lo entrecomillé porque me gana la impresión de que Yoani anda pidiendo peras al olmo.

  • el 25 noviembre, 2011 a las 10:43 am
    Permalink

    Isidro,

    Quizas Mariela no represente al Gobierno del pais para darle a Yoani esas “iluminaciones” ( no se por que las comillas) , pero la arrogancia con la que le responde ( incluyendo insultos) si es tipico de una heredera al trono de cualquier emperador totalitario ( y sin comillas)

  • el 25 noviembre, 2011 a las 6:03 am
    Permalink

    Oriana Fallaci se hizo famosa cuando la obligaron a ponerse un velo para poder entrevistar al Ayatolá Jomeini en Irán. Nada mas comenzar la entrevista se quitó el velo y empezó a bombardearlo con toda clase de preguntas complicadas.

    Creo que el ayatolá pasó el peor momento de su vida.

    Se lo merecía.

  • el 25 noviembre, 2011 a las 1:19 am
    Permalink

    Alfredo, algunas precisiones:
    Primero lingüísticas: El nombre con que el Ras Tafari Makonen fue coronado, Haile Selassie, cuya traducción del amárico al castellano sería “Poder de la Santísima Trinidad,” no lleva acentos. La pronunciación de ambas palabras es llana.
    Segunda, históricas: No me parece muy feliz la comparación del llamado León de Judea con Mariela. Para empezar, el emperador vivía convencido de que “cuando algo cambia en un sentido, todo cambia en todos los sentidos.” Por eso desestimuló en todo lo que pudo la promoción de la cultura, ayudando a mantener a casi tres cuartas partes de la población etiope en el analfabetismo crónico. Se las quiso dar de modernista en cierta medida, pero ni siquiera fue capaz, o quiso, eliminar la esclavitud. en su país, en pleno siglo XX , además de preservar la categoría de siervos para millones de sus coterráneos. Con esa frase de “estudia, estudia”. le quería decir a la Fallacci que todo estaba bien así. Que él ya había hecho más que suficiente por su pueblo, el cual supuestamente lo adoraba hasta que lo depusieron los militares en 1974, tras una ola de protestas populares por el alza en el precio de la gasolina.
    La Falacci hizo buenas entrevistas, pero quien de verdad desnudó a Selassie, y a todos los macabros mecanismos con los que desde su corte mantenía al país en el oscurantismo, fue el polaco Ryszard Kapuściński, con su libro El Emperador (la historia del extrañísimo señor de Etiopía),
    En cuanto a los encuentros Mariela-Yoani, estos ya se han convertido en lugar común, mediante los cuales la segunda espera que la primera le muestre los caminos hacia la salvación del país.
    Considero que, por muy hija que sea del Presidente, no corresponde a Mariela ofrecer esas “iluminaciones” a Yoani, desde su puesto como directora del CENESEX. En todo caso, que vaya al Consejo de Estado.

  • el 24 noviembre, 2011 a las 11:35 am
    Permalink

    Otra vez le ha ganado Yoani. ésta es la segunda parte perfecta de un post que escribiste hace un tiempo sobre ambos personajes. Lamento que podrán venir terceras, cuartas y quintas…No quieren dialogar; o más bien, se puede dialogar de lo que quieran ellos.

  • el 24 noviembre, 2011 a las 8:31 am
    Permalink

    Me encantó tu post Alfredo. La necesidad es creo una de las más importantes motivaciones a la búsqueda de soluciones y a la mejora del intelecto. Sucede que los dictadores, las personas que deciden, que usan el poder, dejaron de necesitar resolver cosas, por tanto su creatividad disminuye a medida que aumenta su poder. Quizá por eso los que luchan por el poder son personas tan creativas. El peligro de la cuestión reside en el poder, el poder que limita nuestra creatividad cuando usamos el poder de los demás. Así que: !!!!Abajo el que suba!!! !!!Viva la Libertad!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *