Vladimir Garcia y Ciego de Ávila 3-2 sobre Industriales en primer juego

Ray Otero*

El derecho Vladimir García poco caso hizo al cartel de sus espaldas y mandó un mensaje claro a Industriales con su triunfo de 3-2 sobre estos en el Juego #1 de la Final de Cuba 2012. (Foto: Yamil Lage)

HAVANA TIMES — Sorpresa para muchos, alegría para otros pero la Gran Final de Cuba abrió este domingo con un triunfo cerrado de 3-2 del colectivo de Ciego de Ávila sobre Industriales, en el Juego #1 de un total de 7 programados, que definirán el campeón de Cuba 2012 y que hoy demostró que en béisbol no hay rival pequeño.

Fue un gran espectáculo, interrumpido por la caprichosa lluvia, pero definido en el último tercio del encuentro y en donde los dos rivales lo dieron todo por el triunfo. Muchos – sobre todo la prensa – aseguraban que la final por muy difícil que fuera siempre sonreiría al elenco de la capital de Cuba, Industriales, y lo cierto es que hoy Ciego de Ávila y su principal lanzador, el derecho Vladimir García, demostraron que la historia pudiera tener que ser re-escrita.

Ambos mentores así mismo lo reconocieron al terminar el partido y durante la conferencia de prensa. Mientras Machado se mostró más eufórico por el merecido triunfo, observando que siempre le ha dicho a sus muchachos que el terreno es el que dice la última palabra y que para nada ninguna afición, por muy grande que sea – como la de hoy con 55,415 aficionados – debe interponerse en el camino de estos, que ellos juegan contra jugadores y al final, estos son los que definen los encuentros. Por su parte Vargas era más discreto en sus opiniones, amén de la derrota experimentada, y solo decía que ambos elencos son grandes y que se había jugado un gran encuentro.

Y es cierto, muchas cosas había que probar con la celebración de esta Final de Cuba completamente atípica. Industriales era el elenco menos comprometido con su accionar, a fin de cuentas 12 campeonatos adornan las vitrinas de su elenco y durante la historia de nuestras Series Nacionales han demostrado de todo a su afición y a rivales. Pero Ciego era otra cosa, por segunda vez llegaba a una etapa como esta – ambas de manera consecutiva – y el compromiso ahora era mejorar lo hecho un año antes, o sea simplemente el campeonato. Al menos uno de los principales ejes del elenco, su lanzador estrella Vladimir García, necesitaban se comportara a gran altura y en este primer juego Vladimir cumplió con la confianza depositada en él. Pero todavía queda un camino largo por andar.

Es valadero lo que la misma afición puede pensar después de este juego inicial, esto acaba de comenzar y en el papel no hay nada escrito, pero ojo, Ciego mandó un mensaje claro en patio ajeno, no serán el manjar que muchos esperaban y al parecer la experiencia de la pasada contienda no desean se repita. Los avileños, con su lanzador estrella en el montículo, actuaron hoy como campeones, mañana con cualquiera que suba nuevamente a la colina de los lamentos en el estadio Latinoamericano pudiera escribir la segunda página de una historia que no comenzó ahora, sino que dio inicio cuando Pinar del Río sacó el out 27 de la Postemporada 2011 para dar fin a la misma. Lo de Ciego a mi entender, es en serio.

Vayamos al encuentro

El partido se inició tranquilo por ambos bandos con los dos lanzadores retirando de 1-2 y 3 la primera entrada. Mientras, en la segunda Odrisamer no experimentaba nuevamente problemas, pero Vladimir se metió en uno de sus peores momentos del juego, al primero propinar pelotazo a Serguei Pérez, su torpedero Yorbis Borroto cometer error en rolata de Yasmani Tomás y él mismo cometer un “wild pitch” que ubicó corredores en tercera y segunda, pero el derecho supo dominar al receptor Lisbán Correa en línea a las manos del segunda base Mario Vega.

Para Despaigne la tercera entrada fue muy parecida a la experimentada por Vladimir. Issac Martínez inició el inning con sencillo, se corrió a segunda en rolata de Lisdey Díaz a primera, para después moverse a tercera en error del mismo Despaigne en fildeo en primera base. Pero el capitalino dominó a Raúl  González en roletazo a tercera que forzó a Martínez en “home plate” evitando la doble jugada y terminó ponchando al oportuno Mayito Vega.

El cuarto inning para ambos corrió por la misma vía, de 1-2 y 3 y el quinto, nuevamente de manera curiosa, corrió muy similar. En esa entrada Ciego abrió con sencillo de Yorbis Borroto, pero Despaigne dominó a Issac Martínez y Lisdey Díaz por ponche y a Ricardo Bordón en rolata a sus manos. Por su parte Industriales inicio el quinto con sencillo de Yasmani Tomás al derecho, pero Vladimir respondió dominando a Carlos Tabares y Lisbán Correa en elevados al derecho y a Raiko Olivares en elevado al campo corto.

A la izquierda el tercera base Raúl González, productor del doble que trajo la carrera decisiva del encuentro en el 7mo episodio. A la derecha el lanzador derrotado Odrisamer Despaigne quien realizó una honorable faena en el Juego #1 de la Final de Cuba. (Fotos: Yamil Lage)

Para Despaigne en el sexto hubo solo la amenaza del doble de Rusney Castillo al izquierdo, pues el derecho retiró a Yorelvis Charles en roletazo a las manos del segunda base Torriente para dar fin a la entrada.

Vladimir retiró el sexto de 1-2 y 3, su cuarta entrada retirada por esta vía, y hasta ese momento solo el indiscutible de Tomás al derecho en la cuarta había sido lo único permitido por el derecho.

Sería entonces cuando la impertinente lluvia arribó sobre la capital de Cuba, pero esta no hizo mover un aficionado del Latinoamericano, por más que la demora tomó por encima de una hora de duración.

Finalmente las actividades se reanudaron con el inicio del séptimo episodio, inning que al final resultaría protagonista de la decisión del choque. Despaigne abrió permitiendo sencillo de Yoelvis Fiss por el campo corto a lo que Yorbis Borroto se sacrificó en primera sin asistencia, moviendo a Fiss a segunda en busca de una desesperada anotación inicial. El alto mando Azul respondió con boleto intencional a Issac Martínez, una jugada no muy aplaudida ya que aunque se buscaba el out en cualquier base y una jugada salvadora de “double play” la realidad es que con el marcador aún sin carreras el colocar otro hombre en bases podía aumentar el daño de haber alguno. Y efectivamente, todo se complicó cuando Lisdey Díaz respondió con sencillo en elevado al centro y con ahora las bases llenas, el lanzador Despaigne cometió “wild pitch” para la que rompía el celofán anotada en las piernas de Fiss. La segunda llegaría por “passball” del receptor Correa para un 2-0 que parecía infinito con el pitcheo de Vladimir García en el encuentro, pero en realidad sería el doble de Raúl González al derecho el que terminaría empujando a Lisdey Díaz con la tercera y al final decisiva del choque.

Industriales no se quedaría con los brazos cruzados y la respuesta se haría sentir al momento. Malleta abrió la parte baja del séptimo con sencillo al derecho, Serguei Pérez falló en rolata a segunda pero llevando a segunda base a Malleta, quien avanzaría a tercera por un “wild pitch” del derecho avileño. Desde esa almohadilla Malleta anotaría la primera de Industriales al fallar Yasmani Tomás en roletazo a las manos de Mario Vega.

Ciego amenazó en el octavo cuando Rusney Castillo abrió el mismo sonando su segundo indiscutible del choque y robando segunda. Pero Despaigne calmó todo con ponche a Charles – su sexto del juego –, dominando a Fiss en elevado al derecho y a Borroto en rolata por tercera base.

Sería la última entrada del derecho de la capital que terminaría completando 8 entradas con 7 indiscutibles concedidos, 3 anotaciones limpias, 6 ponches y una base, para cargar así con su derrota 9 de la temporada – su primera de la Postemporada 2012 – con 17 triunfos.

En el octavo Vladimir García concedió dos boletos – a Olivares y Chirino – pero Juan C. Torriente falló en línea a sus manos, que terminaría siendo “doble play” y que pesaría mucho en la derrota de los muchachos de Lázaro Vargas.

En el noveno Industriales logró descontar una y por poco decide el choque a su favor. Ya con un out, Malleta recibió pelotazo pero Serguei Pérez fue dominado en roletazo al lanzador que movió a Malleta a segunda, desde allí el inicialista anotaría empujado por el sencillo al centro del joven Yasmani Tomás, este último quien le sonó 2 de los 3 indiscutibles permitidos por Vladimir en todo el choque. Con la entrada de Carlos Tabares en el cajón de bateo, ya con dos outs en la pizarra, el choque viviría un momento de tensión, al Tabares disparar batazo largo que se fue del parque pero de “foul” por la banda izquierda y que levantó en el Latinoamericano a seguidores y rivales de los Azules. Finalmente Vladimir terminaría dominando a Tabares en línea al derecho para el out 27 del encuentro enmudeciendo a todo un estadio que no se cansó de apoyar a su elenco.

Así el derecho avileño cumplía con la confianza depositada en él por el muy inteligente mentor Roger Machado y con labor completa de 9 entradas, 3 sencillos, 2 carreras limpias, 1 ponche y 3 boletos más 2 pelotazos, lograba su 19na victoria de la temporada, igualando al derecho Ismel Jiménez de Sancti Spíritus quien terminó este mismo año con marca de 19-5 y al retirado Braudilio Vinent, quien en 1973 produjo marca de 19-4.

Ahora Vladimir está a solo un triunfo de igualar la marca de 20 victorias en una sola temporada, hecho  solo logrado por el derecho de La Habana José Ibar en la temporada de 1998, cuando concluyó con balance de 20-2.

La Final de Cuba continuará este lunes cuando ambos elencos jueguen desde las 8:30 de la noche en el mismo escenario del estadio Latinoamericano el Juego #2. Para tal ocasión los mentores Roger Machado y Lázaro Vargas anunciaron al derecho Osmar Carrero por Ciego de Ávila y al zurdo Ian Rendón por Industriales.

(*) Vea los reportajes de Ray Otero en Baseballdecuba.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *